Estado del peso superligero: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (Última actualización 18/4/2017)

Campeón WBC y WBO: Terence Crawford 30(21KO)-0

El invicto estadounidense Crawford fue quizás el nombre más destacado de la división del peso ligero en el año 2014, categoría en la cual, tras conseguir proclamarse campeón WBO batiendo con solvencia al británico Burns, entró de lleno en el estrellato al vencer por KO Técnico en nueve asaltos y en una espectacular pelea al habilidosísimo, y hasta entonces invicto, Gamboa. Dicho combate, además de abrirle las puertas del top libra por libra, le valió numerosos reconocimientos por parte de los medios, que valoran muy positivamente su potente y veloz boxeo pero a la vez tan sólido y con tan pocas brechas. Tras batir en noviembre de 2014 con amplitud a Raymundo Beltrán, y ser considerado por algunos incluso como el mejor boxeador de la citada temporada, Crawford consideró que había llegado el momento de nuevos retos, por lo que solicitó a la Organización que le dejase pelear por el cetro superligero vacante. El mencionado organismo aceptó la proposición de su campeón ligero, por lo que Crawford se enfrentó en abril de 2015 a Thomas Dulorme al que venció por KO Técnico en el sexto episodio. De todas formas, y aunque su terrible derecha recta se encargó de demoler a su oponente en el citado asalto, su irregular ritmo de combate y su cesión de la iniciativa, que le hizo perder algunos rounds, llevaron a que para algunos analistas surgieran dudas, llegando a pensar que «Hunter» podría no ser tan efectivo en la nueva división. Otros por contra, siguieron pensando que Crawford podría ser incluso la gran estrella del boxeo en los próximos años, debate que sólo se solucionará cuando dicho púgil se bata a un rival de la élite.


Una primera prueba de fuego para dirimir cuál es el lugar de Crawford en el boxeo mundial pareció llegarle con la unificación de coronas WBC-WBO ante el campeón Viktor Postol, al que venció ampliamente a los puntos en un tediosísimo duelo en el que el estadounidense utilizó un boxeo sumamente elusivo. Por ello, la condición de Crawford como top 5 libra por libra no se vio asentada con el triunfo sino duramente cuestionada, aunque posteriormente su abrumadora victoria ante John Molina Jr. en ocho asaltos volvió a introducir su nombre en la pugna por la máxima consideración mundial extraoficial de todos los pesos.

Link al análisis del combate Crawford-Molina


No cabe duda de que Crawford sabe que si quiere convertirse en una de las mayores figuras del pugilisimo mundial necesita una gran pelea ante uno de los nombres más destacados, debiendo aprovechar ahora que su rendimiento está al máximo. Por ello, su equipo inició negociaciones con el de Pacquiao, viendo a éste como un trampolín para sus aspiraciones de convertirse en un indiscutible top 3 libra por libra. Con todo, las conversaciones no llegaron a buen puerto, fijándose finalmente como su próximo oponente el oro olímpico Félix Díaz 19(9KO)-1, un boxeador con mucho menos renombre que el resto de sus posibles oponentes pero que resulta uno de los más completos y complicados. Crawford y Díaz se enfrentarán el 20 de mayo en Nueva York, Estados Unidos.


Por otro lado, no se deben olvidar las dobles obligaciones mandatorias que implica su condición de campeón unificado WBO y WBC.


En la Organización los dos púgiles mejor clasificados son Jason Pagara y Jack Catterall, que podrían alcanzar la condición de retador obligatorio directamente o a través de una eliminatoria. En cuanto al Consejo, Crawford solicitó que se aplazase su defensa obligatoria para que pudiese realizar una defensa voluntaria más, algo que fue aceptado por el WBC, que decretó que, una vez realizada su nueva puesta en juego, deberá medirse al retador mandatorio Amir Imam 19(16KO)-1(1).



Campeón WBA e IBF: Julius Indongo 22(11KO)-0


En la que fue una de las grandes sorpresas de la temporada 2016, el desconocido Indongo, que entraba como víctima propiciatoria para el campeón e imbatido noqueador Troyanovsky, logró imponerse en el mundial IBF superligero con un knockout en el primer asalto que llevó su carrera a las mayores peleas de forma súbita. Prácticamente nadie esperaba su triunfo, menos aún que fuese tan rápido, no pudiéndose olvidar que la Federación ni siquiera tenía incluido a este boxeador en el top 15 en la lista anterior al choque. Sea como sea, y aunque muchos pensaban que en el futuro inmediato le esperaba una derrota inminente ante cualquier púgil, Indongo no sólo se mantuvo como campeón mundial sino que derrotó en unificación de coronas al campeón WBA Ricky Burns, que sin duda lo minusvaloró como rival. La victoria suponía la certificación de un cambio radical en la carrera de Indongo en sólo unos pocos meses, ya que, de desarrollar toda su carrera en su natal Namibia, pareciendo extremadamente improbable que pudiese disputar choques ante la élite del contendido peso superligero, pasó a apuntar, tras dos victorias, a una pelea en Estados Unidos, con una enorme bolsa y ante el top libra por libra Terence Crawford. Todo ello, habiendo demostrado que es un boxeador ágil, veloz y preciso que sabe aprovechar su alcance y su posición de zurdo para generar complicaciones a cualquier boxeador.


En su último combate, disputado en abril de 2017, Indongo dominó completamente a Ricky Burns para imponerse por decisión unánime de los jueces en unificación de coronas y juntar el cinturón WBA del peso superligero con el IBF que ya poseía.

Link a la crónica del combate de Bastión Boxeo en Marca.com


Aunque es un púgil indudablemente peligroso que ya no deberá volver a ser subestimado, Indongo no podrá evitar que muchos críticos sigan pensando que es un objetivo sencillo para los aspirantes destacados, mucho más para un Terence Crawford, campeón WBC y WBO, que desea medirse a él en el último trimestre del año en una unificación total con los cuatro cinturones en juego. Igualmente, antes de este combate, Indongo probablemente tendrá que enfrentarse al retador mandatorio y número 1 del ranking IBF, el temible pegador y destacadísimo prospecto Sergey Lipinets. Si lograse imponerse a éste, posteriormente tendría que verse las caras, en virtud de sus dobles obligaciones como monarca unificado, con el ganador de una eliminatoria final WBA que se disputará el 20 de mayo y en la que combatirán el excampeón ligeroRances Barthelemy 25(13KO)-0y el exretador mundial Kiryl Relikh 21(19KO)-1.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios