Raymundo Beltrán – Takahiro Ao (1/5/2015)

The Cosmopolitan of Las Vegas, Las Vegas, Estados Unidos.

El título vacante WBO del peso ligero sólo en juego para Ao.

Pese a que Beltrán no había logrado dar el peso (por aproximadamente media libra) y no podía aspirar al título, la pelea seguía siendo un campeonato mundial, puesto que su rival, el japonés Ao, todavía podía acceder al cinto con una victoria, aunque el resultado del combate y el destino del cinturón WBO sería diferente.
 

Ambos comenzaron el combate probándose con sus directos, estando de forma constante en una distancia media-corta en la cual se podían alcanzar con relativa facilidad. A consecuencia de ello se produjeron, hacia la mitad del primer asalto, algunos duros cruces de rectos en los cuales el zurdo Ao conectaba un seco jab a la vez que el diestro Beltrán impactaba su derecha recta. El boxeador japonés se mostraba ágil y rápido tanto de pies como de manos, pero el hecho de que errara varios crochés de mano adelantada permitió que Beltrán pudiese entrar en la corta, donde cerraría bien el asalto con una dura combinación de ganchos arriba y abajo que decantaron este primer round a favor del mexicano. Una vez que Beltrán encontró el camino para poder llegar a la distancia corta, el combate no se prolongaría mucho más.

En el segundo episodio «Sugar» impactaría de forma repetida el hook de mano zurda al cuerpo seguido por un uppercut de esta misma mano, para tan solo unos instantes después conectar un durísimo croché de derecha que derribaba a Ao. El boxeador japonés con gran coraje se alzaría y ante la arremetida final de Beltrán respondería con cruzados y ganchos, pero estaba demasiado mermado como para poder aguantar las potentes combinaciones de curvos de su oponente, por lo que tras un repetido ataque con hook de izquierda al rostro por parte de Beltrán el árbitro intervenía acertadamente y detenía la pelea.

De esta forma, Raymundo «Sugar» Beltrán 30(18KO)-7(2)-1 conseguía una contundente victoria por KO Técnico en el segundo asalto ante un excampeón en dos divisiones como Takahiro Ao, con lo que demuestra una vez más su gran capacidad para el boxeo y su merecimiento de un título mundial. Aun así la mala fortuna o un error de cálculo durante la preparación le deja nuevamente sin poder proclamarse campeón, porque de nada le servía la victoria habiéndose excedido en el peso poco más de 200 gramos. A este caso de casi rozar el título sin alcanzarlo hay que añadir un precedente, cuando en septiembre de 2013 Beltrán disputó un combate ante el campeón Ricky Burns saldado con empate y que la gran mayoría de críticos y aficionados vio como una clara victoria para el mexicano.

En cualquier caso Beltrán deberá mirar al futuro en búsqueda de una nueva oportunidad del mismo modo que la WBO deberá establecer un nuevo combate por el título vacante. Es difícil saber exactamente cual será el movimiento de la Organización. En algunas ocasiones los organismos optan por una nueva oportunidad para los vencedores que no han dado el peso, aunque la gran mayoría de veces suelen penalizarlos por lo que consideran falta de profesionalidad. Así, existe la posibilidad, según muchos muy merecida, para que Beltrán vuelva a aspirar al cinturón vacante WBO ligero, aunque posiblemente se pueda optar por otro boxeador del top 15. Lo que es casi seguro es que uno de los aspirantes será el británico invicto Terry Flanagan, ganador de una eliminatoria ante Stephend Ormond que le había situado como aspirante mandatorio para el ganador del Beltrán-Ao.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios