Estado del peso mínimo: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (Última actualización 13/10/2016)

Campeón WBC: Wanheng Menayothin 42(16KO)-0

El boxeador que está en mejores condiciones actualmente para ser considerado como número 1 de la división es el tailandés Menayothin, cuya carrera se ha desarrollado del modo tradicional en su país. Debutando en 2007 y con una elevada frecuencia de combates, cuando transcurrieron siete años y le llegó la mayor oportunidad de su carrera estaba sobradamente fogueado y consolidado su boxeo como para dar la sorpresa. Y es que batiéndose contra 35 rivales, algunos de ellos verdaderamente exigentes y experimentados, y saliendo ante todos ellos victorioso, pudo desarrollar su estilo combativo en el que destacan su tenacidad, su continuado trabajo y sus combinaciones constantes de dos y tres golpes que anulan a sus rivales. De todos modos, cuando en 2014 tuvo que medirse al duro campeón Oswaldo Novoa no dejó de ser inesperado que lo venciese por abandono en nueve asaltos y con una sólida actuación. Así, quedaba de manifiesto que el invicto tailandés era un púgil a tener muy en cuenta.


Manteniendo su elevada frecuencia de combates, una de las características de éste púgil, Menayothin realizaría tres defensas voluntarias (y una pelea sin cinturón en juego) en tan solo un año, venciéndolas todas con gran solvencia para encaminarse a su primera defensa mandatoria, que llegaría después de un cuarta defensa exitosa. Al fin, tras unos inconvenientes a la hora de designar a su oponente obligatorio, el campeón WBC mínimo se enfrentaría a Saúl Juárez el 2 de agosto, boxeador muy complicado que fue superado por el tailandés por decisión unánime.

Link al análisis del combate Menayothin-Juárez


Dado que su racha de triunfos como campeón se ve agrandada constantemente, valorando que demuestra gran estado de forma en sus peleas y que ha derrotado al que se podía considerar como el mejor aspirante, Menayothin parece listo para cualquier reto, siendo merecidamente considerado como el número 1 de la división, ya que es el monarca más afianzado de la actualidad en un renovado peso mínimo, además del que menos brechas muestra en su boxeo. Por ello no le costará mantener la hegemonía adquirida en la categoría si aumenta un tanto la dificultad media de sus oponentes, que han sido, exceptuando a Juárez, de los más asequibles posibles dentro del ranking del Consejo. De momento, Menayothin tendrá un largo periodo de tiempo para ejecutar defensas voluntarias, que seguramente dispute en elevado número.



Campeón IBF: José Argumedo 16(9KO)-3-1

En la poco conocida división del peso mínimo, a la cual a penas se da cobertura, se ha coronado como nuevo titular mundial un inesperado púgil. Éste es el mexicano Argumedo, un boxeador que no partía ni si quiera cerca en las apuestas para batir a domicilio al muchos más experimentado y velocísimo excampeón unificado Katsunari Takayama, pero al que superó, no sin polémica, por decisión técnica en el noveno round para encumbrarse como titular por primera vez en su carrera. Con todo, su coronación no fue fruto de la casualidad, dado que Argumedo en sus cinco años como boxeador había sumado victorias ante púgiles como el excampeón mundial Oswaldo Novoa (ante el que perdió otros dos combates de forma muy ajustada), el número 1 WBC Saúl Juárez o el duro Martín Tecuapetla. Aún así, y habiendo perdido por decisión dividida ante Carlos Velarde en 2014, muy pocos eran quienes podían esperar que tras un año de inactividad el mexicano pudiese batir en Japón a uno de los máximos exponentes de la división durante más de una década, como el citado Takayama.


En la que fue su primera defensa voluntaria, Argumedo batió a los puntos por decisión unánime a uno de los top 15 más asequibles del ranking IBF, un Julio Mendoza que a pesar de ofrecer más resistencia de la esperada fue superado en cada round por los golpes de poder del campeón.

Link al análisis del combate Argumedo-Mendoza


Dado que la victoria ante Takayama fue por decisión técnica y contando que la victoria ante Mendoza era más que previsible, Argumedo no ha podido disipar la impresión de que es el campeón más asequible de una división como la del peso mínimo tantas veces olvidada. Con todo, si se analizan con objetividad sus cualidades y sus éxitos en su época previa a coronarse y no tanto su todavía corto recorrido como monarca, es inevitable pensar que el mexicano tiene una notable proyección y que podría ostentar su cinturón por mucho tiempo más de lo que se espera. En muchos casos una primera defensa mandatoria de gran dificultad suele permitir a los campeones consolidarse firmemente si es que logran superarla, pero resultará complicado que Argumedo pueda mejorar mucho su consideración cuando, el 29 de octubre, se enfrente al retador obligatorio José Antonio Jiménez 17(7KO)-5(3)-1, que venció en eliminatoria final al excampeón mundial Xiong Zhao Zhong (también llamado Chao Zhong Xiong). Si bien el enfrentamiento ante Jiménez será muy complicado teniendo en cuenta el buen momento por el que pasa éste, su recorrido poco espectacular no le permitirá a Argumedo sacar grandes ganancias, por lo que sólo le quedará asegurarse el triunfo con una sólida actuación y esperar a que en el próximo año lleguen retos más importantes, como una posible revancha y unificación contra el campeón WBO Katsunari Takayama.



Campeón WBA: Knockout CP Freshmart 13(6KO)-0

Tras este extravagante nombre de Knockout CP Freshmart, portado a causa de un patrocinio de una cadena de supermercados, se esconde un boxeador muy sólido y difícil de batir, aunque sus cualidades no fuesen demostradas en la pelea en la que logró coronarse. Y es que Freshmart (cuyo nombre real es Thammanoon Niyomtrong) ofreció una pelea muy deslucida en su duelo ante Byron Rojas, al que arrebató su cinturón mundial para coronarse como el único monarca mínimo de la Asociación. En cualquier caso, con anterioridad a la pelea con el nicaragüense, Freshmart había tenido una carrera profesional brillante, precedida por un buen bagaje como peleador de Muay Thai. Así, en su debut en el boxeo ya combatió por el título juvenil WBC ante un púgil con 15 peleas, sumando posteriormente ocho victorias hasta alzarse al combate por el cinturón interino WBA, duelo en el que derrotó a uno de los tres mejores aspirantes mundiales, el nicaragüense Carlos Buitrago, entonces invicto. De esta forma, Freshmart surgió como un contendiente peligrosísimo y como un púgil muy a tener en cuenta en el acceso al mundial, algo que afianzó con victorias sobre el excampeón Muhammad Rachman, sobre Alexis Díaz en sólo cuatro asaltos y con una nueva victoria, mucho más solvente, ante Buitrago.


Fue así como, tras defender tres veces su título interino, Freshmart en virtud del proceso de reducción de campeones WBA accedió al mundial de forma mandatoria, teniendo que medirse al recientemente proclamado supercamperón Byron Rojas. Se esperaba que el campeonato mundial disputado por ambos sería una intensa pelea con acciones predominantemente desarrolladas en la distancia corta, algo que sólo se cumplió parcialmente, ya que, si bien ambos boxearon sin dejar espacios, el choque se desarrolló con constantes entradas en clinch que hicieron farragosa la contienda. Al finalizar los doce asaltos, no exentos de polémica, los jueces dieron unas controvertidas cartulinas de 115-113 triple para dar el triunfo al local Freshmart.


Por ello, a la vez que el tailandés lograba la primera corona mundial absoluta de su carrera y culminaba su ascenso hasta la cumbre, veía enormemente cuestionadas sus capacidades. Como ya sucediera ante el nicaragüense Buitrago, Freshmart podría otorgar una revancha a Rojas para tratar de mejorar la imagen ofrecida, algo que resultaría enormemente necesario. Pero no estando ya condicionado por la voluntad de acceder a un mundial, Freshmart podría optar ahora por realizar varias defensas asequibles hasta que no le llegue la hora de realizar la defensa mandatoria, tal y como su compatriota, el campeón WBC, Wanheng Menayothin ha hecho. Así, la decisión que tome decidirá en gran parte sus posibilidades de aspirar al número 1 mínimo y demostrará cómo pretende desarrollar su reinado. Si es que dedicase los siguientes meses a consolidar su posición con defensas sencillas y no se decretase una revancha ante Rojas, los mayores peligros para Freshmart llegarían en su primera defensa mandatoria dentro de un año, en la cual podría medirse a un Rey Loreto en gran estado de forma, al excampeón Hekkie Budler o al mismo Rojas.



Campeón WBO:  Katsunari Takayama 31(12KO)-8(1) 

Por trayectoria, logros y experiencia el campeón más destacado en el peso más bajo del boxeo es el japonés Takayama, púgil con 16 años como profesional y que se ha proclamado monarca en varias ocasiones. Debutando en el año 2000 con tan solo 17 años, Takayama sumó una derrota y 14 victorias antes de alcanzar su primer asalto mundialista en 2005, en el cual se proclamaría campeón WBC al batir a Isaac Bustos. Perdiendo su título en su siguiente combate ante el tailandés Junlaphan, Takayama tendría que esperar casi dos años para volver a disputar un campeonato absoluto, cayendo nuevamente ante su compatriota Niida por decisión dividida en 2007. El cinturón mundial se le seguiría resistiendo mucho tiempo más, cayendo en dos intentos ante el «Chocolatito» González y ante el sudafricano Joyi. Pese a los duros y numerosos reveses, Takayama siguió luchado por volver a ser campeón (algo que dice mucho de su carácter) y finalmente en 2013 se coronaría venciendo a Marío Rodríguez, realizando dos defensas más hasta disputar una unificación de coronas ante el «Chiuhas» Rodríguez. Si bien el japonés perdería este espectacular combate, se había alzado ya como una de las mayores figuras de la división mínima, logrando por ello en su siguiente pelea combatir y adquirir ante Go Odaira los dos cinturones dejados vacantes por Rodríguez. Posteriormente, Takayama (que abandonaría el cinto WBO) defendería su título IBF en dos ocasiones hasta que cayó derrotado y destronado por José Argumedo.


Aunque resulte verdaderamente extraño, a pesar de haber perdido un cinturón mundial en su último combate, Takayama recibió la oportunidad de pelear por otra corona absoluta en su siguiente pelea, combatiendo el 20 de agosto por la corona WBO vacante ante el coaspirante y destacado prospecto Riku Kano, al que venció por decisión técnica.

Link al análisis del combate Takayama-Kano


Tras su cuarto encumbramiento como titular mundial absoluto y habiendo peleando en nueve campeonatos de forma consecutiva (todas sus peleas desde 2013), Takayama es ineludiblemente una de las principales figuras del peso mínimo no sólo de la actualidad, sino también de toda la década. Con todo, esto no le basta al valiente japonés, que ya está planificando nuevos ambiciosos y peligrosísimos retos, incluyéndose en ellos posibles unificaciones. De todos modos, parece que de momento Takayama se conformará con una defensa voluntaria ante un rival por confirmar, ya que finalmente las conversaciones para un enfrentamiento a finales de año ante el sudafricano Simphiwe Khonco no dieron resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *