Vito Gasparyan – Simeon Hardy (13/2/2015)

Mohegan Sun Casino, Uncasville, Estados Unidos.


Cuartos de final del torneo Boxcino 2015 peso superwelter.

El combate entre el armenio Gasparyan y el guyanés Hardy resultó ser el menos emocionante de los cuartos de final, siendo un tanto falto de espectacularidad y de ritmo.
 

Hardy comenzaría el combate con un buen primer asalto, boxeando hacia atrás y manteniendo la distancia con combos de golpes rectos ante un Gasparyan que le perseguía pero que sólo podía conectar algunas manos aisladas sin ninguna continuidad. Pero este buen inicio de «Candyman» se diluyó, yendo cada vez a menos con el paso de los asaltos. Así, aunque en la primera parte del segundo asalto parecía responder adecuadamente  a la presión de Gasparyan en el intercambio de golpes, el armenio empezaría a conectar sus derechas y hook con mano adelantada.

Alcanzado el tercer asalto Hardy parecía un tanto desgastado, ya que su número de golpes era muy escaso y la potencia de las mismas era poco notable, algo que permitía que «Casper» pudiese llevarse los asaltos con muy poco, tan sólo conectando algunas poco tensas derechas y algunos hooks de mano zurda. De esta manera transcurrieron los asaltos hasta llegar al sexto y último episodio, en el cual Hardy, pese no haber encajado potentes puños, llegó a pasar algunos apuros, recibiendo varios rectos de derecha mientras retrocedía y portaba las manos bajas.

Así las puntuaciones de los jueces (60-54, 59-55 y 58-56 ) dieron por decisión unánime el triunfo a Vito «Casper» Gasparyan 15(8KO)-3-5, que mereció el triunfo no por una buena actuación, sino por una falta de actitud por parte de su rival, un Hardy que careció de la combatividad suficiente como para poder aspirar al triunfo. Gasparyan es un púgil farragoso y de encaje, al que no importa intercambiar golpes en la distancia corta, pero carece del ritmo suficiente de golpeo, de la potencia y del buen posicionamiento como para ser un peligroso peleador. En cambio sus lentos golpes y sus constantes entradas en clinch ralentizan los combates y los deslucen, resultando en poco espectaculares. Sin duda su forma de pelear, que neutraliza un tanto el boxeo rival pero no para imponer el suyo, es el causante de que haya experimentado 5 empates en toda su carrera.

De todas formas su inactividad de dos años sin subir al ring pudo agravar esta situación, por lo que en su próximo combate el 3 de abril podría dar una mucho mejor imagen. Mejor que una buena imagen deberá contar con una buena frecuencia de golpeo, factor que puede permitirle no ser superado ampliamente por el enérgico Brandon Adams.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios