El invicto Skoglund devuelve el boxeo a 12 asaltos a Suecia desde que el boxeo fuese prohibido en 1969

Aunque en muchos países el boxeo vive una situación de crisis profunda, e incluso crítica en otros, sobre todo por la persecución mediática que algunos realizan en contra del deporte de las 16 cuerdas, en pocos lugares de los países occidentales sufre una situación tan mala como en Suecia. Y es que en 1969 el boxeo profesional fue prohibido totalmente, por lo que por muchos años los boxeadores del país, así como los aficionados al pugilismo, han tenido que salir fuera de su propio territorio para encontrar boxeo, normalmente a los países vecinos como Dinamarca. Si bien la prohibición fue parcialmente levantada en 2006, no son muchos los combates que en este tiempo han superado los cuatro rounds, ninguno los seis, excepto en el boxeo femenino, en el cual Mikaela Lauren y Frida Wallberg han podido disputar títulos mundiales.

Pero el boxeo masculino se había visto alejado de los grandes combates, hasta hace apenas unos días. Bajo una petición formal por parte del prospecto invicto semipesado Erik Skoglund 22(11KO)-0, apoyada por la promotora Sauerland, la Delegación de Artes Marciales ha permitido por primera vez desde 1968 un combate a 12 asaltos en suelo sueco. Si bien esto no tiene porque implicar una mayor permisividad futura, aunque se espera que así sea, es un importantísimo hito para el boxeo de Suecia y en general para la expansión de este deporte, tanto es así que Skoglund dijo al conocer la noticia «Es el día más feliz de mi vida». Así de forma oficial el día 19 de septiembre en la ciudad de Nyköping, en la que reside actualmente el mencionado boxeador, se enfrentará al ucraniano Oleksandr Cherviak 15(5KO)-4(1)-1, púgil cuyas dos últimas derrotas las sumó ante el próximo retador de Kovalev, Nadjib Mohammedi, y ante el también exaspirante mundial Robin Krasniqi. En juego estará el título IBF Intercontinental y de vencer Skoglund podría verse alzado el próximo año a una eliminatoria oficial de la Federación. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *