Dmitry Kudryashov – Olanrewaju Durodola (4/11/2015)

Tatneft Arena, Kazán, Rusia.

En juego el título WBC plata del peso crucero.


El noqueador ruso Kudryashov, 2º WBC, cuyo nombre empezaba a despuntar y a asombrar al mundo boxístico con su temible pegada y su 100% de victorias antes del límite, se enfrentaba al número 4 del Consejo Durodola en un duelo que podría ser la antesala del mundial. Y es que además de su buen posicionamiento en el ranking del Consejo, su promotora había sostenido conversaciones para que se enfrentase a Krzysztof Glowacki, campeón WBO, negociaciones interrumpidas solamente por las lesiones y operaciones del titular mundial.  Con todo, antes de esos ambiciosos planes debía batir al pegador nigeriano, púgil que se sabía peligroso pero que partía claramente por detrás de Kudryashov en las apuestas. La pelea fue dura y breve, y de hecho podría haber llegado a caer del lado de los dos contendientes, aunque finalmente los fallos defensivos del local llevaron a que se consumase la sorpresa.

Durodola salió muy fuerte, lanzando con gran ritmo el 1-2 enlazado con combinaciones de ganchos arriba y abajo, mientras que Kudryashov a penas hacia otra cosa que cubrirse y lanzar algún jab. Cuando el visitante empezaba a soltarse y a lanzar series de rectos variadas en 2-1, 1-2-hook y derechas aisladas, haría su aparición la terrible potencia de pegada del ruso, que sólo con un hook zurdo aislado al rostro a punto estaría de derrumbar sobre la lona a su contrincante. Durodola pudo increíblemente aguantar en pie y refugiarse en las cuerdas, donde recibiría ganchos zurdos y uppercuts diestros, entre otros golpes, antes de salir del ensogado y tratar de caminar para eludir el gran peligro. Kudryashov cometería el error crucial de no lanzarse a desbordar y a terminar con su contrincante, sino que por el contrario le perseguiría con excesiva calma dejándole recuperarse. Así, y aunque Kudryashov le desestabilizaría con un combo hook zurdo-uppercut diestro, su rival terminaría el round bastante recuperado. 

Entonces, en el segundo episodio, se consumaría la debacle para el top 3 Kudryashov, ya que un milagrosamente recuperado Durodola sostendría un intenso ataque con combinaciones de ganchos y rectos que fijaría a su oponente y neutralizaría su capacidad ofensiva. De ese modo, pudo aprovechar para lanzar repetidamente su derecha directa, golpe que entraría constante y fácilmente en la media guardia de Kudryashov, que a pesar de recibir muchos puños idénticos se negaba a alzar absurdamente su bajada mano izquierda, tratando de bloquear los golpes con el hombro sin lograrlo. Finalmente, otras derechas directas terminarían por desestabilizar a Kudryashov, que sería llevado contra las cuerdas, situación en la que Durodola lanzaría golpes en todas las trayectorias, fallando la mayoría, pero conectando fuertes ganchos. Ni si quiera entonces Kudryashov alzaría su mano izquierda para cerrar su guardia, por lo que, después de más derechas directas, cruzados diestros y ganchos zurdos, recibiría una larga serie de hooks que, sin respuesta, llevarían al árbitro a detener acertadamente la pelea.


En tan solo dos rounds las ambiciosas aspiraciones de Dmitry Kudryashov 18(18KO)-1(1) se veían frenadas en seco, y Olanrewaju Durodola 22(20KO)-2(1) se lanzaba al suelo, exultante e incrédulo, por haber logrado la mayor victoria de su carrera y muy probablemente el pase a una eliminatoria o un mundial. Después de este resultado, que a posteriori da sentido a la floja y tediosa actuación de Kudryashov ante Vikapita Meroro, son muchos los que han desechado totalmente el potencial de dicho pegador, aunque esto no es justo, como tampoco lo era considerarlo el mejor retador de la actualidad. Parece que lo más necesario ahora mismo para la carrera del ruso es que cambie de entrenador, puesto que le ha permitido mantener su inefectiva media guardia, que no sabe ejecutar de la manera adecuada al subir poco el hombro y al ir demasiado frontal. Esta defensa, y no un flojo encaje, es parte de la causa de esta derrota evitable, porque por otro lado, si fuese más tenaz y menos calmado en el ring, podría haber logrado la victoria presionado en el primer round a su apurado rival.


En cualquier caso, Kudryashov es un boxeador que suele dar espectáculo, así que, probablemente conservando bien su ranking después del choque, no dejará de aparecer en grandes veladas rusas de la promotora World Boxing. Por su lado, Durodola, a parte de quedar excelentemente situado en los cuatro organismos, después de que el campeón WBC Drozd se mida al rival mandatorio y número 1 Makabu en marzo será el boxeador mejor situado para disputar el mundial.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios