Andy Ruiz Jr. – Rafael Zumbano (24/10/2015)

CenturyLink Center, Omaha, Estados Unidos. Peso Pesado.


En su segunda pelea con un mes de diferencia, el mexicano peso pesado Andy Ruiz se enfrentaba a un nuevo rival modesto, aunque con mejor record que el anterior, con la intención de seguir demostrando que con una adecuada condición física podría ser un púgil a tener en cuenta en la división. De todos modos, y aunque su actuación no tiene demasiados reproches posibles, la elección del matchmaker fue claramente un desastre, ya que su contrincante a penas ofreció resistencia, limitándose a caminar el ring tratando de protegerse y aguantar los ocho rounds a los que estaba pactado el combate. En el primer asalto Ruiz estaría a punto de derribar a su oponente con una combinación izquierda-derecha, dejando tocado a un Zumbano que ya iniciaría su combate de supervivencia en el round inicial siendo perseguido por el invicto prospecto, que lanzaba potentes ganchos arriba y abajo, fuertes derechas aisladas y también combinadas con uppercut.

Con plásticas acciones y con otras no tan espectaculares pero efectivas, Ruiz desbordaría totalmente a su contrincante en el segundo round, encerrando al brasileño en las cuerdas e impactando contra él una andanada de veloces rectos y hooks que deberían haber llevado al árbitro, que se mostró negligente, a parar la pelea. Con todo, el tercer hombre ni siquiera amagaría en ese u otro momento con parar ese simulacro de combate, a pesar de que el castigo infligido por «Destroyer» se acumularía incesante. Ruiz boxeaba a voluntad combinando rectos con curvos, repitiendo golpes con su mano izquierda o realizando cualquier otro tipo de acción ofensiva que no iba a tener respuesta por un Zumbano que pasaba minutos enteros sin lanzar un golpe, ni que decir tiene acertarlo.


La única nota positiva del combate sería la mejorada resistencia de Ruiz, que a pesar de lanzar tan elevado número de puños no acusaría de forma crucial el cansancio, manteniendo el ritmo y la frecuencia además de la calma y el orden en el ataque. Poco más podía hacer para tratar de brillar un púgil enfrentado a un rival que no quería combatir pero que parecía encajar todos los golpes, algo que llegó a generar dudas en cuanto a la actual pegada de Ruiz. Prácticamente lo único mencionable respecto a los ataques de Zumbano fueron un hook de izquierda a la contra en el cuarto round y un inesperado gancho diestro en el sexto, que fue más imprevisto por la nula actividad precedente del poco exigente boxeador que por la buena ejecución del golpe. Aunque estos puños del brasileño, además de escasos, se desdibujarían entre una inmensa cantidad de golpes de Ruiz, algunos de ellos durísimos, como una derecha directa en el quinto episodio que dejó en muy malas condiciones al visitante.


Sucediéndose una tras otra la combinación de 1-2-cruzado zurdo o gancho también de izquierda, se llegaría afortunadamente al final de otro combate malo y sin sentido. No porque Ruiz hiciese un mal boxeo, sino porque Zumbano no rindió, el árbitro no evitó que sufriese desmedidamente y el matchmaker cobró sin merecerlo. Top Rank, que recientemente se ha centrado en algunas cuestiones bastante baladíes, debería asegurarse de que el respaldo de sus veladas sea de la calidad que se presume a una compañía contada entre las mejores del boxeo mundial. Respecto a las puntuaciones de los jueces, éstas no dieron sorpresas, dejando un resultado de victoria de Andy Ruiz 26(17KO)-0 por decisión unánime y tarjetas de doble 80-72 y un 80-70. Con este precedente y dado que Ruiz rinde de una forma mucho más conveniente con 20 libras (9 kg.) menos desde su último combate en 2014, parece necesario que la última pelea del año que realizará en Fresno el 5 de diciembre sea de una muchísimo mayor exigencia, sobre todo ahora que ha quedado patente que puede cumplir con gran efectividad en ocho rounds, a los que está también pactado ese futuro encuentro. Para entonces quedará pendiente de resolver una importante cuestión sobre el boxeo de Ruiz, que es si su pegada se mantiene, habiendo sumado las tres últimas victorias a los puntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *