Carl Frampton – Alejandro González (18/7/2015)

Don Haskins Convention Center, El Paso, Estados Unidos.

En juego el título mundial IBF del peso supergallo.


Frampton estaba convencido de que iba a debutar en suelo estadounidense con una excepcional actuación, pero con 36 segundos transcurridos del primer asalto recibía una cuenta de protección al tocar la lona con su guante izquierdo, a consecuencia de un jab de González que le desestabilizó cuando trataba de conectar su cruzado zurdo. No parecía que se pudiese comenzar de peor manera, pero la situación todavía se agravaría, ya que cuando restaban 14 segundos para la conclusión de este mismo round inicial, Frampton era nuevamente derribado, esta vez con más contundencia, al encajar un seco 1-2. Entonces su ambiciosos planes empezaron a verse en peligro.

En cualquier caso Frampton, a pesar de la intensidad aplicada por el aspirante, se repuso rápido de este accidentado comienzo y a partir del segundo asalto fue soltándose periódicamente hasta tomar control casi total del enfrentamiento. Boxeando de excelente forma desde la distancia media-larga, pronto marcó el terreno con su preciso jab y explosivas combinaciones de 1-2 y 2-1 que disminuyeron el tremendo empuje del jovencísimo González. De todas formas este dominio de los golpes rectos de Frampton no le servía de la misma forma en la distancia corta, en la cual era alcanzado por potentísimos ganchos zurdos y uppercuts del púgil mexicano. A pesar de ello, el buen juego de piernas del norirlandés y el descuento de un punto a González (por un segundo claro golpe bajo en el tercer episodio) empezaron a neutralizar un tanto al aspirante, que en el quinto asalto era evidente que había disminuido el elevado ritmo con el que había arrancado la pelea. Así «The Jackal», que en este combate no utilizó a penas sus habituales argucias que rozan la ilegalidad, ya no sólo controlaba desde lejos sino que pudo comenzar a entrar en corta y a descargar insistentemente durísimas manos de poder en gancho, uppercut y cruzado.

Aunque los tremendos golpes recibidos por González podrían haber llevado a la lona a muchos púgiles, incluso del top 15, el valiente prospecto aguantaba las embestidas, pudiendo responder todavía con notable peligro, sobre todo con ganchos zurdos. Después de un séptimo y octavo asalto menos intensos y con predominio de los jabs de Frampton, «Cobrita» ofrecería un gran noveno asalto, en el cual llegaría a estremecer al campeón con su derecha directa y le obligaría a agarrarse tras conectar potentes ganchos de ambas manos y uppercut diestro. Finalmente, entrada la pelea en los últimos rounds, y con ambos ya bastante cansados, Frampton pudo superar estos malos momentos y cerrar el combate con algunas buenas esquivas y un sólido uso del jab.


A pesar del desastroso primer round, los descuentos de dos puntos a González por golpes bajos (el segundo en el onceavo round) y la notable solvencia con la que el campeón se impuso en gran parte del enfrentamiento, conllevaron cartulinas bastante amplias de doble 116-108 y 115-109, que le valían a Carl Frampton 21(14KO)-0 para obtener  su vigésimo primer triunfo y realizar su segunda defensa de su título IBF en un duro y buen combate de boxeo. La puntuación de Bastión Boxeo es igualmente de 116-108. Por ello la sensación dejada por Frampton es un tanto dispar, ya que si bien ofreció buenos rounds de boxeo y una pelea emocionante, los apuros pasados ante un jovencísimo boxeador que nunca se había medido a un rival de la élite resultan más que preocupantes y han conllevado que muchos empiecen a cuestionar o matizar la magnífica consideración que habían dado del púgil norirlandés. Por el contrario hay que destacar la excelente actuación de González 25(15KO)-2-2, que pese a la clara derrota ofreció una muchísimo mejor actuación de la que todos esperaban, en la que incluso llevó a la lona al imbatido campeón.


En cualquier caso, aunque el mismo Frampton se mostró bastante decepcionado con su pelea y deberá esperar a un nuevo combate para tratar de convencer al público de fuera de su país natal, no debería tener problemas para muy próximamente encontrar una gran pelea en la que intentar demostrar su valía. Oportunidades no le faltarán con su acuerdo firmado con Al Haymon y surgiendo los nombres de futuros posibles rivales como Quigg, Mares o Santa Cruz. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *