Ik Yang – César René Cuenca (18/7/2015)

Venetian Resort, Macao, China. 

En juego el título mundial IBF vacante del peso superligero.


El combate se iniciaría con un Cuenca rapidísimo de manos y piernas que girando en torno a su rival le conectaría rectos al cuerpo y rostro así como cruzados de mano diestra, golpes que trataban de ser replicados por eventuales hooks del boxeador local que, pese a carecer de precisión, eran de notable contundencia. Cuando quedaban tan solo unos segundos para el fin del primer round, Cuenca alcanzaba a su oponente con una combinación de rectos culminada con un puño descendente que derrumbó sobre las cuerdas al púgil chino, recibiendo por ello una cuenta de protección. Este mal inicio por parte de Yang trató de ser compensado en el segundo asalto, en el cual salió muy fuerte, pero un tanto descontrolado, lanzado hooks, sobre todo de mano diestra, que le permitieron anotarse uno de los pocos asaltos que sumó a su cuenta durante el combate.


Esto fue así porque Cuenca anuló a su adversario con su magnífico juego de piernas y su estupendo manejo de los golpes rectos, saliendo por el ángulo, jabeando persistente, impactando la derecha al cuerpo y la izquierda a la cabeza y viceversa o simplemente contragolpeando con terrible precisión. Por ello las posibilidades de éxito de Yang, que carecía de continuidad ofensiva, fueron disminuyendo cada vez más y parecía que sólo un acción aislada podía decantar a su favor un combate que se le escapaba. Y ese momento pareció llegar en el quinto asalto, en el cual con un 1-2 y una combinación de ganchos derecha-izquierda dejó un tanto tocado a su rival, que finalmente sería derribado por una derecha directa cuando trató de pasar al ataque.

Aunque el público se puso en pie y clamaban por este knockdown que igualaba notablemente las cartulinas, la reacción de Yang fue sólo un espejismo. De nuevo «El Distinto» tomaría el control de la pelea, por momentos de forma total, girando rápido sobre su rival y descolocándolo con veloces directos con variaciones de altura y en combinación 1-2 y 2-1, sobresaliendo también un excelente directo zurdo aislado que incluso desestabilizó a su adversario en el octavo episodio. Así el boxeador argentino, entrado el combate en los rounds finales, estaba rozando el cinturón mundial, por lo que en el asalto Yang saldría con mucha intensidad en busca del knockout, aunque nuevamente un tanto falto de control, permitiendo a Cuenca contragolpearlo con cierta facilidad. Finalmente, y tras el descuento de un punto al púgil chino por arrojar al suelo a su oponente cuando estaban ambos en clinch, concluía el encuentro, que tenía un claro vencedor.


Con cartulinas de 117-108, 116-109 y 115-110 y por decisión unánime César René «El Distinto» Cuenca 48(2KO)-0 se hacía después de casi 13 años como profesional con su primer título mundial, a la vez que conservaba su record invicto y ofrecía una gran muestra de boxeo técnico. La puntuación de Bastión Boxeo es de 117-108 a favor de Cuenca. Yang 19(14KO)-1 contaba con un peligro evidente y constante, pero fue superado por la velocidad, precisión y buena gestión del espacio de un Cuenca que se afianza como uno de los púgiles más difíciles de batir de la división, a causa principalmente de su elusivo pero notablemente activo estilo de combate. Si bien muchos creen que el argentino todavía tiene mucho que demostrar y que difícilmente podrá mantenerse como campeón en una división con aspirantes como Imam, Provodnikov o Peterson, no se debe subestimar a un púgil de gran habilidad que con 48 triunfos y la asombrosa cifra de casi 400 rounds disputados cuenta con una veteranía y un boxeo sumamente sólido. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios