Ibeth Zamora – Esmeralda Moreno (5/9/2015)

Centro de Espectáculos del Recinto Ferial, Metepec, México.

En juego el cinturón mundial WBC femenino del peso minimosca.


Las dos boxeadoras más destacadas de la división del peso minimosca en la actualidad se enfrentaban por tercera vez en sus carreras, tratando de demostrar definitivamente quien de ambas era la mejor y por lo tanto merecía el título de reina de la categoría además del prestigioso cinturón verde y oro, poseído por Moreno antes de que Zamora lo adquiriese. Como no podía ser de otra manera, siendo precedido dicho duelo por tanta competitividad entre ambas, el tercer combate Zamora-Moreno volvió a ser duro y disputadísimo. Inicialmente la retadora mandatoria Moreno, tras unos cruces de golpes un tanto desordenados, marcaría la diferencia con un buen gancho zurdo impactado con contundencia al menos en un par de ocasiones a la vez que se quitaba algunas de las manos de su rival, algo que le sirvió para anotarse el primer round. La respuesta de Zamora llegaría inmediatamente, ya que en el segundo asalto saldría muy fuerte lanzando combinaciones de ganchos, aunque estos fueron en parte igualados por las contras en directo y curvos de la aspirante.


De todas formas, a pesar de que la pelea se estaba desarrollando pareja y con puños claros anotados por ambas, la campeona Zamora había llevado el enfrentamiento a su terreno, tomando una apreciable ventaja. Esto fue así gracias a su superior ritmo y volumen de golpes, que le servía para conseguir una diferencia en los intensos y habituales cruces de puños. Y es que sus derechas directas, ganchos de mano adelantada y uppercuts eran emparejados por buenos hooks diestros de Moreno y por igualmente efectivos ganchos zurdos. En cualquier caso, pese a lo cerrado del choque, Zamora estaba distanciándose también en las cartulinas, algo que llevó (una vez que se anunciaron por megafonía las tarjetas provisionales de los jueces) a que «La Joya» reaccionase intensificando sus acciones y conectando potentes ganchos y uppercuts en corta.


A pesar de que Zamora contestaría en el sexto asalto con muchos ganchos de ambas manos, replicados por una valerosa Moreno, la retadora se haría con un séptimo y un octavo episodio en los que se mostraría más precisa que su rival y la alcanzaría con secos jabs y ganchos, además de una dura derecha directa que incluso llevó momentáneamente a la campeona a retroceder. Con todo, «La Roca» (que cayó a la lona en el séptimo por resbalón sin recibir cuenta) es demasiado resistente como para ceder al empuje en una pelea con fuertes cruces de golpes, por lo que ofrecería un buen cierre. Pese al cansancio sacaría fuerzas de flaqueza e impactaría uppercuts y ganchos encadenados, en unos rounds finales que como siempre fueron muy igualados. Al terminar el encuentro se podía esperar, por lo competido del enfrentamiento, incluso una decisión dividida, pero contrariamente los jueces no tuvieron dudas y otorgaron el segundo triunfo en la trilogía a Ibeth «La Roca» Zamora 24(9KO)-5, en esta ocasión por decisión unánime.


Las tarjetas fueron de 97-93, 97-94 y 96-94 de las cuales, sin ser ninguna de ellas demasiado desacertada, parece la más acorde la última, aunque podría observarse perfectamente la posibilidad del empate. Dicho esto, cabe decir que Zamora en general dejó una imagen de mayor dominio, aspecto en el que juega un papel clave su incesante combatividad y elevado número de golpes por asalto. De todos modos Moreno 31(10KO)-8-1 estuvo a la altura de lo que requerían las circunstancias y además de responder con gran efectividad en los intercambios de golpes ante la mejor boxeadora en la distancia corta de la división, dejó algunas buenos detalles de pelea en larga. Por todo ello el Zamora-Moreno fue un emocionante y disputado combate de boxeo femenino, que si bien dejó en muchos momentos relegado el aspecto técnico y el orden combativo, contó con descarnados y valerosos intercambios de golpes casi constantes, algunos de ellos de manifiesta espectacularidad y dureza.


Dejando de lado el desarrollo de la pelea, Zamora conseguía un triunfo que parece el definitivo para que se la considere actualmente la número 1 mundial del peso minimosca. Así, como ya se apuntaba desde hace unos meses Zamora está dispuesta a realizar un ascenso al peso mosca, en el que tratará de replicar sus éxitos, algo que intentará conseguir de forma temprana, puesto que está buscando para su combate de debut en la nueva división a la ganadora del interesantísimo duelo Arely Muciño vs. Jessica Chávez. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios