Erislandy Lara – Delvin Rodríguez (12/6/2015)

UIC Pavilion, Chicago, Estados Unidos.

En juego el título mundial WBA del peso superwelter.


En un combate sin ningún tipo de historia, pese a que se prolongó durante los doce asaltos, Lara consiguió una tremendamente amplia victoria a los puntos ante un Rodríguez que casi excedió las expectativas negativas de los críticos.

El encuentro fue sumamente monótono, sin variaciones notables salvo un único knockdown en el sexto asalto. El zurdo Lara encontraba con grandísima facilidad la forma de conectar desde la distancia larga o desde la media el directo, golpe con un elevadísimo porcentaje de precisión durante toda la pelea que Rodríguez en muy pocas ocasiones se pudo quitar. Éste ataque del púgil cubano fue la base y fundamento de su victoria, y tan solo con este golpe podría haberse impuesto con mucha claridad. Por su parte Rodríguez se mantenía muy expectante, utilizando insuficientemente su jab y lanzando escasas derechas directas que el campeón podría evitar con un simple paso atrás en su gran mayoría.

Este fue el desarrollo de la pelea en líneas generales, sólo experimentando ligeras variaciones en la forma de los ataques de Lara o en el acierto de Rodríguez. En la gran mayoría de ocasiones el cubano conectaba su directo zurdo tras buscar el ángulo con pasos hacia la izquierda, estáticamente tras un amago o contragolpeando un recto de su rival. Los contragolpes fueron una parte muy importante también del combate del campeón, puesto que en seguida neutralizó la voluntad ofensiva de su adversario con certeros contraataques, de entre los cuales destacaba el cruzado zurdo de mano adelantada y como siempre el recto zurdo. Pero fueron las combinaciones de rectos los golpes que más desarbolaron al aspirante, sobre todo con el 1-2 y el 2-1, pero usando otras variaciones como el 2-1-2. Fue precisamente con un certero 1-2 con el que derribaría a Rodríguez en el sexto episodio, momento tras el cual éste aceleraría un poco sus acciones pero sin un gran aumento de la efectividad.


La derecha aislada de Rodríguez conectaría en algunas ocasiones a un Lara que era tan dominador que se descuidaba, pero estos golpes eran tremendamente escasos y con una abismal diferencia de velocidad respecto a los de su rival. Rodríguez debería haber acelerado sus pasos y haber lanzado con insistencia los ganchos, algo que si bien seguramente no le hubiese permitido grandes logros, pudiendo ser contragolpeado por Lara, al menos hubiese mejorado su imagen dada y hubiese denotado una mayor voluntad de triunfo. En cualquier caso aunque el riesgo hubiese sido alto no lo era menos permanecer en el centro del ring a la espera de una fugaz derecha recta del campeón. 


Si bien la habilidad técnica mostrada por Lara pudo interesar y entretener a algún sector del público, también es cierto que ni siquiera esa parte podía negar que el combate fue un total error del matchmaker, habiendo un claro vencedor en todo momento. Por ello, en varias ocasiones y con bajones de actividad en las acciones, el público abucheó la pelea, que finalmente concluyó dejando las tarjetas de los jueces abrumadoras y triples puntuaciones de 120-107 a favor de Erislandy Lara 21(12KO)-2-2, que pese a sus buenas acciones técnicas no dio el espectáculo que aseguró que ofrecería. Sorprendente fue la actitud de Rodríguez 28(16KO)-8(2)-4 en los últimos segundos del combate, en los que levantó los brazos y sonrió como si se reivindicase de algún modo, quizás por haber terminado en pie el combate, algo que en cualquier caso dice bastante de cual fue su actitud respecto al enfrentamiento.


En declaraciones posteriores a la pelea Lara afirmó que deseaba enfrentarse a Mayweather, Cotto o Golovkin. Con la escasa posibilidad de altas cifras de pago por visión para un combate de Lara contra Mayweather o Cotto, es muy difícil que alguno de estos dos púgiles acepte el reto. Puede que Golovkin, que tiene dificultades para encontrar rivales de la élite, aceptase un enfrentamiento con el cubano, aunque de momento nada está ni si quiera cerca de confirmarse. En cualquier caso el campeón WBA superwelter Lara necesita de oponentes de gran coraje e insistencia que le presionen sin cesar y que no se desmoralicen en su persecución o adversarios con una capacidad técnica equivalente a la suya, porque en caso contrario le darán una victoria demasiado amplia.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios