David Sánchez – Luís Concepción (19/9/2015)

Centro de Usos Múltiples, Hermosillo, México.

En juego el título WBA interino del peso supermosca.


Como un presagio de lo que iba a suceder en la pelea, con tan solo unos 40 segundos transcurridos Concepción impactaba un seco 1-2 que lanzaba de espaldas a la lona al titular interino. En la reanudación, inicialmente, el ritmo de ataque del panameño no fue demasiado elevado, aunque pudo conectar algunos cruzados diestros de notable potencia. Pero posteriormente Sánchez, que caminaba el ring tratando de recuperarse, estuvo cerca de la detención al recibir puños con mayor frecuencia y sobre todo a consecuencia de un temible uppercut seguido poco después por un directo durísimo, llegando a caer instantes más tarde pero en esta ocasión sin recibir cuenta. Con todo, el local pudo terminar el round y en el segundo episodio, pese a seguir el constante acecho y los golpes de poder del «Nica», consiguió restablecerse ligeramente, comenzando a responder con alguna combinación de ganchos arriba y abajo además de algunos uppercuts y hooks zurdos aislados. 

Esta reacción iría a más en el siguiente asalto, pero de todos modos la recuperación no fue consolidada en ningún momento, ya que los hooks diestros de Concepción y sus temibles directos se siguieron sucediendo pese a la desigual respuesta de Sánchez y sus eventuales esquivas. Tras un cuarto episodio que se desarrolló con más espacios (aunque igualmente con uppercuts y rectos potentes del visitante) y con un cambio de guardia de Concepción que no fue determinante, el mexicano quemaría uno de sus últimos cartuchos en el quinto round. En el mencionado episodio «El Tornado» intercambiaría golpes en el centro del ring con su contrincante logrando conectar puños con gran claridad aprovechando la carencias defensivas (o mejor dicho la total falta de guardia) de Concepción, aunque los golpes de éste no dejaron de llegar con contundencia, por lo que finalmente Sánchez comenzaría a acusar un obvio desgaste. 


La merma del titular se hizo todavía más evidente en el sexto asalto, cuando podría haberse producido la detención a consecuencia de un notable número de fuertes curvos del retador que no encontraron a penas respuesta, exceptuando algunos ganchos que Sánchez lanzaba tirando de valentía y voluntad. El terrible castigo de Concepción seguiría en el siguiente asalto, en el que se sucedieron los rectos, los cruzados y los ganchos, con el local mostrando varios cortes en diversas parte de la cara. Solamente en el octavo asalto, quizás por el despliegue ofensivo anterior, el panameño disminuiría su presión, permitiendo que Sánchez hiciese valer su gran gancho de mano adelantada. Este amago de reacción sólo fue un espejismo, puesto que en el noveno episodio el árbitro debería ya haber intervenido para detener el encuentro a causa de los terribles directos y ganchos de Concepción que desarbolaron al campeón. Aun así se produciría un totalmente innecesario décimo asalto, que fue una simple carnicería que negligentemente fue permitida por el tercer hombre Hubert Earle y por el equipo de Sánchez, que sin sensibilidad ni empatía permitieron que recibiese golpe tras golpe sin respuesta, llegando a caer abatido sobre la lona por las ráfagas de puños.


En cualquier caso, un lleno de coraje Sánchez pudo terminar milagrosamente el décimo episodio, round después del cual su equipo, con el atisbo de sentido común, lógica y humanidad que conservaban, decidieron optar por el abandono. Así, Luís «El Nica» Concepción 33(24KO)-4(2) daba la sorpresa y conseguía una victoria que pocos esperaban, aunque ésta fue incontestable. Sabiendo aprovechar el temprano knockdown, no permitió que su rival se recuperase, sosteniendo un hostigamiento prolongado pero no precipitadamente arrojado que pudo mantener sin excesivo cansancio durante los diez rounds. Nada se hizo notar la dura derrota sufrida ante Cuadras en su anterior pelea, sino que pudo encajar sin a penas problemas los puños de Sánchez 28(22KO)-3(1)-2, que sólo en algunos instantes hizo notar de forma determinante el hook al torso. Por ello, la ofensiva continuada y su excelente resistencia le sirvieron para quebrar la respuesta de Sánchez, que terminó en muy malas condiciones. Esperemos que esta durísima derrota no afecte sus aptitudes y su carrera a medio o largo plazo: de ello sólo podrán ser culpados su equipo y el árbitro.


Quizás en esta derrota pudieron ser cruciales, como señalan muchos, los problemas de Sánchez para dar el peso, sobreesfuerzo que se habría materializado en su actuación sobre el ring. Sea como sea, Concepción consigue en una segunda división el título de campeón interino WBA, cinturón que debería valerle un eventual asalto al mundial absoluto que posee Kohei Kono, campeonato que supondría el cuarto de su carrera.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios