Jessica Chávez – Simona Galassi (12/12/2015)

Auditorio Blackberry, Ciudad de México, México.

En juego el cinturón mundial femenino WBC del peso mosca.


Como cierre de un año lleno de grandes combates de boxeo femenino, que se encuentra en una innegable alza y posiblemente en su mejor momento, se disputaba un último enfrentamiento mundialista con destacados nombres. Las contendientes eran una «Kika» Chávez considerada por muchos como top libra por libra y una excampeona Galassi que siempre ofrece peleas disputadas. Con todo, en esta ocasión la más joven titular mundial Chávez logró imponerse con suma solvencia y mucha claridad, incluso sin tener que sufrir dificultades notables. Ya en el tanteo que abriría la contienda Chávez mostraría una de las bases de su táctica en esta pelea, puesto que lanzando desde atrás el gancho zurdo abriría la guardia de su más alta rival y lograría entrar conectando la derecha directa. Galassi, por su parte, trataba de conectar eventualmente directos arriba y abajo, golpes que no tenían la necesaria frecuencia para incomodar verdaderamente a su oponente y que eran igualmente contestados por la boxeadora local.


Las entradas y salidas que de forma más constante sostuvo Chávez desde el tercer round pronto desdibujarían a la púgil italiana que veía errados sus golpes por las esquivas hacia atrás de su contrincante, empezando la mexicana al mismo tiempo a ser muy clara en su golpeo con breves combinaciones de hooks y uppercuts. Antes del ecuador de la contienda Galassi ofrecería sus mejores acciones con el 1-2 y el directo zurdo, pero su breve destello sería fácilmente apagado por una «Kika» que contragolpeaba con ganchos arriba de ambas manos y que en el ataque se mostraba infinitamente más agresiva y con una muy superior frecuencia de golpeo. Después de la mitad de la pugna Chávez expandiría su dominio de forma evidente, llegando incluso a empujar hacia las cuerdas a su rival con combinaciones de rectos o de ganchos que a penas lograban ser replicadas aisladamente por la excampeona. Nuevamente, y por última vez, Galassi trataría de entrar en la pelea en el séptimo round, pero los puños al contraataque la volverían a frenar, en esta ocasión definitivamente.


Con Chávez manejando bien la derecha directa encadenada con el gancho zurdo tanto al cuerpo como al rostro y encaminándose ésta hacia una amplísima victoria a los puntos, un inesperado incidente pondría brusco final al combate antes de tiempo. Y es que en el noveno round ambas chocaron sus cabezas teniendo esto como resultado que la más baja Chávez provocó un horrible corte en la ceja derecha de Galassi. La brecha era muy profunda y larga y casi cubría de punta a punta la ceja de la aspirante, por lo que no quedó otro remedio que detener las acciones, recurrir a la decisión técnica y leer las cartulinas, que dieron de forma abrumadora la victoria a Jessica «Kika» Chávez 25(4KO)-4-3. Perfectamente se puede alegar que la excampeona en dos divisiones Galassi 23(4KO)-5(1)-1 no estaba ni de lejos a su mejor nivel y que con su falta de determinación y de ritmo se lo puso muy sencillo a una Chávez que es o la mejor o la segunda mejor púgil de la división mosca. Aun así, y teniendo en cuenta su gran actuación anterior ante Arely Muciño, parece innegable que Chávez pasa por un excelente momento en el que su boxeo ha madurado.


Por ello, ahora mismo parece que sólo un puñado de púgiles tiene verdaderas posibilidades de triunfo ante esta boxeadora, cuyo progreso en algo más de un año ha sido extraordinario. Un de esas rivales realmente duras a las que Chávez se podría medir es sin duda la reina del peso minimosca Ibeth «La Roca» Zamora, que hoy precisamente ve publicadas unas declaraciones suyas en la web del Consejo en las que reitera una vez más su intención de ascender al peso mosca para medirse por tercera vez en su trayectoria a su archirival «Kika». Link al artículo de la WBC. Sea como sea y se enfrente Zamora o a otra célebre boxeadora, parece más que posible que en el 2016 veamos escribirse en la división una de las páginas más brillantes de su historia, materializada a través de duelos muy esperados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *