Tony Harrison – Antwone Smith (6/3/2015)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso Superwelter.
 

El primer round se abriría con bastante intensidad, con un Harrison que repitiendo constantemente su peligroso jab, ayudado por alguna derecha, neutralizó enseguida estos mismos golpes lanzados por su rival. Con Smith un tanto más fijado por los jabs clavados por su peligroso oponente, cerca del final del asalto inicial, Harrison impactaba un 1-2 seguido por una derecha y rematado por una nueva combinación de dos golpes rectos, que estremecían brutalmente a Smith y lo derribaban. Dado lo aparatoso de esta caída y que el árbitro había contado hasta 9 cuando Smith se alzó, Harrison de forma precipitada y bastante absurda abandonó la esquina neutral para bailar en el centro del ring celebrando su victoria, aunque el combate no había finalizado y se reanudó una vez que el prospecto regresó a la esquina neutral avisado por el árbitro. En los restantes segundos del primer asalto Harrison se lanzaría a por el tocado «The Truth» arrinconándolo en una esquina e impactándole terribles combinaciones de rectos y hooks que hicieron que Smith volviera a caer a la vez que sonaba la campana del final, algo que no impidió que el árbitro realizase una nueva cuenta.

Aunque se llegaría al segundo asalto éste apenas duró unos 15 segundos, puesto que después de dos derechas directas de Harrison, el experimentado Robert Byrd detenía la pelea con buen criterio. De esta manera el prospecto Tony Harrison 20(17KO)-0, invicto con veinte victorias y con un 85% de éstas antes del límite, da un nuevo paso para alcanzar una oportunidad mundialista, de la que está notablemente cerca por su posicionamiento previo a esta pelea de 13º en el ranking IBF del peso superwelter. Con todo, aunque su imagen boxística fue buena y su jab de izquierda (o directo de izquierda) es temible por su contundencia, del mismo modo que lo es su derecha recta, hay que señalar que todos sus rivales han sido considerablemente poco exigentes y que Antwone Smith 23(12KO)-6(3)-1, su oponente más destacado por record, no peleaba desde agosto de 2013 cuando perdió por KO, también en dos asaltos, ante Jermall Charlo. Por ello, aunque Harrison es un púgil con proyección, debería afrontar una dura prueba para no precipitarse a acceder a una gran oportunidad sin la preparación adecuada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *