Estado del peso minimosca: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (Última actualización 20/10/2016)

Campeón IBF: Akira Yaegashi 24(12KO)-5(2)

Sin duda, sus 70 peleas como amateur tuvieron un rápido y contundente efecto en el múltiples veces monarca Yaegashi, que por su boxeo lleno de habilidad e infinitos recursos tácticos parece tener una trayectoria en la modalidad olímpica más exitosa de la que realmente tuvo. Y es que su aptitud natural para el boxeo le ha llevado a ser uno de los iconos de las divisiones más bajas durante media década, además de uno de los oponentes más complicados. Aún así, su extraordinariamente veloz directo y su buen manejo de las piernas no siempre le aseguraron un recorrido sencillo. Debutando en 2005, en 2007 y con sietes peleas ya disputó su primer mundial, en el que lógicamente cayó ampliamente derrotado a los puntos, teniendo posteriormente que repensar su carrera y lentamente progresar hasta coronarse en 2009 como campeón nacional. Tras su tercera defensa de dicho cinto asaltaría de nuevo el mundial mínimo ante el tailandés Porpramook, a quien vencería por KO Técnico. Con todo, perdería su cinturón en el siguiente combate, que fue de unificación ante el campeón Ioka. Este tropiezo le llevó a un ascenso al peso mosca, en el que fue monarca y realizó tres defensas hasta que cayó antes del límite ante el «Chocolatito» González, entrando su trayectoria en crisis tras una nueva derrota por knockout ante Pedro Guevara. A pesar de ello Yaegashi no se rindió y, con el apoyo de su promotora, consiguió una oferta voluntaria del campeón minimosca IBF Javier Mendoza, al que venció por decisión unánime en un durísimo encuentro.


Tras su coronación, Yaegashi decidiría, tal y como se esperaba, realizar una primera defensa voluntaria en mayo para mantenerse activo hasta que le llegase el turno de realizar su defensa mandatoria a finales de año. Para ello se eligió como oponente a un Martin Tecuapetla que, pese a los números poco espectaculares de su record, es una oponente durísimo, por lo que ofreció tantas dificultades al campeón que éste se tuvo que conformar con una victoria a los puntos por decisión dividida.


Según fue afirmado por fuentes del propio equipo de Mendoza, el mexicano tendría asegurada una opción de revancha, aunque primero el extitular aceptó disputar una eliminatoria final IBF ante Milan Melindo y posteriormente se retiró del proceso. Así, Milan Melindo quedó sin oponente para el choque en el que se decidiría el retador obligatorio de Yaegashi, algo que en principio iba a ser suplido con un rápido cambio de rival pero que finalmente desembocó en un agravamiento de la situación. Y es que, aunque se señaló desacertadamente que el combate que Melindo disputó ante Maximino Flores era una eliminatoria (algo imposible dado que el segundo no estaba integrado en el top 15 IBF), ni siquiera Melindo pudo dar el peso minimosca, de modo que se puso en duda tanto su condición de aspirante como su continuidad en la división. No obstante, la lesión del campeón Yaegashi ha conllevado que, mientras se recupera, se cree finalmente un títulointerino IBFpor el que pelearán el 26 de noviembre Fahlan Sakkreerin Jr. 31(16KO)-4-1 Milan Melindo 34(12KO)-2, cinturón cuyo poseedor deberá ser enfrentado por el japonés inmediatamente después de recuperarse si no quiere ser desposeído. Será contra este titular interino ante el que Yaegashi afrontará un gran reto: mostrar si ha dejado atrás las dudas que generó ante Tecuapetla, si se ha recuperado de la lesión y si merece la etiqueta de número 1 minimosca.

Campeón WBC: Ganigan López 28(17KO)-6(1)

Hasta que López disputó su pelea número 17 su trayectoria profesional no fue demasiado prometedora, ya que en sus anteriores combates, además de no haber logrado ninguna victoria verdaderamente destacable, había sumado tres derrotas, de las cuales una fue ante un mucho más experimentado Juan Palacios y otra ante el debutante José Alfredo Zúñiga de forma dividida (ante el que se desquitó cuatro meses después). Con todo, desde que perdió por decisión dividida con el futuro campeón minimosca Adrián Hernández en 2010, López sólo sumaría 2 derrotas ante boxeadores de la élite en sus siguientes 16 peleas. Después de lograr el mayor triunfo de su carrera ante Armando Torres y otras seis victorias, López se vería alzado a una eliminatoria del peso mínimo ante Denver Cuello en 2012, pelea que perdería en dos rounds pasando a centrarse en un asalto mundial en la división superior, la del peso minimosca. En dicha categoría le llegarían los mayores éxitos al mexicano que, quizás al no sufrir tanto para dar el peso, se mostraría intratable y vencería a cinco boxeadores (entre ellos a los destacados Mario Rodríguez y Luis Ceja) para alzarse al primer mundial de su carrera, un muy contendido combate que perdió a los puntos ante Pedro Guevara. A pesar de ello, cuando el citado campeón WBC perdió su cinturón contra pronóstico en su tercera defensa ante el japonés Yu Kimura de forma dividida, este nuevo monarca decidió que la mejor manera de dar legitimidad a su reinado era enfrentar al mismo Ganigan López que tantas dificultades había ofrecido a Guevara. Así, optó por enfrentarlo en su primera puesta en juego voluntaria, elección de rival errónea, puesto que López logró imponerse con claridad a pesar de un desesperado intento de reacción del japonés en la parte final.


Aunque no es lo más habitual, especialmente en el Consejo, la primera defensa mandatoria de López le llegaría inmediatamente después de su coronación, enfrentándose cuatro meses después de adquirir su título al complicadísimo Jonathan Taconing, que fue superado por amplia decisión unánime y un gran boxeo del campeón.

Link al análisis del combate López-Taconing


Estabilizada rápida y arriesgadamente su condición de campeón, para López se abría un periodo de defensa voluntaria que primero aprovechó para descansar de las duras batallas disputadas. Posteriormente, se esperaba que el mexicano pudiese afrontar una sencilla defensa ante uno de los púgiles más asequibles del top 15 para preparar un posterior reto de enormes proporciones, pero actualmente se señala que la próxima vez que se suba a un ring podría ser directamente en una durísima revancha ante su compatriota Pedro Guevara 29(17KO)-2-1 a inicios de 2017. Sea contra este excampeón o contra cualquier otro boxeador de gran nivel, parece que una buena victoria de López podría incluso situarle como el nuevo número 1 de la categoría, condición que ahora mismo sólo parece disputarle Akira Yaegashi.

Campeón WBA: Ryoichi Taguchi 25(11KO)-2-1

El espigado Taguchi, que cuenta con una considerable altura para la categoría en la que milita, es un campeón poco valorado pero que tiene buenas aptitudes, además de un sólido boxeo que es tremendamente efectivo en la distancia larga (aunque mucho menor en la corta). Abriéndose paso en el disputadísimo circuito japonés, en el que logró algunas buenas victorias como la cosechada ante el campeón WBC Yu Kimura, tardaría casi siete años en proclamarse campeón nacional, cetro que perdería en su siguiente pelea. Y es que midiéndose al demoledor Naoya Inoue sumó una derrota a los puntos, en una actuación que de todos modos le valió cierto crédito a Taguchi, más aún en retrospectiva, ya que nadie ha vuelto a lograr aguantar en pie ante el campeón supermosca. En cualquier caso, un año después del combate ante Inoue, en diciembre de 2014, su promotora le conseguía un asalto mundial al cetro que poseía el veterano Alberto Rossel, al que se impondría a los puntos por decisión unánime en un duelo en el que Taguchi demostró perfectamente tanto sus virtudes como sus defectos.


Tras batir al tailandés Kwanthai Sithmorseng, al colombiano Luis de la Rosa y al veterano Juan José Landaeta, Taguchi disputaría de forma sumamente tardía la primera defensa mandatoria de su reinado, en la cual superó sin pasar por las dificultades esperadas a un peligrosísimo Ryo Miyazaki que fue batido por amplia decisión unánime el 31 de agosto.


Con esta prueba de fuego superada con muchísima mayor solvencia de la esperada, logrando con ello mejorar enormemente la imagen ofrecida en anteriores combates, Taguchi se asentaba firmemente en la posición de monarca e incluso, con el ascenso de división de Donnie Nietes, daba un paso importante para luchar por la hegemonía de la categoría ante Yaegashi y López. Así, si bien en el pasado parecía inevitable un ascenso de este púgil al peso mosca, ahora mismo Taguchi se encuentra ante la excelente oportunidad de, a través de exigentes defensas voluntarias, tratar de proyectar su nombre entre los mejores púgiles de los pesos más ligeros, objetivo muy difícil de culminar sobre todo teniendo en cuenta que cada vez deberá hacer más sobreesfuerzos para dar un peso minimosca demasiado bajo para su altura.



Campeón WBO: Vacante

Con el ascenso al peso mosca del campeón Donnie Nietes, el cinturón de la Organización ha quedado sin dueño, siendo más que probable que el que era retador mandatorio del titular, el mexicano Moisés Fuentes 24(13KO)-2(1)-1, y el excampeón mínimo Kosei Tanaka 7(4KO)-0, los dos mejores clasificados actualmente, se enfrenten en un campeonato por la corona vacante.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios