Chris Algieri – Erick Bone (5/12/2015)

Barclays Center, Nueva York, Estados Unidos. Peso Welter.


Rindiendo ambos contendientes a un nivel superior al esperado y no queriendo dejar pasar la buena oportunidad para reflotar sus carreras, el enfrentamiento Algieri-Bone se convirtió en un disputado y entretenido combate que además dejó una imagen mejorada de los dos boxeadores. El inicio de la pelea estaría en líneas generales dominado por el púgil ecuatoriano que, cediendo la iniciativa un tanto y contragolpeando con potentísimos hooks, llegaría a desequilibrar notablemente al excampeón mundial. Algieri tuvo en esa fase del combate apreciables dificultades para establecer su jab, golpe que anotaba de forma más aislada de lo necesario junto a algún directo y cruzado diestro. Por ello, al no poder mantener con constancia los espacios ni mostrarse determinante en la distancia larga, se vería llevado finalmente al intercambio de golpes en la corta, situación en la que Bone saldría mejor parado combinando con habilidad ganchos de ambas manos.


Establecida la pelea en la distancia más corta en gran parte de la primera mitad del choque, Bone se haría con una  ventaja en las cartulinas inesperadamente amplia que le había dejado cerca de asegurarse el empate, puesto que en los cruces de golpes igualados e intensos sabía hacer valer los golpes de poder de mucho mejor manera que su oponente. Algieri, al que no le faltaba voluntad y frecuencia, ofrecía adecuada y variada respuesta, pero era un error que aceptase voluntariamente este planteamiento, que le había supuesto que su ojo izquierdo comenzase a estar preocupantemente inflamado. Más desacertado aún era pelear en corta porque Algieri contaba con recursos para boxear e imponerse con técnica, algo demostrado de forma eventual explotando los ángulos y manteniéndose activo de piernas a la vez que anotaba el directo y el cruzado diestro.


A partir del sexto asalto, y viendo que la pelea se estaba desarrollando excesivamente pareja (sino adversa para sus intereses), Algieri comenzaría a desplegar un mucho mejor boxeo dinámico, repitiendo con frecuencia su jab para abrir paso a hooks de derecha tanto al cuerpo como al rostro. El estadounidense también usaría ataques entrando y saliendo, con el gancho zurdo principalmente, además de unas oportunas esquivas que pudieron jugar un papel muy importante en su remontada. Los intercambios se siguieron produciendo, pero Bone ya no tenía la explosividad del inicio, mientras que Algieri utilizaba su calidad y su resistencia para marcar la diferencia. En esta situación se produciría un inesperado knockdown que daría un vuelco definitivo a las cartulinas, ya que Bone caería a la lona por un directo al cuerpo que le sorprendió cuando estaba mal posicionado. Tanto en el noveno como en el décimo asalto el visitante lanzaría todo lo que le quedaba en su repertorio, dejando ataques de gran dureza, pero el resistente Algieri aguantaría y respondería con igual o mayor intensidad llegando a poner en ligeros apuros a su oponente.


Con el combate terminado, el hecho de que el local le hubiese arrebatado algún round a Bone en el momento de más intensidad de éste y el tardío y decisivo knockdown le dieron el triunfo a Chris Algieri 21(8KO)-2 por cartulinas de 95-94 y doble 97-92. La puntuación de Bastión Boxeo es de 96-93 a favor de Algieri. A pesar de que Algieri tuvo que trabajar incluso más de lo esperado su triunfo, su actuación fue bastante buena, resistiendo el empuje de su oponente y replicando con intensidad en los fuertes intercambios para, finalmente, hacer uso de su velocidad y su mejor boxeo. Meritorio fue también el combate realizado por el joven Bone 16(8KO)-3(1) que, más allá de las limitaciones que pueda tener, es un sensacional contragolpeador y un muy peligroso oponente en la distancia corta, que en su segundo combate contra un destacado peso welter volvió a mostrar cualidades apreciables que le pueden llevar en el futuro a dar una sorpresa a un boxeador de la élite descuidado.


Con este triunfo que rompía su racha de dos derrotas consecutivas, Algieri vuelve apuntar a grandes combates, pero éstos no serán todavía por el mundial sino que parece que sus oponentes potenciales serán púgiles que tratan también de dejar atrás una trayectoria reciente de malos resultados y que buscan despuntar de nuevo en la división. Así, se especula con posibles enfrentamientos con Ruslan Provodnikov (que sería de revancha) o con Andre Berto, duelos que de concretarse no serían los más llamativos de la siguiente temporada, pero asegurarían peleas entretenidas y disputadas de las que saldría un aspirante mundial en buenas condiciones.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios