Estado del peso medio: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (Última actualización 2/5/2017)

Campeón WBA, WBC e IBF: Gennady Golovkin 36(32KO)-0 

Pocos podían pensar, a pesar de su buena carrera como amateur, que aquel kazajo que se proclamó campeón mundial WBA en 2010 batiendo a Nilson Tapia iba a llegar a convertirse en la estrella del boxeo que es hoy. Dejando de lado las discusiones sobre qué puesto ocupa en los rankings libra por libra, lo cierto es que su trayectoria, así como sus números, son verdaderamente espectaculares: 89% de victorias antes del límite, 17 defensas de su cetro de la Asociación y más de veinte combates consecutivos sin escuchar el veredicto de los jueces. Todo ello además, mostrando un boxeo muy apreciado por el público, persiguiendo a sus oponentes sin cesar a la vez que conecta terribles golpes de poder, que le llevan a sumar varios knockdowns por combate antes de finalizar de forma espectacular. Por eso, se le considera actualmente el número 1 del peso medio, aunque, para no dejar dudas al respecto, Golovkin tiene como objetivo conseguir los cuatro cinturones mundiales de la categoría. Con esa pretensión en mente, ha logrado por el momento convertirse en triple monarca unificado: desde su posición de campeón WBA batió en unificación al campeón David Lemieux para hacerse con el cinturón IBF y posteriormente se le otorgaría el cetro WBC cuando el entonces monarca Saúl Álvarez renunció a enfrentarlo a pesar de que era titular interino y retador mandatorio.  


Al margen de la sensacional racha que lo encumbró, muchos eran los que le criticaban y señalaban que sus victorias habían llegado contra rivales de poco relieve, aunque no se le podía culpar de esto habiendo sido evitado por la mayoría de los nombres más insignes de la categoría. En cualquier caso, finalmente el campeón regular WBA y retador obligatorio Daniel Jacobs, el segundo mejor peso medio, aceptó medirse a él, pelea que se produjo el 18 de marzo y en la que Golovkin no fue ni una sombra de lo que había sido hasta entonces. Y es que el boxeo dinámico de Jacobs le generó muchísimas dificultades al triple monarca, tantas que «GGG» sólo pudo imponerse por ajustada decisión unánime.

Link al análisis del combate Golovkin-Jacobs

Después de esta decepcionante actuación, las desbordantes e inmerecidas críticas recibidas anteriormente se multiplicaron mucho, puesto que a sus enfervorecidos detractores (todavía más vehementes en sus teorías) se añadieron algunos de los expertos y aficionados que hasta la fecha le apoyaban, que después del duelo ante Jacobs le retiraron su soporte. Sea como sea, Golovkin sigue siendo triple monarca unificado y el mejor peso medio de la actualidad, por lo que, habiéndose mostrado ahora además vulnerable, existen posibilidades evidentes de que «Canelo» pueda aceptar enfrentarse a él en el último tramo del año. De no poder pactar ese enfrentamiento, a Golovkin no le quedará más remedio que intentar recuperar la moral con alguna defensa obligatoria o encaminarse a un ascenso al peso supermedio que cada vez parece más cercano.


Respecto a las diferentes obligaciones como monarca unificado de Golovkin, es necesario abordar a los retadores mandatorios de forma separada:


IBF: Si bien fue mantenido en el número 1 de la lista del peso medio a pesar de una inactividad de 18 meses, causada por una lesión, el bahameñoTureano Johnson 20(14KO)-1(1)deberá superar, lógicamente, una nueva eliminatoriafinal, esta vez ante el peligrosísimo bronce mundial amateur Sergiy Derevyanchenko 9(7KO)-0, para ratificar su posición como retador oficial de Golovkin por la IBF.


WBA: El titular interino Hassan N’Dam N’Jikam 35(21KO)-2 y el insigne prospecto japonés Ryota Murata 12(9KO)-0 se medirán el 20 de mayo en un combate por el cinturón WBA regular vacante, convirtiéndose el ganador en retador obligatorio de Golokvin.


WBC: Jorge Sebastián Heiland lleva innumerables meses como número 1 del peso medio en el Consejo, pero dicho organismo se negó a reconocerle oficialmente la posición de retador mandatorio. Aunque lo lógico y justo hubiese sido que Heiland recibiese su merecida oportunidad cuanto antes, el WBC se decantó por estipular la organización de un torneo de cuatro participantes para decidir al retador obligatorio de Golovkin en este organismo. Con todo, unos meses después Mauricio Sulaimán se desdijo y notificó que simplemente se ordenaría una eliminatoria directa, cuyos protagonistas serán Jorge Heiland 29(16KO)-4-2 y Jermall Charlo 25(19KO)-0.



Campeón regular WBA: Hassan N’Dam N’Jikam 35(21KO)-2


Después de un fracaso intento en los Juegos Olímpicos de 2016, el camerunés Hassan N’Dam N’Jikam accedió a un combate por el título interino ante el campeón Alfonso Blanco, al que arrolló por knockout en el primer asalto en diciembre de 2016. Si bien este cetro ya le garantizaba el acceso a largo plazo al supercampeonato que posee Gennady Golovkin, esta posición de retador oficial podría afianzarse próximamente. Esto es así porque, después del acceso al mundial absoluto del campeón regular Daniel Jacobs, el cetro de éste último ha quedado vacante, corona por la que peleará N’Dam junto al oro olímpico japonés Ryota Murata 12(8KO)-0 el 20 de mayo en el país del segundo. Así, el ganador de esta interesante contienda será el tercer titular de una división dominada por Golovkin, de modo que, además de poder aspirar a un combate contra el monarca unificado, recibirá ofertas de múltiples aspirantes que quieren labrarse un camino hasta lo más alto pero que ven la consecución de su objetivo lastrada por el exceso de competencia y la falta de oportunidades titulares.



Campeón WBO: Billy Joe Saunders 24(12KO)-0

Titular Interino WBO: Avtandil Khurtsidze 33(22KO)-2(1)-2 

Después de un buen recorrido amateur en el que tuvo como puntos álgidos un tercer puesto en los campeonatos de Europa, la victoria en los juegos de la Commonwealth y la participación en los Juegos Olímpicos, Saunders debutó en 2009 como boxeador profesional. Desde entonces, y superando la gran mayoría de las expectativas, que no eran pocas, se mantendría invicto hasta la disputa de su primer campeonato mundial, logrando por el camino batir a lo mejor del circuito británico gracias a su característica astucia combativa y acierto táctico. Después de adaptarse al boxeo de pago con catorce peleas ante rivales modestos pero más experimentados, tendría un primer punto de inflexión en su carrera en 2012, año decisivo en el que certificó definitivamente su potencial batiendo al futuro retador mundial Jarrod Fletcher y a Nick Blackwell. Habiendo confirmado sus capacidades ante su promotor, le seguirían llegando una tras otra importantísimas pruebas para alzarlo al mundial, batiendo seguidamente a Gary O’Sullivan, al muy competente John Ryder, al entonces invicto Emanuele Blandamura y, finalmente, a un Chris Eubank ante el que sostiene una amarga competencia. Estas decisivas victorias entre 2013 y 2014, que le habían valido para ser campeón británico, de la Commonwealth y de Europa, terminaron por valerle no sólo un puesto en el ranking WBO sino la condición de retador mandatorio del campeón Andy Lee. Después de dos inoportunos aplazamientos, al fin Lee y Saunders se vieron las caras en un trascendental enfrentamiento para la división. Aunque la pelea sería un tanto tediosa, un Saunders más veloz y técnico, así como más sólido tácticamente, terminaría por hacerse con el triunfo por estrecho margen y decisión mayoritaria, coronándose campeón.


A pesar de que incumplió el límite máximo de tiempo sin defensas, algo que debería haber supuesto su desposesión como campeón, la WBO lo mantuvo como monarca, regresando Saunders finalmente a los rings un año después de su coronación. Se enfrentaría entonces a un asequible Artur Akavov que, sólo a base de valentía, trabajo y buena actitud, estuvo a un paso de derrotar a un Saunders que ofreció una de las peores actuaciones de su carrera.

Link al análisis del combate Saunders-Akavov


A pesar de que su condición de campeón en una importantísima división como la del peso medio le abrió infinitas puertas para disputar los mayores combates de su carrera, una pésima conducción y una muy mala elección de tiempos y rivales menoscabaron su proyección como monarca. Ahora mismo, habiendo boxeado una sola vez en un año, teniendo problemas para dar el peso y habiendo estado a punto de caer derrotado ante un nada conocido Akavov, Saunders se encuentra en una posición difícil. Esto podría haber sido solucionado pactando una unificación total ante Gennady Golovkin, pero las pretensiones excesivas de «Superb» lo impidieron. A consecuencia de ello, y aunque intentó eludir la defensa mandatoria, finalmente Saunders se verá obligado a medirse en su siguiente subida a un ring al retador oficial y titular interino Avtandil Khurtsidze 32(21KO)-2(1)-2, que se impuso por KO en el quinto asalto al invicto Tommy Langford en el combate por el cinturón interino. La pelea entre Saunders y Khurtsidze se producirá el8 de julioen Londres, Reino Unido, y el ganador podría tener una de las últimas oportunidades de alcanzar la pelea de unificación ante Golovkin con las cuatro coronas de la categoría en juego.

Link al análisis del combate Langford-Khurtsidze

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios