Fury desposeído de IBF, ordenan Glazkov-Martin, Wilder defenderá contra Szpilka

La agitada situación que la semana pasada se generó en la división del peso pesado parece haber quedado prácticamente zanjada, aunque con una brusca y prevista consecuencia como que, después de 4 años desde el triunfo de Klitschko sobre Haye, deja de haber un triple campeón unificado. Y es que como se esperaba, la voluntad y la obligación de Tyson Fury 25(18KO)-0 de cumplir con su contrato y con una revancha solicitada por el excampeón Wladimir Klitschko 64(53KO)-4(3) (que le supondrá enormes beneficios económicos) le ha llevado a rechazar su combate con el retador mandatorio IBF Glazkov, por lo que dicho organismo le ha desposeído de dicho cinturón. Así, Fury pasa a ser doble campeón unificado WBO y WBA, disminuyendo su carga de obligaciones como monarca considerablemente y abriendo el camino a un nuevo titular.


Esto es así porque la Federación no ha perdido el tiempo y ha ordenado a Vyacheslav Glazkov 21(13KO)-0-1 y al púgil que le sigue en las listas, el noqueador Charles Martin 22(20KO)-0-1, que negocien su enfrentamiento por el cinturón vacante. La duda de si Martin podría estar disponible teniendo un compromiso contraído para medirse el próximo sábado a Dominic Breazeale ha sido resuelta por el primero cancelando su participación en dicho combate, que además del inconveniente del tiempo le podría haber supuesto alguna lesión sumamente inoportuna. Aunque en principio Glazkov y Martin tenían hasta el 8 de enero para llegar a un acuerdo, el equipo de Martin ha decidido rechazar las conversaciones y han optado por pedir una subasta directa, que tendrá lugar el 18 de diciembre. Sin duda un escenario que podría generar nuevas controversias, puesto que producirá en los despachos un nuevo choque entre el magnate Al Haymon y la promotora Main Events, que en varias ocasiones y con malos resultados ya se han enfrentado polémicamente por la organización de destacados encuentros.


Finalmente, si el Fury-Klitschko II es un hecho y el Glazkov-Martin está cerca de ello (aunque con la sombra de la pugna en los despachos), el último frente abierto en los cinturones mundiales ha quedado también concluído. El campeón mundial WBC Deontay Wilder 35(34KO)-0, que se había quedado sin rival al optar Glazkov al mundial IBF, ya ha encontrado oponente para su combate del 16 de enero, que como se rumoreaba ha sido el polaco Artur Szpilka 20(15KO)-1(1), que parece el mayor rival al que el campeón estadounidense se ha tenido que medir desde que se proclamara titular ante Berman Stiverne (que en principio compartirá velada con ellos). Más allá de las afirmaciones de Wilder, que señaló que la pelea Povetkin-Wach en noviembre aplazó sus planes de realizar su defensa mandatoria ante el ruso, se sabía desde hace muchos meses que el estadounidense buscaba un oponente de elevada dureza para preparar definitivamente la defensa obligatoria, un test crucial que al medirse a Szpilka ha visto confirmado. 


Aunque Wilder partirá como favorito, alegado muchos para ello la derrota de Szplika ante Jennings por KO Técnico, el polaco es un púgil hábil y peligroso, joven, en racha de cuatro victorias y que rinde a un buen nivel desde que cambio de entrenador, por lo que debería permitir en caso de que ganará «The Bronze Bomber» evaluar considerablemente su estado de forma y sus posibilidades ante Povetkin.

En definitiva, con la disputa de tres interesantísimos campeonatos mundiales (al que se debe sumar el Chagaev-Browne y otros esperados grandes combates) no cabe duda alguna que se puede esperar un renovado y trepidante 2016 para el peso pesado.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios