Estado del peso pluma: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (Última actualización 13/10/2016)

Supercampeón WBA: Carl Frampton 23(14KO)-0

Con una sólida base amateur, pero con una trayectoria infinitamente menos brillante que la de otros insignes púgiles (obteniendo como su mayor logro una plata en campeonato de la Unión Europea), el norirlandés Frampton tuvo una rápida progresión como púgil profesional, disputando en su 11ª pelea y su segundo año de carrera el título de la Commonwealth. Tras adquirir el mencionado cetro no tardaría demasiado en afrontar duras pruebas, y después de batir al excampeón mundial Steve Molitor en septiembre de 2012 alcanzaría un combate por el título de Europa contra el entonces campeón Kiko Martínez, en un duelo por el nivel de ambos a la altura de un adelantado campeonato mundial. En este primer cruce entre los dos Frampton se impondría en nueve asaltos, lo que motivaría que un Martínez posteriormente coronado como campeón mundial, queriendo desquitarse de esta derrota, le ofreciese un duelo de revancha que se saldaría con un nuevo triunfo para Frampton, en esta segunda ocasión por decisión unánime. Posteriormente, tras realizar dos defensas de su título ante Chris Ávalos y Alejandro González Jr., el campeón IBF supergallo batiría al monarca WBA Scott Quigg para proclamarse campeón unificado, posición de prestigio abandonada inmediatamente para ascender al peso pluma y buscar una nueva corona.


En el que fue su último combate Frampton venció por decisión mayoritaria en una excelente pelea al invicto campeón WBA plumaLeo Santa Cruz 32(18KO)-1-1, logrando con ello contradecir a los pronósticos de la mayoría de críticos, truncar los planes de varios promotores y despuntar como una enorme estrella, sin lugar a dudas al nivel del top 15 libra por libra. Por ello, ahora Frampton se ha convertido en el rival a batir en la división, siendo el objetivo de la mayoría de campeones. De todos modos, antes de que se dispute una unificación, el nuevo titular WBA pluma dará una revancha a Santa Cruz el día 28 de enero. Después, Frampton deberá medirse de forma mandatoria al campeón regular WBA Abner Mares, que según la Asociación tendría asegurado su acceso al mundial absoluto en la primera mitad de 2017. Del mismo modo, dado que en el Frampton-Santa Cruz II estará en juego el cinturón WBC Diamante, el ganador se convertirá en retador obligatorio de Gary Russell Jr., emplazándose así a una interesantísima unificación.

Link al análisis del combate Santa Cruz-Frampton I

Campeón regular WBA: Abner Mares 30(15KO)-2(1)-1

Con una convincente victoria a los puntos ante Jesús Cuellar en diciembre de 2016, Mares consiguió no sólo volver a poseer un cinturón de importancia, en este caso el regular WBA, sino que volvió a posicionarse de manera destacada en la escena boxística mundial. Todo ello sucedía después de que incluso se especulase con una posible retirada de los cuadriláteros, algo que vino motivado por la denegación de la licencia por la Comisión Atlética de Nueva York debido a serios problemas de visión. Sean estas dificultades tan graves como se decía o no, cosa que sólo puede saber el propio Mares, el caso es que tras su igualada y emocionante pelea ante Santa Cruz (ante el que cayó de forma mayoritaria), la victoria ante Cuellar le lleva hacia enormes oportunidades, la más evidente de las cuales es un enfrentamiento mandatorio ante el ganador del segundo combate entre Carl Frampton y Leo Santa Cruz. El acceso al supercampeonato ante de Mares ante Frampton o Santa Cruz debería producirse hacia la mitad de 2017, quedando el ganador situado también como retador mandatorio del campeón WBC Gary Russell, o dicho de otro modo al alcance de una unificación de coronas.


Bastante al margen de todas estas pugnas en la élite, encontramos al último de los titulares de la WBA en el peso pluma, el peruano Carlos Zambrano 26(11KO)-0, púgilsin victorias antes rivales demasiado célebres, que adquirió la posición de titular interino en marzo de 2015 batiendo a Daniel Ramírez y que realizó su primera y única defensa el pasado 1 de agosto ante José Sanmartín. Dado que la Asociación está implementando una política de reducción de campeones no cabe duda de que Zambrano, si mantiene su cinturón, debería verse alzado al mayor combate de su carrera a largo plazo contra uno de los titulares superiores. Con todo, dado que la fecha límite para la defensa mandatoria de Frampton ante Mares es de febrero de 2017 (fecha que se moverá en el calendario hasta mitad de temporada), Zambrano podría mantenerse en esta posición de interinado durante varios meses más. Sea como sea, el siguiente reto y el próximo objetivo de Zambrano será consolidarse como titular, para lo cual deberá afrontar el 24 de febrero una dificilísima pelea mandatoria ante Claudio Marrero 21(15KO)-1.



Campeón WBO: Óscar Valdez 20(18KO)-0

Después de una excelente carrera amateur, eminentemente superior a la de los demás titulares mundiales del peso pluma actuales, en la que fue olímpico y bronce mundial, el mexicano Valdez debutaría como boxeador profesional en 2012. Desde entonces, sumó de forma consecutiva victoria tras victoria, demostrando una evolución y una proyección sensacionales. Y es que, además de lograr sus 11 primeros triunfos antes del límite, con cada reto rendía a un nivel superior, batiendo con enorme solvencia tanto a los rivales de sus primeros tests como a los fogueados y más exigentes púgiles que su equipo le escogía para ranquearse y prepararse para el mundial. Así, tras arrollar a José Ramírez, a Rubén Tamayo y al exretador mundial Chris Ávalos (al que superó en sólo cinco asaltos), Valdez se mediría al excampeón Evgeny Gradovich, bastándole sólo cuatro rounds para desbordarlo con un boxeo excelente, rozando la perfección. 


Este triunfo lo asentó como número 1 del ranking y le alzó al mundial WBO pluma dejado vacante por Vasyl Lomachenko, título que capturó venciendo al coaspirante Matías Rueda por KO Técnico en sólo dos asaltos. Con ello, Valdez surgía definitivamente como una estrella en auge que parece estar capacitada, por su boxeo potente y habilidoso, para escribir páginas históricas en el pugilismo mundial. Estas excelentes perspectivas respecto a su carrera se vieron asentadas en su último combate, su primera defensa voluntaria ante Hiroshige Osawa, a quien se impuso por KO Técnico en el séptimo asalto y con una nueva gran actuación.

Link al análisis del combate Valdez-Osawa


Siendo su rendimiento verdaderamente formidable, su nombre suena con mucha fuerza para grandes enfrentamientos, de entre los cuales destaca la posibilidad de medirse a Nonito Donaire. Sea ante éste o ante otro boxeador, es evidente que tras una segunda defensa voluntaria hacia el mes de marzo, Valdez deberá enfrentar al mandatorio WBOMiguel Marriaga 24(20KO)-1, que se impuso a Guy Robb en lo que se consideró una eliminatoria.

Campeón WBC: Gary Russell Jr. 27(16KO)-1

El último de los campeones actuales de la división del peso pluma es el estadounidense Russell, púgil también de destacada trayectoria amateur, en la que llegó a ser bronce mundial además de campeón estadounidense entre otros logros. Con un debut como profesional en el año 2009 y cinco años de experiencia en los que sumó 24 victorias sin ninguna derrota, alcanzó en junio de 2014 el primer duelo por campeonato mundial de su carrera ante el arriba mencionado Vasyl Lomachenko. Aunque, debido a la falta de victorias ante rivales destacados de Russell y a la gran diferencia entre ambos en cuanto a éxitos en el campo amateur, el púgil ucraniano partía como clarísimo favorito, y de hecho obtuvo la victoria, Russell ofreció mayor oposición de lo que la mayoría esperaban, cayendo incluso por decisión mayoritaria, ya que uno de los jueces vio empate. Este fue un primer aviso que señaló claramente que Russell estaba siendo un tanto minusvalorado y que podría tener mucho que decir en la división, pero aún así pocos esperaban su estelar encumbramiento, que se produjo en un combate en el que anuló y venció por KO Técnico al fogueadísimo Jhonny González.


Después de esta coronación espectacular, la primera defensa de su cinturón se hizo esperar, dado que Russell se vio obligado a cancelar por lesión un combate firmado ante Óscar Escandón y estuvo apartado varios meses de los cuadriláteros. Finalmente, en abril, el campeón estadounidense se enfrentó a Patrick Hyland, púgil competente y de buenos números en su record pero que a penas le sirvió de rodaje, puesto que en dos asaltos y por KO Técnico fue desarbolado por la increíble rapidez de manos de Russell.

Link al análisis del combate Russell-Hyland 


Respecto al rival mandatoriode Gary Russell, éste es el colombiano Óscar Escandón 25(17KO)-2, boxeador que después de ver cancelado su acceso al mundial recibió en compensación una pelea por el título interino, creado por el Consejo para no dejar estancada la división durante el tiempo que el monarca estuviese lesionado. En dicho combate por el cinturón provisional Escandón se midió al que era originalmente el retador obligatorio de Russell, Robinson Castellanos, a quien se impuso por knockout en el séptimo asalto arrebatándole la posición de aspirante mandatorio. Es por ello que Russell está ineludiblemente obligado a enfrentar en los próximos meses al ahora titular interino Escandón o, por el contrario, dejar vacante su cinturón, algo que supondría que el colombiano se convertiría en campeón absoluto. De todos modos, el combate entre ambos parece fácilmente negociable, por lo que es probable que se enfrenten en el último tramo del año.



Campeón IBF: Lee Selby 23(8KO)-1

Tanto su equipo como un gran número de periodistas y aficionados británicos señalaban que el prospecto Selby era un púgil ha tener muy en cuenta en el futuro. Y aunque esta afirmación sólo se vio parcialmente confirmada al inicio de su carrera, cuando empezó a afrontar pruebas explotó como un cada vez mejor boxeador, hasta convertirse en el excelente campeón que es hoy. Su evolución fue tremenda y perfectamente apreciable con cada nuevo rival, batiendo a púgiles como el prospecto top 3 Stephen Smith, el veterano excampeón europeo y retador mundial Rendall Munroe o el duro mexicano top 10 Rómulo Koasicha. Pero no sería quizás hasta su eliminatoria con el tenaz australiano Joel Brunker cuando pondría más de manifiesto su excelente nivel y magnífica calidad. Eludiendo casi cada ataque con estupendas esquivas, contragolpeando mientras se desplazaba y consiguiendo finalmente una contundente victoria en nueve asaltos, Selby accedía con una excelente carta de presentación a su primera oportunidad mundialista. Así, se posicionó incluso como favorito en su combate con un consolidado campeón como el ruso Evgeny Gradovich, al que batió por decisión técnica y amplias cartulinas en un encuentro en el que Selby no lució como en sus anteriores peleas. De todos modos, mucho menos brilló en su primera defensa ante Fernando Montiel, ante quien sufrió enormemente para imponerse.


Después de una actuación tan decepcionante, su primera defensa obligatoria se presentaba complicadísima, puesto que se enfrentaba a un púgil muy técnico como Eric Hunter. Tal y como se esperaba, éste le ofreció dificultades muy notables a Selby, que incluso fue derribado por primera vez en su carrera. Pese a ello, dado que el británico se mostró bastante activo y trabajador durante la primera mitad del encuentro pudo anotarse los suficientes asaltos como para eludir la derrota, de la que estuvo muy cerca en unos rounds finales en los que Hunter amenazó claramente con remontar gracias a la sorprendente inactividad del campeón.

Link al análisis del combate Selby-Hunter


Aunque después de su mala actuación ante Montiel, Selby siguió siendo considerado como una figura de la división con enorme potencial, tras el pobre rendimiento ofrecido ante Hunter estas expectativas se vieron drásticamente reducidas, hasta tal punto que se duda incluso de su continuidad como monarca. Si bien su consolidación como campeón está sufriendo un claro retroceso en lugar de un avance, ahora que ha cumplido con su defensa mandatoria Selby tendrá casi un año para intentar recuperar su mejor boxeo en defensas voluntarias, la primera de las cuales podría ser en el mes de noviembre. Será entonces cuando el británico tendrá una de sus últimas oportunidades para demostrar que puede seguir ofreciendo el magnífico y plástico boxeo que lo caracterizaba hace no demasiado tiempo y para evidenciar que tiene posibilidades de éxito en una unificación de coronas que es su principal objetivo.


Por lo que se refiere a su próxima defensa obligatoria, la IBF ha estipulado una eliminatoria final entre el argentino Víctor Barros 40(22KO)-4(1)-1 y el japonés Satoshi Hosono 32(21KO)-2-1, duelo que tendrá lugar en Japón el 3 de octubre.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios