Arnold Gjergjaj – Denis Bakhtov (6/6/2015)

St. Jacob Halle, Basel, Suiza.

En juego el título Externo a la Unión Europea del peso pesado.


El interés principal de este enfrentamiento era poder comprobar el nivel actual del invicto peso pesado suizo de origen kosovar Gjergjaj, quien esta siendo bien clasificado en los rankings mundiales. Ante su primera prueba enfrentando a un rival de cierta trayectoria no convenció, batiéndose a un modesto y fogueado Bakhtov que, pese a partir muy por detrás en cuanto a las posibilidades de victoria y a contar con una carrera reciente poco exitosa, demostró que al fin y al cabo posee un nivel similar al de su prospecto rival.


La estructura básica de la pelea no cambió en los doce asaltos de combate, sólo lo hizo quien era el que podía imponer su táctica en cada round. Gjergjaj, apoyado en su mayor altura y envergadura podía en ciertos rounds imponer su jab y su muy eventual derecha directa, junto a un más frecuente y más efectivo cruzado diestro y gancho de mano adelantada. Cuando lanzaba su recto con cierta continuidad, Bakhtov encontraba grandes dificultades para sobrepasar los golpes de su rival y conseguir alcanzar la distancia corta. Pero habitualmente Gjergjaj se mostraba muy poco activo de manos, por lo que permitía que el boxeador ruso realizase arremetidas donde le empujaba a las cuerdas y le conectaba potentes combinaciones de ganchos arriba y abajo, que a penas contaban con respuesta por parte del local. Además de estas combinaciones de hooks, Bakhtov también hacia valer algunos golpes aislados en directo diestro o en gancho zurdo, golpes con los que estremeció a su oponente en varios momentos.

Pronto quedó muy claro que lo que se presentaba a priori como un combate decantado a favor del invicto y destacado Gjergjaj no lo era así, sino que el trotamundos con peleas en 11 países y de victorias poco destacables poseía unas cualidad equivalente a la de su adversario. Los dos primeros asaltos Bakhtov, que llevó la iniciativa en casi toda la pelea, pudo anotarlos a su cuenta, mientras Gjergjaj pasó ya algunos notables apuros arrinconado en las cuerdas y alcanzado por potentes ganchos. Más bien a falta de la continuidad de Bakhtov que debido a un mérito de Gjergjaj, éste último pudo igualar las cartulinas con su uso de los golpes rectos y gracias a un gancho de mano izquierda de efectividad considerable. Pero alcanzado el quinto episodio el visitante «Darth Vader» volvería a la carga y se anotaría a su favor un knockdown: con un repetido jab puso a la defensiva a un Gjergjaj encerrado contra el ensogado, sobrepasándolo y tumbándolo Bakhtov con una combinación de ganchos al rostro derecha-izquierda.


El púgil ruso no aprovecharía para buscar el desenlace en los segundos posteriores a la reanudación, pero antes de que terminara el asalto volvió a poner en notables apuros a su rival, quien quedó sentado sobre una de las cuerdas por los ganchos de Bakhtov pero que pudo terminar el round en pie. La situación para Gjergjaj se tornó muy complicada no por su estado, ya que se repuso con cierta facilidad, sino por la imposibilidad de imponer su boxeo y por la ventaja en las acciones de Bakhtov, que cedió el sexto asalto pero se hizo con el octavo y el noveno. En cualquier caso el combate poco a poco tendió a igualarse y Gjergjaj comenzó a utilizar con mayor fluidez sus largos golpes rectos y a entrar en clinch de forma desesperada cuando se quedaba sin salida, todo ello facilitado por el hecho de que Bakhtov se mostraba crecientemente cansado. La reacción de «The Cobra» llegó en el noveno asalto cuando contragolpeó con el croché de derecha una entrada de su rival, que cayó a la lona a consecuencia del golpe y de su mala colocación de piernas. 


Bakhtov, que ya desde varios asaltos anteriores resoplaba y bajaba los brazos mostrando su cansancio, perdería mucho ritmo en las acciones y frecuencia de ataque, evidenciando que estaba un tanto tocado al recibir el gancho zurdo y el croché diestro de su adversario, un Gjergjaj que aprovecharía el bajón de su oponente para emparejar las cartulinas y compensar su mal inicio. De esta forma, con la excepción del onceavo round, Gjergjaj tomaría el control en la parte final del encuentro y conseguiría unos asaltos esenciales para el resultado.


En cualquier caso la sensación general del combate era de ventaja para Bakhtov, aunque por otro lado, contando asalto por asalto, la tarjeta de Bastión Boxeo es 113-113, empate. Los jueces parecieron dejarse influenciar por los gritos del público, que celebraba con furor hasta los amagos del boxeador local, puesto que con cartulinas de 115-112, 116-111 y un bochornoso e injusto 117-111 daban la victoria a Arnold «The Cobra» Gjergjaj 28(20KO)-0, púgil que mantenía su record invicto y sumaba su primer triunfo ante un rival notable, victoria de todas formas que parece al menos un tanto cuestionable. Bakhtov 39(26KO)-11(5) pudo merecer más el triunfo, aunque su estado físico no parecía optimo, algo que le costó caro. Aún así ofreció una pelea muy igualada (e incluso mejor en la mayoría de momentos) a un boxeador que se considera varios escalones por encima de él, estando Gjergjaj tocando a la puerta del posicionamiento top 15 en la división. Por las dificultades mostradas en su primera prueba exigente, parece que Gjergjaj, hoy por hoy, tendrá muchas dificultades para hacerse un hueco en la élite del peso completo, pudiendo probablemente ser usado por un promotor sagaz para dar brillo al record de un púgil con aspiraciones mundialistas más próximas o ranquear mejor a un prospecto en proceso de ascenso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *