Breves: confirmadas defensas Smith-Kelly, Shumenov-Wlodarczyk, Uchiyama-Flores, Ruenroeng-Myung Ho Lee, etc.

El recientemente proclamado campeón mundial WBO del peso superwelter, el británico Liam «Beefy» Smith 21(11KO)-0-1, ha logrado al fin encontrar rival para su primera defensa, que se disputará el 19 de diciembre como semifondo del esperado y varias veces aplazado Lee-Saunders. Después de cancelarse las negociaciones de una incomprensible pelea contra Shane Mosley, y que se barajasen otro nombres, finalmente su oponente será el invicto prospecto Jimmy Kilrain Kelly 16(7KO)-0, 8º clasificado por la obtención de un título menor de la Organización. A pesar de su proyección, dicho aspirante parece bastante asequible para Smith, que deberá vencer con mucha contundencia si no quiere ver las críticas a su condición de campeón empeoradas.


Uno de los boxeadores que recientemente ha ofrecido peor boxeo y que se ha visto más premiado inmerecidamente por la WBA es el kazajo Beibut Shumenov 16(10KO)-2, que en julio recibió una nueva discutida victoria a los puntos ante el modesto BJ Flores, logrando por ella el título interino WBA crucero. Si bien pretendía disputar el mundial inmediatamente, no lo ha logrado, aunque si alcanzará una gran pelea ante uno de los púgiles de la élite. El 18 de diciembre en Las Vegas, y junto al campeonato mundial IBF ligero Barthelemy-Shafikov y el mundial supermosca IBF Arroyo-Casimero, se enfrentará al polaco Krzystof Wlodarczyk 49(35KO)-3-1, excampeón mundial con seis defensas. Así, Shumenov podría, con un triunfo, lograr medirse al campeón Denis Lebedev de forma mandatoria en 2016, aunque parece más posible que el hábil Wlodarczyk consiga para si mismo dicha oportunidad, a pesar de la inactividad tras su derrota en septiembre de 2014 ante Drozd.


Tras superar una lesión en el codo que necesitó cirugía, el japonés Takashi Uchiyama 23(19KO)-0-1 regresará a los rings, como ya ha hecho en 4 ocasiones, el último día del año en Tokio. Su rival el 31 de diciembre será el joven nicaragüense Oliver Flores 27(17KO)-1(1)-2, 7º ranqueado WBA que parece haber sido el elegido para que Uchiyama pueda rodarse y supere sin dificultades su onceava defensa total como campeón superpluma de la Asociación y su segunda como supercampeón. Y es que, en su combate más exigente hasta la fecha, Flores fue noqueado en dos rounds por Miguel Berchelt, aunque esto fue hace tres años. De todos modos, es de esperar que Uchiyama pueda volver pronto la siguiente temporada para afrontar un combate más exigente. En el mismo evento, aunque todavía sin rival, el campeón WBA Ryoichi Taguchi 22(9KO)-2-1 tratará también de defender su cinturón minimosca.


El mismo día que Uchiyama y Taguchi pelearán, y también en Japón aunque en otro evento, el campeón mundial WBO del peso mínimo Kosei Tanaka 5(2KO)-0 intentará realizar de forma exitosa su primera defensa ante el filipino Vic Saludar 11(9KO)-1(1), púgil modesto aunque de apreciable pegada que ha escalado hasta el puesto número 4 de la Organización simplemente al obtener uno de los numerosos títulos menores. Se espera que en el mismo evento se puedan integrar combates de otros campeones japoneses o al menos de destacados boxeadores de dicha nacionalidad, aunque todavía nada ha sido confirmado.


El último de los campeones que esta semana ha certificado definitivamente cual será su próximo oponente es el tailandés, de carrera sumamente controvertida, Amnat Ruenroeng 16(5KO)-0,  que de nuevo en su país pondrá en juego su cinturón el 7 de diciembre ante el 10º clasificado Myung Ho Lee 19(6KO)-4(1)-1. Dicho retador sumó en 2012 dos derrotas ante el excampeón mundial Edgar Sosa y el aspirante Rocky Fuentes, en ambos casos a los puntos y en combates disputados, pero desde entonces su rendimiento ha parecido decrecer, tornándose irregular. En cualquier caso, y más allá de su habilidad, parte de las posibilidades de éxito de Ruenroeng pasarán, como siempre, por que el árbitro no aplique el reglamento y le permita hacer constantes trampas sin amenazar con descalificarlo.


Finalmente, y dejando de lado los campeonatos mundiales, hay que mencionar la eliminatoria IBF del peso semipesado, que ha ido pasada de un nombre a otro desde agosto sin que se estableciesen definitivamente sus contendientes hasta esta semana. Al fin, Sullivan Barrera 16(11KO)-0 y el no demasiado competente Karo Murat 27(17KO)-2(1)-1 han llegado a un acuerdo para enfrentarse el 12 de diciembre en la ciudad estadounidense de Glendale, compartiendo evento con el prospecto del peso medio Arif Magomedov, que se enfrentará a un rival por confirmar. Barrera partirá como claro favorito para este combate, mientras que Murat al menos recibirá el crédito de aceptar un combate que más de una decena de púgiles han rechazado, siendo el último de ellos un Igor Mikhalkin que en principio confirmó que iba a aceptar la eliminatoria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *