Nuevos combates para Roy Jones y Bronco Wright o cómo saber cuando retirarse

Es obviamente difícil dejar una ocupación a la que se han dedicado casi 30 años. Tras pasar tanto tiempo saliendo a correr cada mañana antes de que despuntase el sol o consumiendo las tardes en intensos sparrings preparándose adecuadamente para un futuro y esperanzador combate, se crea en los boxeadores una costumbre que con el tiempo acaba formando parte indisoluble de sus vidas, apoyada por la emoción de disputar una nueva pelea y por el afán de un nuevo reto. Y en muchos casos este hábito no se limita a los años de boxeador profesional más los de amateur, sino que en no pocas ocasiones les ha ocupado gran parte de la semana desde que eran niños.


Así es fácil comprender porque muchos (por no decir la mayoría) de los púgiles no encuentran nunca el momento adecuado para terminar sus carreras, recibiendo por ello castigo y derrotas siempre de más y que en muchos de los casos tienden a empañar una brillante carrera. Mucho ha contribuido a ello en los últimos años el caso de Bernard Hopkins, que con casi 50 años ha podido unificar dos cinturones del peso semipesado y medirse al mejor boxeador de la división. Así un notable número de boxeadores han seguido sus carreras por un gran número de combates más de los adecuados, no teniendo en cuenta la excepción del caso Hopkins, un boxeador destacado por su efectiva defensa y por el poco castigo recibido. En otros casos en nada ha influido la larga carrera de Hopkins; como mucho en reafirmar sus convicciones de seguir sobre los cuadriláteros todo el tiempo que puedan.

Este tema vuelve a surgir con la confirmación de un nuevo combate para el actualmente peso crucero Roy Jones Jr. y otro del pesado Billy «Bronco» Wright.  Jones, que con 46 años y habiendo debutado en el año 1989 afrontará un nuevo combate ante el modesto Willie «For Real» Williams 14(4KO)-8(2)-2 el 6 de marzo, según él para prepararse para un combate contra Marco Huck. Mientras que Wright, de 50 años y debutante en el 1986, tratará de entrar en el top 15 de la WBC del peso pesado (actualmente es 17º) ante el muy modesto brasileño Gilberto Matheus «El Mágico» Domingos 22(20KO)-2(2) el 13 del mismo mes.

Aunque ambos tienen el suficiente boxeo todavía para ganar a muchos boxeadores, arrolladoramente incluso a púgiles de modesto palmarés, han pasado el mejor momento de sus carreras y con ello han aumentado las posibilidades de recibir un castigo peligroso, sobre todo en estas categorías de peso máximas. Por mucho que les emocione todavía subirse a un luminoso cuadrilátero rodeado por centenares o miles de aficionados y tratar de demostrar que son mejores que su rival, la ganancia potencial o la satisfacción de sus deseos de boxear no compensan en ningún caso el riesgo de perjudicar su estado de salud.

Por ello, pese a no encontrar la forma ni las ganas de abandonar el deporte del que han vivido, deben encontrar una nueva ocupación que los haga sentirse realizados. Porque las siete victorias de Jones desde su derrota en 2009 ante Joe Calzaghe, no compensan en ningún caso las derrotas por KO ante Danny Green y contra Dennis Lebedev y la repercusión que a la larga pueden tener para su salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *