Jermall Charlo – Wilky Campfort (28/11/2015)

The Bomb Factory, Dallas, Estados Unidos.

En juego el cinturón mundial IBF del peso superwelter.


Como no podría ser de otro modo, más aún ante un boxeador que ocupaba una plaza en el top 15 de la Federación muy cuestionablemente, Charlo no tuvo dificultad alguna para controlar con su jab el enfrentamiento desde los instantes iniciales. Su magnífico directo de mano adelantada, uno de los mejores del circuito mundial, le valió en todo momento para frenar cualquier iniciativa del aspirante Campfort y para comenzar un trabajo de desgaste que no tardaría en culminar. Con un ritmo de combate bastante moderado, Charlo no rompía su guardia ni se descuidaba ni un sólo momento, evitando con pasos atrás los modestos intentos del aspirante con el directo al cuerpo a la vez que aguardaba el momento oportuno para realizar sólidos ataques con el 1-2 y el hook zurdo. Pero era un jab insistente y contundente que entraba entre la guardia de su oponente de forma veloz el que se encargaba de llevar el peso del combate.


Tan pronto como en el segundo episodio, y después de que «Hitman» Charlo conectase un durísimo directo de derecha a la contra, una entrada del haitiano-estadounidense Campfort sería contragolpeada por un seco jab que lo derribaría sobre la lona. En la reanudación, y a pesar de que Charlo podría haber puesto punto y final al combate, el campeón mantendría su conservadora actitud marcando el jab y algún 1-2, atento para esquivar alguna arremetida con directos realizada disuasoriamente por el retador. De todos modos, y aunque pudo escapar de esta primera caída, en el tercer round nuevamente Campfort visitaría la lona, puesto que más jabs y un cruzado zurdo le obligarían a retroceder un tanto precipitado, algo que fue aprovechado por un atento Charlo para conectar un nuevo curvo de izquierda y un uppercut diestro para volver a derribarlo por segunda vez.


En esta ocasión, y después de la reanudación, el titular mundial si se lanzaría a por el knockout lanzando rectos, hooks y uppercuts, pero Campfort todavía resistía y ofrecía algo de respuesta, por lo que Charlo optó por ceder en su empeño y aguardar otro momento para acabar con el combate. Esta disminución de la presión fue aprovechada por «Silky» para lanzar una ofensiva con la que revertir a la desesperada el desfavorable combate, aunque sus intentos con los golpes rectos fueron breves y sin éxito. Al fin en el cuarto round llegó el momento de que la sumamente decantada pelea llegase a su conclusión, desenlace que se produjo cuando Charlo con un jab seguido por un corto uppercut zurdo obligó a poner la rodilla en la lona a Campfort que, cuando el tercer hombre le preguntó si quería seguir combatiendo, señaló que un problema en su ojo derecho le impedía continuar.

Así, por KO Técnico en el cuarto asalto, sin excesivo esfuerzo y prácticamente nulas dificultades, el prometedor Jermall «Hitman» Charlo 23(18KO)-0 retenía su cinturón mundial IBF superwelter por primera vez. Nuevamente, al igual que hiciese ante Bottai o Bundrage, Charlo ofreció un recital de uso del jab, golpe que usa de forma verdaderamente excelente y con el que no sólo toma distancia y fija a sus rivales sino que también desarbola, desgasta e incluso derriba a sus oponentes (en sus dos últimas peleas suma dos knockdowns por jab). Solamente por su manejo del directo zurdo ya sería un oponente temible, pero el hecho de que tenga muchas otras cualidades, como la velocidad, la precisión y, sobre todo, una buena defensa dinámica, le sitúan como el peso superwelter en desarrollo con mayores posibilidades de alcanzar la categoría de estrella. En cualquier caso, es indudable que oponentes como Bundrage y, menos aún, Campfort pueden hacer que logre despuntar como número 1 de la división, por lo que Charlo, consciente de ello, ha señalado que está dispuesto a batirse el próximo año a los mayores oponentes posibles, ante pocos de los cuales no partirá como clarísimo favorito.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios