Estado del peso gallo: campeones, eliminatorias y rivales mandatorios (6/10/2016)

Campeón WBC: Shinsuke Yamanaka 26(18KO)-0-2

Al igual que sucede en la división de peso superpluma, un japonés invicto se ha erigido como el rival a batir y como número 1 de la división del peso gallo. Éste es el campeón Yamanaka, boxeador de firme técnica y elevada capacidad noqueadora (con 74% de sus victorias antes del límite) que debutó en el boxeo profesional en el año 2006. Desde entonces tardaría cuatro años en proclamarse monarca nacional, logro poco después del cual comenzaría su andadura como campeón mundial, iniciada en 2011 batiendo a Christian Esquivel en once asaltos. Desde entonces Yamanaka no ha a dejado escapar su título, realizando once defensas batiendo a rivales tan complicados como Vic Darchinyan, Suriyan Sor Rungvisai, Alberto Guevara, Liborio Solís o Anselmo Moreno. 


Respecto a su último combate, Yamanaka disipó las críticas recibidas por su controvertida victoria ante el arriba citado Moreno demoliéndolo en un duelo de revancha por knockout técnico en el séptimo asalto.

Link al análisis del combate Yamanaka-Moreno II


Aunque la tercera caída sufrida en dos peleas da nuevos argumentos a quienes consideran que Yamanaka podría estar entrando en una fase crítica de bajada de rendimiento, que podría culminar en su primera derrota, su boxeo sigue siendo verdaderamente formidable gracias a su increíble velocidad de manos y a su sensacional precisión, por lo que, habiendo derribado cuatro veces y noqueado a un excampeón de la talla de Anselmo Moreno (que nunca había perdido antes del límite), es innegable que el japonés sigue siendo el número 1 indiscutible del peso gallo. Ahora mismo, Yamanaka ha cumplido con su defensa mandatoria y ha sellado su competencia ante Moreno, por lo que se abre ante él un periodo de defensa voluntaria en el que parece que al fin deberá abordar su futuro. Y es que, sin compromisos que lo aten, deberá decidir ya de forma definitiva si prefiere extender su hegemonía en el peso gallo todo el tiempo posible o si por el contrario prefiere tratar de aumentar todavía más su prestigio y buscar una nueva corona en el peso supergallo. Esta decisión debería quedar claramente delimitada en la próxima Convención del WBC.

Supercampeón WBA: Rau’shee Warren 14(4KO)-1

Normalmente, cuando un boxeador logra coronarse 

con controversia su prestigio e imagen se ven sumamente afectados, estando obligado a ofrecer varias buenas defensas para disipar las críticas. Con todo, ese no es el caso de Warren, que con su coronación, y a pesar de la polémica, surge como uno de los principales candidatos a pelear por el número 1 de la categoría cuando Yamanaka la abandone. Y es que sus magníficas cualidades técnicas son obvias y numerosas, como por ejemplo un juego de piernas sensacional, una precisión poco común y un uso del contragolpe sumamente efectivo, aspectos que desarrolló en una gran carrera amateur en la que fue campeón mundial. Así, sin contar un knockdown en su debut y un inoportuno No Contest, su trayectoria profesional se desarrolló de forma rápida y casi perfecta, por lo que con victorias muy solventes y sólo 14 peleas disputadas alcanzó su primer mundial. En este campeonato se enfrentó al monarca Juan Carlos Payano en una pelea sumamente polémica, llena de incidencias y que terminó con una poco adecuada derrota del estadounidense por decisión dividida, algo que hizo necesaria una revancha.


Ésta se produjo el 18 de junio, siendo el combate mucho menos embarrado y más limpio que el anterior por ambos disputado. De todos modos, el duelo de desquite resultó finalmente muy igualado, puesto que si bien Warren compensó el error principal del primer combate arrancando con mucha más intensidad ofensiva, durante la segunda parte Payano reaccionó y a base de coraje lograría ajustar las cartulinas, que finalmente le dieron la victoria mayoritaria por estrecho margen a Warren. Esto conllevó cierta polémica, puesto que algunos vieron la victoria de Payano por su superior frecuencia de golpeo, aunque el veredicto de los jueces favorable al estadounidense pareció acertado si se tienen en cuenta su efectividad al contraataque y sus golpes de poder.

Link al análisis del combate Payano-Warren II


Después de haber ofrecido una revancha a Warren no ordenada por la WBA, Payano espera recibir el mismo trato que él dio, por lo que es más que probable que solicite una tercera pelea que decida a un ganador definitivo. Aun así, Warren ha invertido más de un año en preparar dos combates contra este mismo rival, por lo que, si es que acepta una tercer choque ante Payano, probablemente aplace la disputa del enfrentamiento que selle la trilogía entre ambos al menos hasta que realice alguna defensa voluntaria. Por otro lado, no hay que olvidar que Warren es el supercampeón de la Asociación, de modo que posee dos retadores mandatorios, siendo éstos el campeón regular Jamie McDonnell 28(13KO)-2-1 y el titular interino Zhanat Zhakiyanov 26(18KO)-1, a los que debe medirse para cumplir el proceso de reducción de campeones WBA. El primero de ambos, el británico McDonnell, será su siguiente oponente, dado que han llegado a un acuerdo para verse las caras en el mes de noviembre.

Por lo que respecta al citado campeón regular Jamie McDonnell 28(13KO)-2-1, éste tenía previsto ascender al peso supergallo inmediatamente después de su combate de revancha ante Tomoki Kameda 31(19KO)-2, aunque finalmente la opción de medirse a Warren habría aplazado dicho movimiento. En el combate de desquite ante Kameda del controvertido duelo que sostuvieron en mayo de 2015, nuevamente McDonnell se impuso, pero de forma todavía más polémica que en la anterior ocasión, ya que el japonés esta vez venció con todavía mayor claridad. Aun así, McDonnell no dudo en fanfarronear de su victoria e incluso faltó al respeto con sus declaraciones a los críticos y aficionados que le vieron ganar de forma tan sumamente injusta. De todas formas, y contando que el boxeo termina poniendo casi siempre a cada púgil en el lugar que le corresponde, es muy probable que, si Warren no logra batirlo, McDonnell sufra un gran deterioro en su proyectada andadura en el peso supergallo, ya que su ventaja de altura se compensará y deberá encajar golpes más potentes, habiendo ya mostrado en varias ocasiones problemas al resistir los puños de los boxeadores del peso gallo. En su último combate McDonnell se impuso en abril a Fernando Vargas, preparándose con ello para un asalto al supercampeonato de la Asociación, que probablemente tenga lugar en noviembre.

Link al análisis del combate McDonnell-Vargas


Por debajo de McDonnell se encuentra el kazajo Zhanat Zhakiyanov 26(18KO)-1, que el día 7 de noviembre de 2015 batió de forma ajustada y por decisión dividida al hasta entonces titular Yonfrez Parejo, quien dominó los primeros cuatro asaltos antes de empezar a ceder gradualmente ante el empuje del retador. Se espera que Zhakiyanov pueda verse alzado el año que viene a un combate contra el ganador del choque Warren-McDonnell, pero para mantener su posición resulta necesario que realice muy pronto una primera defensa voluntaria. En lo concerniente a ésta se han citado varios nombres, aunque todavía su promotora no ha cerrado un acuerdo con ningún boxeador.

Link al análisis del combate Parejo-Zhakiyanov



Campeón WBO: Marlon Tapales 29(12KO)-2(1)

A pesar de que debutó en el boxeo de pago con sólo 16 años (tras una apreciable base amateur), el filipino Tapales se convirtió con el paso de los años en un destacado prospecto por sus magníficos números. Y es que, a diferencia de otros púgiles que inician su carrera tan temprano, de sus primeras 22 peleas sólo sufrió una única derrota, logrando por el camino triunfos ante boxeadores tan importantes como los titulares interinos Warlito Parrenas y Randy Petalcorin, eso si, cuando estos se encontraban todavía al inicio de su trayectoria también. Cuando a sus 21 años le llegó el primero reto de gran importancia Tapales no logró el triunfo, pero realizaría una meritoria actuación para caer por decisión mayoritaria en México ante David Sánchez. Así demostraría su gran proyección que culminaría, seis victorias después, con un triunfo en sólo dos asaltos ante el invicto japonés Shohei Omori en una eliminatoria final WBO.


Fue de esa forma como el ya insigne prospecto Tapales se vio alzado a un duelo ante el campeón Pungluang Sor Singyu, al que derrotó por knockout en el onceavo round de una terrible batalla (en la que el propio aspirante visitó la lona dos veces) para proclamarse campeón mundial por primera vez en su carrera.


Dado que la división parece estar entrando en un periodo de recuperación tras haberse mantenido varios años con un nivel medio bastante bajo, con su coronación Tapales no entrará directamente en la pugna por la hegemonía. Pero, siendo el más joven de todos los monarcas actuales, además del que tiene más posibilidades de evolucionar, es de esperar que pueda, con el paso del tiempo, empezar a amenazar a la cúspide de la división. Igualmente, aunque no es ni mucho menos el titular más asequible de la actualidad, será inevitable que varios de los aspirantes le consideren por su menor experiencia como un rival preferente en sus aspiraciones mundialistas, por lo que Tapales deberá prepararse para grandes retos. De todos modos, como su coronación se produjo en julio de 2016, el filipino todavía tendrá casi un año para realizar su defensa mandatoria, por lo que es de esperar que a finales de año retorne a los rings para realizar una primera defensa voluntaria de consolidación.

Campeón IBF: Lee Haskins 32(14KO)-3(3)

Si algo no es el boxeo del campeón mundial Lee Haskins es convencional ya que, conociendo que sus mayores cualidades son la velocidad y la precisión, opta por bajar los brazos y por exponer aparentemente su rostro a los golpes de su rival. Dicha trampa, que utiliza con gran habilidad para buscar el momento preciso para lanzar temibles contragolpes, fue la que le sirvió para demoler en el combate por el cetro interino IBF (y por la condición de retador obligatorio) a un sólido Ryosuke Iwasa al que pudo derribar espectacularmente y vencer en el sexto asalto por KO Técnico. Aunque su táctica es muy arriesgada y ha sufrido modificaciones durante su carrera, le ha terminado por llevar a la cumbre sin sufrir demasiados tropiezos, sólo cayendo ante los retadores mundiales Tshifhiwa Munyai y Stephan Jamoye y ante el excampeón de Europa Ian Napa, logrando, por otro lado, éxitos como batir a los campeones mundiales Jamie McDonnell y Stuart Hall, al retador Martin Ward o al titular europeo Ryan Farrag. Entre los títulos conseguidos por Haskins en sus doce años como profesional, y antes de la coronación como campeón mundial, destacan el británico en categoría supermosca y gallo así como dos coronas europeas del peso gallo. La citada victoria ante Iwasa además de valerle un título provisional le otorgó indirectamente la corona mundial absoluta IBF del peso gallo, puesto que el cruce que iba a realizar contra el entonces campeónRandy Caballerofue suspendido debido a un desmedido exceso de peso del campeón estadounidense (que dio en la báscula el peso pluma), llevando a la Federación a desposeerlo y coronar al retador obligatorio Haskins.


Si bien esta deslucidísima coronación fue seguida por una defensa voluntaria poco brillante ante Iván Morales, se esperaba que en la defensa mandatoria ante Stuart Hall sacase lo mejor de su boxeo para demostrar que merecía ser campeón, pero no fue así, y el aspirante hizo más que suficiente para ganarle a pesar de que los jueces dijeron lo contrario.

Link al análisis del combate Haskins-Hall II

Después de haber sufrido tanto para imponerse en esta defensa, en la que mereció perder el cinturón, Haskins inevitablemente se ha asentado como el campeón más asequible de la división y uno de los peores libra por libra. Por ello, son muchos los púgiles dispuestos a pujar por una pelea mundialista en la Federación, sabiendo que ante este campeón tienen muchas posibilidades de coronarse, sobre todo teniendo en cuenta sus decisivos fallos defensivos y su condición física insuficientemente estable. De todos modos, Haskins se muestra muy confiado y satisfecho con su rendimiento, por lo que será poco probable que afronte una defensa voluntaria de la adecuada exigencia que le permita prepararse para una siguiente defensa mandatoria que probablemente no podrá superar con éxito. En cualquier caso, para ésta faltan todavía muchos meses, por lo que todavía no se puede saber ni siquiera si se ordenará finalmente una eliminatoria entre Ómar Narváez 46(24KO)-2(1)-2 y Takahiro Yamamoto 18(15KO)-4, los púgiles mejor ranqueados. 

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios