Tyson Fury – Christian Hammer (28/2/2015)

O2 Arena, Londres, Reino Unido.

En juego el título WBO Internacional del peso pesado.

El británico Fury reforzó su condición de aspirante mundial con una amplia victoria sobre el número 3 de la WBO Hammer, sobre quien se impuso con su habitual estilo de boxeo mezcla de habilidad y tosquedad.

Desde los instantes iniciales Fury desarrollo la táctica que le ha aupado hasta el número 1 de las listas, caminando el ring y boxeando en larga a su oponente con jabs y directos de derecha, a quien mantenía a distancia con sus larguísimos brazos. Cuando Hammer se decidía a pasar al ataque se lanzaba hacía adelante apoyado en sus golpes rectos, puños que no conseguían hacer diana y sobre los cuales el británico contragolpeaba con potentes y certeros cruzados de mano derecha o hooks de mano izquierda. Por ello Hammer se veía forzado a optar entre la inactividad y el consecuente castigo con golpes rectos o entre la impaciencia y los ataques precipitados, por lo que un desquiciante Fury, que no cesaba de reír o de sacar la lengua a su rival, se iba a anotando los asaltos e iba desgastando a su oponente. 
 

Pese a esta neutralización de la capacidad ofensiva del púgil alemán, Hammer conseguía en determinados asaltos sobrepasar la baja guardia de Fury y llegarle con algunas fuertes manos. Esto sucedió especialmente en el tercer asalto en el que el visitante consiguió conectar su mano derecha en directo, croché y hook, aunque sería respondido por varios heterodoxos pero efectivos directos de Fury. Así, aunque Hammer llegase con algunas manos era respondido por su oponente de forma contundente, algo que terminó por desgastar al boxeador de origen rumano. Este desgaste se vio materializado en el quinto episodio, en el que Fury derribó a su rival con una derecha directa precedida por hooks al cuerpo y un potentísimo uppercut. En la reanudación Hammer trataría de agarrarse pero Fury le conectaría duros uppercuts y ganchos que le dejarían notablemente tocado.

En los siguientes asaltos el combate oscilaría de la constante y farragosa entrada en clinch al preciso contragolpeo de Fury. Finalmente después de un octavo episodio en el cual el británico llegó de forma muy contundente con directo, crochés de derecha y uppercut de izquierda, Hammer no saldría en el noveno round, dando el triunfo a Tyson Fury 24(18KO)-0.

 De este modo Fury reafirmó su condición de próximo aspirante mundial y apuntaló su moral para afrontar este duelo, dando de paso una mejor imagen que la ofrecida contra Dereck Chisora. Así, si Wladimir Klitschko, como es presumible, se impone a Bryant Jennings el 25 de abril, se enfrentará al histriónico Fury, algo que con probabilidad debería suceder entre agosto y septiembre. En este combate aunque las posibilidades de que el ucraniano campeón unificado y dominador de la división se imponga son muy altas, son muchos los que creen que Fury podría ofrecer un difícil encuentro, quizás planteando la defensa más difícil de su carrera al campeón, algo a lo que contribuiría su gran altura, envergadura y una nada desdeñable pegada. Aunque la no excesiva capacidad de encaje de Fury podría lastrarle determinantemente ante el terrible noqueador Klitschko.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios