Stephen Simmons – Jon-Lewis Dickinson (4/4/2015)

Metro Radio Arena, Newcastle, Reino Unido.

En juego el título el título WBC Internacional plata del peso crucero.

El combate se abrió con un notable ritmo, muy elevado para una división como la del peso crucero, disputándose ambos el centro del ring con rápidos jabs y 1-2 así como con otras combinaciones de golpes rectos acompañados por crochés de izquierda en el caso de Dickinson y en el de Simmons por ganchos con la mano adelantada arriba y abajo. Finalmente el invicto Simmons terminaría por hacerse con la iniciativa, que no perdería hasta el cuarto asalto, y que le permitió aplicar una táctica basada en la presión intensa y en la búsqueda constante de golpes curvos. 
 

De esta forma, con un volumen notable de golpes en series de ganchos tanto al cuerpo como a la cabeza, comenzó a menoscabar a un Dickinson que no podía hacer valer su superioridad en el boxeo en distancia larga. Aún así el más experimentado Dickinson no dejó de aprovechar cualquier oportunidad, si su rival le daba cierto espacio, para conectar potentes golpes rectos en jab o directo entre la guardia, que terminarían por tener consecuencias decisivas en el desenlace de la pelea. La tremenda continuidad en el lanzamiento de puños por un boxeador como «Simbo Monster» con 90 kg (199 Lb.), pese al poco acierto de bastantes de ellos, terminó por hacer en algunos momentos tambalear ligeramente a Dickinson, que no cesaría de entrar en clinch para frenar el empuje de su oponente. 

Con todo, pese a llegar con notable dureza con el hook al rostro en el quinto asalto, Simmons se vería a su vez notablemente tocado por una nueva combinación de golpes rectos entre la guardia que hicieron que disminuyese la presión. Así, a partir del sexto episodio Dickinson pudo conseguir los necesarios espacios para aprovechar su mejor boxeo, conectando potentes 1-2, 2-1 y derechas aisladas que además de valerle claramente el control de los asaltos y de la pelea empujaron a un desgastado Simmons a las cuerdas. Por ello cuando en el octavo asalto Dickinson impactó el enésimo 1-2, Simmons no pudo encajarlo, evitando caer a la lona agarrándose a su adversario, aunque finalmente se derrumbaría pocos instantes después tras dos nuevas derechas. Aunque Simmons se levantaría, tendría enormes dificultades para mantenerse en pie por lo que el árbitro acertadamente detuvo la pelea para evitar mayores consecuencias.

De este modo, pese a que Stephen «Simbo Monster» Simmons 11(5KO)-1(1), prospecto invicto, llegaba con la intención de asentar su escalada a los puestos más altos, se vio superado por un más veterano Jon-Lewis Dickinson 16(5KO)-4(3) que supo sobrellevar el mejor momento de su rival y aguantar el castigo para aprovechar el bajón en intensidad y dar la vuelta al combate. Simmons confió demasiado en poder quebrar la resistencia de su rival con su constante golpeo y encajar los golpes de un oponente sin demasiado porcentaje de victorias antes del límite, pero sin apenas movimiento de cabeza y de cintura terminó por sucumbir ante el buen manejo de los golpes rectos de Dickinson. 

Con este triunfo Dickinson además de reponerse de dos derrotas consecutivas, podría entrar en el ranking WBC y beneficiarse de su creciente experiencia, acompañada de juventud, para tratar de probar suerte a medio plazo en un nuevo combate ante un rival de la elite de la división, pelea en la que podría llegar a tener éxito de poder llevarla a la distancia más larga posible.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios