Finalmente Carl Froch decide retirarse del boxeo profesional

Muchas dudas sobre su futuro han habido en el último e inactivo año de la carrera del excampeón mundial británico Carl «The Cobra» Froch 33(24KO)-2. Tras vencer en un combate de revancha, y nuevamente con notables dificultades, a su compatriota George Groves en mayo de 2014, los rumores se sucedieron rápidamente, y si bien se empezó a señalar una posible retirada de Froch, fueron mucho más numerosas las habladurías sobre sus posibles futuros rivales: primero fue DeGale, luego Golovkin y finalmente Julio César Chávez Jr., púgil con el que sí había llegado a un acuerdo para que ambos se enfrentarán en marzo. Entonces una nueva lesión de Froch, que ya se había visto afectado por algunas más en fechas recientes, anulaba esta gran oportunidad para que realizase su primera gran pelea en Las Vegas.


En ese momento las dudas volvieron a surgir barajándose principalmente tres opciones, siendo estas el retiro, una pelea con Golovkin o una con Hopkins, púgiles con los cuales inició conversaciones. En los últimos meses la pelea con Golovkin parecía realizable, ya que Froch y su promotor se encargaron de ello al afirmar que era un enfrentamiento que les motivaba mucho a seguir trabajando. Finalmente (y según muchos afirman por no arriesgar a cerrar su carrera con una derrota por KO ante su público), Froch anunciaba hoy que abandonaba definitivamente los rings para empezar una carrera como comentarista en la cadena británica Sky Sports.


«Estoy increíblemente orgulloso de lo que he logrado en el boxeo pero ahora es el momento adecuado para colgar los guantes. No tengo nada más que probar y mi legado habla por si mismo», afirmó el boxeador en una nota en la web de su promotora. Posteriormente ha añadido que las lesiones le estaban pasando factura y que pese a que su deseo era continuar boxeando no había nada que le motivase a seguir haciéndolo.


Después de proclamarse bronce mundial como amateur en 2001, se convirtió en profesional en 2002, alzándose como campeón mundial por primera vez en 2008, venciendo a Jean Pascal por el título vacante WBC supermedio. Tras dos defensas ante Jermain Taylor y Andre Dirrell perdería su cinturón en 2010 ante el también recientemente retirado Mikkel Kessler. Contra Arthur Abraham, ese mismo año, volvería a proclamarse campeón, pero un año más tarde caía en un duelo de unificación contra Andre Ward. Muy afortunado siguió siendo en cuanto a oportunidades, puesto que cinco meses después Froch conseguía un combate por título mundial ante Lucian Bute, a quien vencía para hacerse con el título IBF, cinto que poseería hasta su último combate junto al WBA, poniendo por dos veces ambos cinturones juntos en juego en las duras peleas ante Groves. Con la revancha ante dicho púgil cerraba una carrera en la que, si bien no faltaron resultados controvertidos a su favor, se ha convertido en uno de los supermedios más destacados de los últimos años. Especialmente le recordarán sus compatriotas, que ya empiezan a considerar a Froch una de las grandes estrellas de la historia del boxeo nacional.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios