Krzysztof Glowacki – Nuri Seferi (31/1/2015)

Torun, Polonia. En juego el título WBO europeo del peso crucero.


Durante los doce asaltos de combate el polaco Glowacki controló con amplitud el desarrollo de las acciones. Desde la distancia larga anotaba con facilidad y velocidad con combinaciones 1-2, 1-2-croché de derechas (Glowacki es zurdo) o 1-2-hook abajo al cuerpo, demostrando una gran habilidad para golpear encontrando los ángulos y para buscar los huecos en la cerrada guardia de su rival. Cuando Seferi, anulado en la larga y sin producir más ataques que algunos directos muy aislados, trataba de acelerar sus pasos para probar suerte en la distancia corta era contragolpeado por ganchos o cruzados por parte del púgil local, que apoyado en un buen juego de piernas se marchaba de la presión.

En algunas de las ofensivas del boxeador albano, éste conseguía anotar golpes curvos, pero gracias a su mayor velocidad Glowacki siempre respondía a estos con dos o tres golpes más que los recibidos. En el contraataque, al igual que en el combate en la larga, demostraba el polaco su habilidad y velocidad para impactar sus manos, destacando sus golpes pasando por encima de los puñetazos de su adversario.

 

Seferi se veía falto de iniciativa, limitándose a seguir a su oponente sin encontrar la forma de alcanzarlo, pero a Glowacki, que controlaba el ritmo y el espacio, le faltaba la voluntad de sacar más provecho de su superioridad intensificando sus acciones, algo que al menos le suponía no arriesgarse a sufrir castigo. Esta tendencia del púgil polaco quedo reflejada en los últimos instantes del combate: en el doceavo asalto Glowacki impactaba un potente hook al rostro de mano zurda que seguido por un uppercut con esta misma mano llevaba contra una esquina a Seferi, pero después de una serie de curvos y rectos Glowacki daba un paso atrás y permitía a su oponente terminar el combate en pie.

De esta manera se llegó a la lectura de cartulinas que reflejaron puntuaciones de 120-108 y doble 118-110, dando así el triunfo por decisión unánime a Krzysztof Glowacki 24(15KO)-0, que mantenía su record invicto y sus aspiraciones al título mundial. La imagen de Glowacki fue muy buena, demostrando agilidad y velocidad notables para un peso crucero, así como un gran uso de sus puños y sus piernas para llevarse los asaltos con claridad. Su porcentaje de victorias antes del límite del 62% podría ser más alto y si no lo es así no es debido a una falta de potencia en su pegada, que es bastante considerable, sino a una continuidad y voluntad de alcanzar el fin del combate antes de consumir todos los asaltos. En los instantes finales del combate, con Seferi 36(20KO)-7(1) un tanto tocado y sin respuesta, podría haber forzado el KO Técnico si hubiese seguido lanzando manos, pero consecuente a su actuación durante el combate no tomó esta opción pese a la escasez de riesgo, terminando el combate, eso si, con su rostro prácticamente intacto.

En cualquier caso Glowacki, número 1 en las listas de la WBO, puede ofrecerle a Marco Huck, al que pronto debería enfrentarse, un difícil combate, sobre todo si el campeón muestra la desidia combativa de su último encuentro.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios