Takashi Miura – Billy Dib (1/5/2015)

Ota-City General Gymnasium, Tokio, Japón.

En juego el título mundial WBC del peso superpluma.

El dominio de Dib en las acciones, aunque fue breve y tan solo se prolongó dos asaltos, dejó ver algunas de las cualidades de este hábil boxeador. Caminando el ring con soltura perseguido por un Miura que quería llevar el combate a la distancia corta, Dib jabearía o contragolpearía las entradas de su zurdo oponente con el directo o el hook de mano diestra, no deteniéndose en ningún momento salvo para entrar en clinch cuando la presión del boxeador local era demasiado peligrosa. De esta forma anuló en gran medida a su rival, que parecía un tanto frustrado y que no podía conectar más que algunas breves combinaciones de ganchos al cuerpo.
 

En cualquier caso la amenaza que suponía el campeón mundial Miura era evidente y constante, algo que se materializó en el segundo asalto en un potente hook de mano diestra al rostro que impactó plenamente en un Dib descuidado y con las manos bajas. Ante este ataque el boxeador australiano aceleraría aún más sus pasos para no volver a dejarse atrapar, por lo que parecía que el desarrollo del combate en forma de persecución se prolongaría por bastantes asaltos hasta que las potentes manos de Miura hiciesen mella en el dinamismo del aspirante o hasta que Dib pudiese dominar totalmente la distancia de combate y anular con su superioridad técnica. Pero no hizo falta a penas esperar para el desenlace de la pelea.

Con el tercer asalto comenzado, Miura conectaba una fuerte combinación de ganchos al cuerpo tras los cuales un Dib en las cuerdas conseguía salir del arrinconamiento, pero sólo para volver a ser encerrado en una de las esquinas. En esta posición Miura asestaría un brutal hook de mano zurda seguido por un directo de izquierda, golpes que harían que Dib cayese fulminado. Con muchas dificultades el excampeón mundial pluma se alzaría pero, sin poderse quedar en pie estabilizado, el árbitro hacia bien al detener la pelea.

Ante su exultante público el boxeador japonés Takashi Miura 29(22KO)-2(1)-2 retenía por cuarta ocasión su corona WBC del peso superpluma, evidenciando una vez más su tremenda pegada y capacidad de acecho que le ha permitido resolver 4 de sus últimas 5 peleas antes del límite y anotarse en estos combates 7 knockdowns. Por estas cifras Miura se asienta como campeón mundial, siendo considerado por muchos como el rival a batir junto a su compatriota, también de nombre Takashi pero apellidado Uchiyama, el invicto campeón WBA, el último boxeador que le ha batido y el único antes del límite. Dado que esta era una defensa voluntaria, próximamente Miura deberá afrontar la mandatoria que podría ser con el número 1 Francisco Vargas o, si este optase por tratar de conseguir el título WBO (organismo en el que también es número 1) enfrentándose a «Rocky» Martínez, Miura podría tener que batirse con el británico Stephen Smith, número 2 del Consejo.

La otra cara de la moneda es Billy Dib 39(23KO)-4(2) excampeón mundial considerado años atrás como unos de los prospecto de mayor proyección. Después de ser noqueado y perder su cinturón ante Gradovich y ahora caer tan duramente ante Miura, deberá de tratar de recomponer su carrera y buscar nuevos objetivos. Quizás no se encontraría en esta situación si hubiese aceptado pelear por el título IBF vacante contra el invicto José Pedraza, púgil con el que hubiese podido efectuar una pelea más igualada por sus estilos, en lugar de aceptar una mayor bolsa contra el peligroso Miura.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios