David Avanesyan – Charlie Navarro (7/11/2015)

Salle des Étoiles, Monte Carlo, Mónaco.

En juego el título interino WBA del peso welter.

En muchas ocasiones boxeadores que no encuentran la forma de imponerse a sus oponentes tratan de utilizar de forma aislada los mejores golpes de su repertorio o los que tienen más efectividad sobre su oponente para intentar encontrar una oportunidad de victoria. Éste no fue el caso del ruso de origen armenio Avanesyan, sino que dicho púgil basó casi enteramente su pelea en golpes de poder aislados desde el inicio del encuentro y con una intensidad combativa relativamente baja. Navarro, en cambio, utilizaba un boxeo más convencional y continuado, apoderándose del centro del ring, trabajando con el jab y eventualmente buscando curvos y directos, pero su táctica más ortodoxa no se tradujo en una ventaja. Y es que la precisión de Avanesyan y su potencia de golpeo le permitían que sus escasos ganchos zurdos arremetiendo desde atrás o las derechas directas en corto a la contra le diesen los asaltos e incluso estremeciesen ligeramente a su oponente.

El exretador mundial Navarro no estaba, de todos modos, ofreciendo una pelea sencilla, sino que igualaba las acciones con su repetido jab y dificultaba los ataques de su rival con sus desplazamientos laterales, aunque se veía afectado en las cartulinas por su escasa toma de riesgos. Por su lado, Avanesyan hacía muy poco para obtener el triunfo, pero sus escasas acciones estaban muy bien elegidas y su porcentaje de acierto era muy elevado, por lo con una buena gestión de los tiempos de ataque sus golpes entraban muy claros y le permitían dar extrañamente cierta sensación de control de la pelea. Cuando en momentos puntuales del encuentro, como en el tercer y el quinto round, se producían rápidos cruces de golpes, del mismo modo «Ava» era el púgil que salía mejor parado, puesto que su velocidad, potencia y precisión jugaban entonces un papel clave.


Un factor que condicionó el enfrentamiento en el último tramo fue el descuento de un punto en el quinto round a Navarro, que tras ser advertido en dos ocasiones por golpes bajos poco claros fue finalmente sancionado por reiteración al realizar, esta vez de forma evidente, otro puño por debajo de la cinturilla. A consecuencia de ello, Navarro aceleraría sus acciones para tratar de compensar el descuento del punto y presionaría a su rival conduciéndolo brevemente contra las cuerdas para impactar ganchos arriba y abajo. Con todo, su buen uso de los hooks no se vio prolongado sino que pronto Avanesyan rompería la reacción de su rival con nuevos potentes golpes aislados y cambiando su guardia de diestra a zurda, algo que no le daba casi ningún rédito práctico más allá de evitar que ninguno de los dos, cautelosos, progresasen. Finalmente, en el noveno episodio, un contraataque con derecha directa añadido a un posterior 2-1, obligarían a retroceder hasta el ensogado al venezolano, que en esta situación recibiría un uppercut diestro, un gancho de derecha y un hook de izquierda abajo que le derribarían sobre la lona.


Navarro 25(20KO)-8(2) se alzaría pero no podía seguir, puesto que tenía un problema en su ojo izquierdo, del que caía sangre. Así, se ponía fin al encuentro y por KO Técnico en el noveno round David «Ava» Avanesyan 21(11KO)-1-1 lograba el mayor triunfo de su trayectoria a la vez que el título interino WBA del peso welter. Decir que Avanesyan es un púgil carente habilidad o asequible es falso, puesto que demostró en varios momentos indudable destreza, sobre todo para conectar una derecha directa en corto difícilmente eludible y de gran efectividad. Además, su táctica terminó por dar resultados positivos, teniendo un papel importante las esquivas y bloqueos para no acumular castigo. Pero dicho esto, no parece que Avanesyan, a pesar de integrarse en la tabla de campeones, pueda ser considerado ni de lejos un púgil de la élite de la división y es más que probable que ante el primer boxeador destacado que se mida pueda sucumbir con cierta amplitud, aunque siempre tendrá un punto de riesgo enfrentarlo a consecuencia de sus inesperadas y acertadas arremetidas.


En cualquier caso, Avanesyan ha logrado situarse en una posición lo suficientemente elevada para llamar la atención y poder lograr una gran pelea con una muy buena bolsa, combate que debería alcanzar muy probablemente el próximo año,dado que, exceptuando un par de nombres del actual ranking WBA, con todos los restantes aspirantes vería garantizado este objetivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *