Wanheng Menayothin – Jeffrey Galero (5/2/2015)

Nakhon Sawan, Tailandia.

En juego el título mundial WBC del peso mínimo.

Después de un primer round en el que ambos púgiles se mantuvieron muy cautelosos estudiándose mutuamente, en el segundo asalto se intensificaron las acciones, ya que Galero buscaría impactar combinaciones de hooks al cuerpo mientras que Menayothin usaba rápidos golpes rectos arriba y abajo. Precisamente con estos golpes directos el campeón empezaría en el tercer asalto a anotar con gran dureza, destacando las combinaciones de 1-2 y 2-1 con izquierda al rostro y derecha al cuerpo, siendo estos golpes seguidos por combos de ganchos arriba y abajo. Con estas series de veloces golpes Menayothin pronto desbordó al púgil filipino, que incluso cuando encontraba un hueco para atacar entre las constantes ofensivas del tailandés se veía contragolpeado por crochés de mano zurda.
 

De esta manera y hasta la parte final del combate el dominio por parte del local fue amplio, ya que con muy frecuentes ofensivas y un gran volumen de golpes, en 1-2, uppercut-directo y combos de ganchos, anulaba la capacidad ofensiva de Galero, que con muchas dificultades podía lanzar algunos directos después de dar un paso atrás. Las constantes acometidas de Menayothin llevaron a Galero a pasar notables apuros en el séptimo asalto, llegando a parecer que podría incluso caer a la lona. Pero no fue así, ya que la buena condición física del filipino y su cerradísima guardia (que hacía que muchos golpes de su adversario le impactasen en los guantes) le permitieron seguir en el combate.

Alcanzada la recta final del combate las tornas cambiaron escasamente, porque Menayothin empezó a acusar el desgaste de sus tenaces y persistentes ataques, pareciendo por contra que Galero cogía un segundo aire que le permitía buscar algunas acciones en 1-2 y en series de ganchos. De todas formas Menayothin seguía anotando de forma más habitual y ya no había tiempo para una reacción, puesto que el combate alcanzó su fin. Las puntuaciones de los jueces fueron las esperadas (119-109, 120-108 y 120-109), y por decisión unánime Wanheng Menayothin 37(12KO)-0 mantenía su record invicto y sumaba la primera defensa de su cinturón WBC.

 Menayothin dio con esta victoria una imagen muy buena, haciendo gala de una gran combatividad y una enorme frecuencia de golpeo en series de dos o tres golpes que por su continuidad impedían un adecuado despliegue táctico de su oponente, un joven Galero 11(5KO)-1 que ante su primera oportunidad mundialista dio todo lo que tenía para aguantar en pie. La velocidad y tenacidad de Menayothin hacen pensar en el trepidante combate que podría ofrecer en una eventual pelea de unificación con el campeón IBF y WBO Katsunari Takayama, boxeador de terrible ritmo de combate como ya demostró en su duelo con el «Chihuas» Rodríguez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *