Confirmado oficialmente Carl Frampton vs. Scott Quigg el 27 de febrero

Las negociaciones han sido larguísimas, con interrupciones y estorbadas por obstáculos variados, pero al fin el esperado combate entre los británicos campeones del peso supergallo Carl Frampton y Scott Quigg es una realidad. La pelea se disputará el 27 de febrero en el Manchester Arena de dicha ciudad inglesa y de momento se sabe que será retransmitida al menos por Sky. El anuncio ha llegado hace unos minutos desde el citado medio y la promotora Matchroom Boxing ya lo ha acompañado de una nota informativa. «Esta es la pelea que todo el mundo ha esperado por años, pero nadie más que yo […] El 27 de febrero los fans descubrirán quien es el verdadero campeón» ha afirmado Frampton. Por su lado Quigg señalaba «El 27 de febrero va a ser la mejor noche de mi vida. He dedicado mi vida a este deporte y nunca he ido a una pelea sintiéndome más confiado […] Es una gran pelea para el deporte y estoy encantado de traerla a Manchester y unificar la división«.


El campeón WBA Scott Quigg 31(23KO)-0-2 era considerado hasta hace poco el boxeador más débil en un posible duelo ante Frampton, sobre todo por el recuerdo del controvertido empate que sumó ante Yoandris Salinas en 2013. Con todo, el hecho de que sus siguientes cinco defensas fueran solventadas con suma facilidad y que en su última pelea batiese en dos rounds al duro excampeón Kiko Martínez ha disparado su cotización y su prestigio. Por su lado Carl «The Jackal» Frampton 21(14KO)-0 ha seguido un camino algo opuesto en cuanto a su crédito. Si bien su temprana adquisición del título de Europa y su amplia victoria para proclamarse campeón mundial IBF le elevaron pronto a la posición de estrella de la división, respaldada también por sus victorias antes del límite ante Parodi, Cazares y Ávalos, en su última pelea, en la que trataba de brillar, no pudo evitar sumar numerosas críticas por sus dos caídas en el round inicial midiéndose al poco conocido Alejandro González Jr. A pesar de ello, su actuación fue bastante buena por lo que, de todos modos, para la mayoría será considerado como el gran favorito por su superior técnica y recursos, aunque la mayor pegada y alcance de Quigg podría jugar también un papel fundamental.


En cualquier caso, de este duelo de invictos británicos se espera una pelea muy igualada y emocionante que le dará al ganador un logro excelente y una extraordinaria posición para el futuro, destacando la posibilidad de medirse a Rigondeaux. Cabe recordar que este combate de unificación ha sido facilitado por la decisión de la WBA, hace tan solo unos días, de nombrar campeón en receso a Guillermo Rigondeaux (quien no ha realizado defensas por espacio de diez meses), acción que puede ser legal e incluso lógica, pero que no deja de ser una muestra de la arbitrariedad y de la corrupción de dicho organismo ¿Como es posible que 10 meses sin realizar defensas sea motivo para nombrar a Rigondeaux en receso y Andre Ward sigue siendo campeón con 24 meses sin defensas y conociéndose que no va a pelear en el peso supermedio? De todos modos, con este movimiento la Asociación evitaba que se estancase la situación, dado que la Federación sólo permite duelos de unificación con los campeones más elevados de los demás organismos, requisito que Quigg cumplía al subir al escalafón más alto a costa de Rigondeaux.


Esto deja abierta la posibilidad de un magnífico combate entre el ganador del Quigg-Frampton y el extitular Rigondeuax, que antes del 1 de mayo puede solicitar una pelea con el campeón absoluto WBA para recuperar su cinturón en virtud a su condición de titular en receso. Por ello, a mediados de año podría haber un indiscutible número 1 de la división supergallo. Antes de especular con ese futuro duelo habrá que aguardar primero a un choque espectacular entre dos de los mejores boxeadores de la categoría.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios