Leonela Paola Yúdica – Vanesa Lorena Taborda (20/3/2015)

Centro Deportivo Municipal Nº2 de Caseros, Argentina.

En juego el título mundial femenino IBF del peso mosca.

El segundo encuentro entre las argentinas Yúdica y Taborda resultó muy bronco y farragoso, marcado por una deficiente actuación arbitral y unas cartulinas muy poco acertadas.

Tan pronto como en el segundo asalto la dinámica del combate entró en un desarrollo embarrado, el cual era forzado por una Taborda que buscaba la corta para anotar sus manos, mientras Yúdica por su parte no encontraba la forma de mantener a raya a su rival. Por ello ambas entraban de forma constante en clinch, circunstancia aprovechada por la aspirante Taborda para golpear de forma repetida la nuca de su rival, golpes antirreglamentarios que se repitieron durante los diez asaltos del combate y que fueron permitidos por el árbitro. Del mismo modo viendo Yúdica que no eran penalizados y que su rival insistía en este tipo de golpes no dudo en responder con los mismos.
 

Los asaltos en su gran mayoría caían del lado de la campeona Yúdica, pues ésta en cuanto conseguía un cierto espacio atacaba o contragolpeaba con el directo de derecha, con el hook de izquierda o con el croché de derechas, golpes que eran mucho mas claros que los ganchos en corta y de poco recorrido de su rival. Aún así las ocasiones en que Yúdica podía aplicar su mejor técnica eran bastante esporádicas, ya que al empuje de su adversaria había que sumar la falta de resolución de la campeona para caminar el ring. De esta manera el combate se siguió desarrollado de la misma forma, con las manos poco frecuentes pero muy claras de Yúdica y los constantes forcejeos en clinch.

Las actuaciones antideportivas de Taborda se intensificaron todavía más en el ecuador del combate en el que de forma repetida dio golpes tan bajos que en ocasiones impactaban más cerca de la rodilla de Yúdica que de su cintura. Dado que el árbitro no ponía freno a estas acciones el tono bronco del combate se mantuvo e incluso aumentó, ya que en el sexto episodio Yúdica resbalaba por el agua acumulada en la lona de una de las esquinas y cuando permanecía apoyada en el suelo con sus guantes era golpeada en el rostro. Esta acción tan flagrantemente antideportiva al fin motivó el descuento de un punto por parte del árbitro, aunque este descuento nada influyó en las puntuaciones finales, puesto que de forma absurdamente compensatoria e injusta restaría también un punto en el round ocho a Yúdica presuntamente por reiterados agarrones, castigo excesivo y casi risible teniendo en cuenta las irregularidades previas de su contraria que no habían sido sancionadas.

Finalmente el combate consumió los diez asaltos y, aunque era de esperar que Leonela Paola Yúdica 9(0KO)-0-3 se llevase una amplia victoria por decisión unánime, los jueces dieron unas incomprensibles puntuaciones de doble 94-94 y un 95-93 favorable a la campeona, dando por consiguiente un empate por decisión mayoritaria. Pese a que este resultado valía a Yúdica para retener su cinturón de campeona mundial IBF, parece quedarse muy corto, no reflejando el acontecer del combate, en el cual Yúdica anotó las mejores manos y trató de ofrecer algo de boxeo, aunque es justo señalar que se dejó llevar al terreno que buscaba Taborda.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *