Dominic Breazeale – Yasmany Consuegra (6/6/2015)

StubHub Center, Carson, Estados Unidos. Peso Pesado.


El duelo de pesos pesados entre Breazeale y Consuegra cumplió con lo esperado, puesto que si bien el púgil cubano ofreció algunas dificultades al prospecto estadounidense, éste finalmente impuso su condición de favorito para vencer antes del límite.


El combate se abriría con Breazeale aprovechando su elevadísima altura y envergadura para utilizar con cierta efectividad el jab, aunque un Consuegra bastante rápido de manos trabajaría el cuerpo de su rival con ganchos o directos de ambas manos. De pronto Consuegra encontraría un hueco para conectar un recto diestro al rostro de su rival, un verdadero punto débil en la defensa de Breazeale, puesto que «El Tiburón» pudo repetir dicho golpe en al menos media decena de ocasiones más en lo que se prolongó el round. El boxeador local, lejos de advertir su error, seguiría portando su mano adelantada excesivamente baja, por lo que Consuegra en el segundo asalto seguiría impactando con claridad su derecha directa, aunque en esta ocasión en menor número. El recto de Consuegra llegaba a su objetivo de diversas maneras, destacando el cambio de altura en jab al cuerpo-directo al rostro o con un simple enlazamiento del recto con otro idéntico inmediatamente posterior.

La actuación de Breazeale, que no se quitó ni una de estas manos, estaba dejando bastante que desear, pero aún así su tremenda pegada haría aparición antes de que terminase este segundo episodio para anotarse el primer knockdown del combate. Repitiendo su jab, terminó por obligar a Consuegra a fijarse y a agacharse, aprovechándolo para lanzar una potente derecha directa descendente que desequilibró y tiró a la lona a su rival. Consuegra pudo ponerse en pie y terminar el round, que concluyó a la vez que lo hacía la cuenta el árbitro.
Tras el descanso entre el segundo y el tercer episodio el visitante se rehízo en parte, pudiendo entre los cruces de rectos de ambos conectar nuevamente certeros directos de mano diestra. Pero después de algo más de un minuto, Breazeale volvía a anotarse un  knockdown muy similar al primero, puesto que volvió a fijar a su rival con su mano izquierda para poder martillearle con una fuerte derecha descendente, seguida en esta ocasión por un uppercut diestro y un hook con este mismo puño. Por segunda vez Consuegra se alzaría, pero tras dos nuevas derechas caería a la lona por tercera ocasión, levantándose por tercera vez pero no pudiendo o no deseando continuar la pelea, por lo que el combate se saldó con resultado de triunfo para Dominic «Trouble» Breazeale 15(14KO)-0 por KO Técnico en el tercer asalto, elevando su porcentaje de victorias antes del límite al 93%


Las sensación que deja la actuación del invicto peso pesado, que fuera olímpico por Estados Unidos, es dispar, encontrándose lo mejor y lo peor. Su carencia de una defensa efectiva es algo siempre terrible en el boxeo, aunque puedas compensarlo con arrojo ofensivo, algo que penaliza mucho más cuantas más divisiones de peso se suban. Por esta falta de protección encajó más de una quincena de derechas rectas en los tres asaltos que duró el combate, cifras espantosas y que podrían haberle costado muy caro en un combate ante un rival de la élite. Se puede alegar que su falta de esquivas u otro tipo de acciones defensivas es compensado por una capacidad de encaje más que notable, puesto que ni se inmutó ante los potentes puños de su rival, pero la capacidad de asimilar los puños tiene que ser un elemento de último recurso, no una cualidad para sustentar una carrera.


Por otro lado su contundencia ofensiva fue también muy notable, ya que con gran facilidad pudo romper a su favor el combate una vez que consiguió conectar su larguísimos brazos en un golpe recto descendente, llegando el primer knockdown en su primera mano clara a la cabeza. Además poseyó calma para no precipitarse en los ataques, manteniéndose a la espera de un golpe que fue decisivo. De todas formas parece ahora mismo un paso por detrás de los otros dos destacados prospectos estadounidenses del peso pesado (Gerald Washington y Charles Martin) y deberá, entrando ya en el top 10 de la WBO, empezar a pulir su boxeo, puesto que es de esperar que en breve afronte alguna más dura prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *