Adrien Broner – Shawn Porter (20/6/2015)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso Welter (Catchweight a 144 Libras o 65,3 Kg.)


Muchos esperaban que el Broner-Porter fuese un combate sin demasiada emoción, en el cual las acciones técnicas aisladas así como la superior velocidad y precisión marcarían la diferencia. Pero el enfrentamiento superó las expectativas negativas, ya que Broner ofreció todo un repertorio de agarres e irregularidades que no sólo hicieron el combate tedioso sino que llegaron a poner en duda su futuro en la élite. 


El excampeón en tres pesos Broner salió a boxear a la contra esperando las entradas de su rival para lanzar el directo, el cruzado zurdo o el uppercut diestro. Cuando su oponente no atacaba, su inactividad era manifiesta, amagando en gran número de ocasiones pero sin que esto se materializase en un ataque. Por otro lado Porter, que mostraba algo más de agresividad y de iniciativa, rompería el estatismo de la pelea con eventuales arremetidas, en las cuales avanzando sobre su jab o su directo conseguía acortar la distancia y lanzar breves combinaciones de ganchos, principalmente al cuerpo de su adversario. Éstos ataques, que ponían algo de interés al enfrentamiento, eran rápidamente cortados por un Broner que se lanzaba a por el clinch cada vez que Porter sobrepasaba su zona de alcance máxima. Los agarres estuvieron acompañados de otras irregularidades añadidas, como empujones, estirones y golpes en la nuca mayoritariamente provocados por Broner.

Respecto a las acciones puntuables, Porter era el más acertado, haciéndose con una ventaja amplísima desde el inicio del combate, ya que sus escasas manos de poder en directo, cruzado diestro, gancho zurdo o jab superaban en efectividad y número a las de un Broner que ni tan solo a la contra mostraba la precisión esperada. De esta forma fueron transcurriendo los rounds sin demasiadas variaciones, exceptuando una caída de Broner por tropiezo en el cuarto asalto, acertadamente no contabilizada por el árbitro, algunos claros golpes con el jab por parte de «Showtime» y escasos intercambios de puños con Broner de espalda a las cuerdas.


Tras varios rounds más de abucheos para un Broner que rompía el ritmo del combate y que corría en exceso, se alcanzaron los dos episodios finales. En el penúltimo el tercer hombre Tony Weeks se decidió, al fin, a descontar un punto a Broner, que por enésima vez volvió a empujar a su rival y ha cargar su peso sobre él. De todas formas el árbitro debería haber actuado con más contundencia y mucho antes. El último round dio algo de interés al enfrentamiento, ya que en los primeros instantes «The Problem» se anotaba una inesperada caída con un seco cruzado zurdo que sorprendía a Porter. Durante unos instantes pasaría Broner a sacar provecho de la situación, pero Porter estaba bastante entero y respondió a la ofensiva de su rival, por lo que, pese a algunos breves cruces de golpes, el enfrentamiento concluyó del mismo modo con varias entradas en clinch más.


Dado que Porter pudo acabar en pie este último asalto, estaba claro que las puntuaciones, pese al knockdown, le iban a dar como vencedor con cierta amplitud, y así fue. Con tarjetas de 118-108, 115-111 y una muy desacertada 114-112 Shawn «Showtime» Porter 26(16KO)-1-1 se hacía con una victoria que mereció por su mayor voluntad por boxear y por hacerse con el triunfo, además de una innegable mayor efectividad. La puntuación de Bastión Boxeo es de 117-109 a favor de Porter. De todas formas, aunque son muchos los que han querido destacar como excelente la actuación de Porter ante un rival que había planteado un combate embarrado, lo cierto es que el excampeón IBF welter no ofreció tampoco su mejor versión y cayó durante gran parte del enfrentamiento en la trampa de su rival, aunque supo compensarlo con precisión y manos de poder. Tampoco se mostró activo en exceso, ni parecía ser efectivo con sus insistentes combos de ganchos al cuerpo. Aún así sus arremetidas a la desesperada para tratar sobrepasar el defensivo planteamiento de su rival eran una toma de riesgos notable que debe ser valorada.


Algunos señalaron que Broner encauzaría su carrera tras su derrota ante Maidana, que sería una cura de humildad necesaria para que explotase como estrella. Esto no se produjo y una segunda derrota ante Porter ha mantenido sus declaraciones controvertidas. Por ello un gran número de críticos y aficionados han empezado a cuestionar muy duramente a un Broner que, pese a ofrecer combates efectistas y aburridos, en esta ocasión ni si quiera consiguió vencer. Es necesario que se haga con una victoria notable que demuestre que sigue pudiendo ofrecer grandes peleas o sino podría terminar por verse relegado de los combates contra la élite libra por libra.  En cambio Porter, bien recuperado de su derrota ante Brook, mejora su posicionamiento situándose al alcance de las más grandes peleas.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios