Patrick Nielsen – George Tahdooahnippah (14/3/2015)

Ballerup Super Arena, Ballerup, Dinamarca.

En juego el título vacante WBA Internacional del peso supermedio.

El debut en la categoría del peso supermedio por parte del joven prospecto de 23 años Nielsen dejó imágenes confrontadas. Y es que por un lado se mostró terriblemente fuerte y con una gran preparación física, fortaleza que le permitió por ejemplo inflamar el pómulo izquierdo de su rival apenas con un sólo directo de izquierda en el primer round y con resistencia que le valió mantenerse rápido de manos y piernas durante todo el encuentro. Pero por otro lado se mostró sumamente cauteloso e incluso falto de iniciativa ante un rival que no demostró estar a la altura.
 

El combate se desarrollo casi de forma idéntica durante los siete asaltos que se prolongó, con Nielsen persiguiendo a su rival de forma constante e impactando eventuales directos de mano izquierda (el púgil danés es zurdo) o muy abiertos crochés de mano derecha, golpes que sólo abandonaba para conectar unos heterodoxos hooks al cuerpo. Por su parte Tahdooahnippah caminaba el ring con pasos laterales tratando de salir de presión, limitándose a lanzar poco decididos directos de mano diestra y crochés con el puño adelantado básicamente a la contra. La constante tónica del combate se vería alterada con un knockdown del visitante «Comanche Boy» en el tercer asalto, producido por hooks al cuerpo impactados por Nielsen, pero ayudado con un ligero empujón final.

Si el boxeador norteamericano se había mostrado falto de actividad en sus puños previamente a la caída, desde este momento ofrecería aún menos boxeo. Pero aunque era de esperar que el joven danés aprovechase para arrollar a su oponente, esta reacción no llegó a producirse ni tan si quiera cuando su entrenador le insistía una y otra vez para que acelerase sus acciones, señalando acertadamente que su adversario no suponía ya una amenaza. Sin atender a estas indicaciones Nielsen siguió manteniendo su escaso ritmo de golpes, no decidiéndose a enlazar un gran volumen de golpes cuando un desgastado Tahdooahnippah se encontraba arrinconado en una esquina. De todas formas los potentes puños de Nielsen, aunque escasos, castigaron progresivamente a su adversario, que se mostró en los asaltos sexto y séptimo considerablemente tocado, llegando incluso desde su esquina a amenazarle con parar el combate. Finalmente este sería el desenlace, puesto que el visitante no saldría para el octavo asalto.

De esta forma Patrick Nielsen 24(12KO)-1, hermano mayor del peso crucero Micki Nielsen, conseguía su primera victoria como supermedio y se hacía con el título WBA Internacional que le ranqueará entre los 15 primeros de dicho organismo. Aunque es innegable que Nielsen dominó todo el encuentro y tuvo momentos de buen boxeo, se debe señalar que su oponente no ofreció excesiva oposición, algo que no conllevó que un Nielsen demasiado cauteloso buscase un breve desenlace del encuentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *