Terence Crawford – Thomas Dulorme (18/4/2015)

University of Texas, Arlington, Estados Unidos.

En juego el título vacante WBO del peso superligero.

El puertorriqueño Dulorme optó por arrancar el combate con bastante intensidad para no dar lugar a que Crawford pudiese preparar sus peligrosas ofensivas de golpes rectos. Así Dulorme entraría y saldría buscando el jab, el 1-2 y el croché de mano derecha ante un Crawford cauteloso, más preocupado por esquivar y bloquear los golpes de su oponente que por atacar. Por ello, exceptuando algunos jabs y directos sin demasiado convencimiento, el excampeón mundial del peso ligero se limitaría a contragolpear con hooks al rostro que no parecían suficientes para compensar los ataques de Dulorme con directos en cambios de altura y con la combinación croché de izquierda-directo de derechas.
 

Aunque de esta forma los dos primeros asaltos fueron a parar a manos del boxeador visitante, «Hunter» no tardaría en reaccionar, puesto que en los dos siguientes rounds cruzó con su oponente jabs desde la distancia media y hooks en la corta, igualando las acciones y decantando los asaltos a su favor básicamente por unas pocas derechas rectas aisladas pero de notable potencia. En cualquier caso Dulorme no estaba ni mucho menos bajo control, ya que las acciones seguían bastante parejas e incluso se hizo con el quinto episodio, asalto en el cual destacó una ballesta con la cual contragolpeó con su derecha directa un jab de Crawford.

Con Dulorme por delante en las tarjetas y plantando cara al invicto excampeón, nada hacía preveer el brusco desenlace del combate que llegaría en el sexto episodio. Crawford conectaba en el primer minuto del asalto un terrible 1-2 que desestabilizaba a Dulorme y finalmente causaba el primer knockdown del combate. Aunque este no sería el último, puesto que, después de que se alzase, Crawford lo llevaba con un directo contra una de las esquinas donde lo volvía a derribar tras varios nuevos rectos de mano diestra. Pese a estos potentes golpes el puertorriqueño se levantó por segunda vez, solo para recibir un croché de derecha y una combinación de hooks que lo derribaron por tercera y última vez.

El árbitro detuvo la pelea y el invicto Terence «Hunter» Crawford 26(18KO)-0 se hacia con una victoria por KO Técnico en el sexto asalto y con ella con el título WBO vacante del peso superligero, convirtiéndose en campeón mundial en una segunda división de peso en su primer combate en ella. De todas formas pese al resultado y a su brillante y temible derecha directa, que con el aumento de peso también ha aumentado en potencia, Crawford lejos de lo que muchos han señalado no ofreció ni de lejos su mejor combate.
Si en sus anteriores peleas Crawford arrollaba a sus rivales con sólida presión y efectivos ataques, pareció ante Dulorme un tanto carente de resolución, no conectando prácticamente golpes claros hasta el cuarto asalto, aunque también en esto influyó el buen combate ofrecido por su oponente. Crawford señaló que esta falta de actividad era un planteamiento táctico para responder a la intensidad de Dulorme durante los primeros rounds, pero algunos han considerado esto una justificación y comiencen a especular si su arrollador paso por el ligero no se repetirá en el superligero. En cualquier caso está situado como uno de los rivales a batir en esta división de las 140 libras, por lo que ya se rumorea que podría enfrentar en los próximos meses a un rival de la élite del peso.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios