Kenia Enríquez – Melissa McMorrow (28/2/2015)

Centro de Convenciones, Rosarito, México.

En juego el título mundial WBO femenino del peso mosca.

 En un igualado y disputado combate una controvertida decisión de los jueces dejó de forma inmerecida a Enríquez sin su título de campeona.

Como se podía esperar participando en la pelea la farragosa McMorrow, el encuentro estuvo marcado por un fuerte ritmo de combate, ya que la estadounidense con su constante avance contra su oponente forzaba a ésta a responder con presteza para no verse arrollada. Pero Enríquez, que mostraba un magnífico juego de piernas que remataba su gran técnica, encontraba formas para neutralizar a su rival manejándola en la distancia larga con el jab y el directo de derecha o contragolpeándola con el croché o el uppercut cuando había sobrepasado la defensa que suponían sus golpes. De todas formas una «Mighty» en un gran estado de forma no cesaba de perseguirla tratando de cortar el ring y lanzando un gran volumen de manos conseguía que algunos de estos llegasen con claridad, sobre todo con su principal arma, el hook de mano zurda al rostro.
 

Así, los asaltos iban cayendo casi de forma alternada del lado de una y del lado de otra, puesto que si McMorrow, cansada de lanzar muchos golpes en el asalto anterior, disminuía un tanto su ritmo, «La Jaguarcita» la dominaba con sus largos rectos gestionando la distancia o contragolpeando con sus curvos, pero en el asalto siguiente la visitante volvía a aumentar su ritmo y a llevar el combate a la distancia corta, donde de forma desordenada pero férreamente tenaz se anotaba algunas manos. Pese a esta división del control de los asaltos, Enríquez conseguiría terminar el encuentro rompiendo esta racha, pues se haría con los dos últimos asaltos gracias a claras derechas directas.

Pero de forma muy controvertida los jueces, con puntuaciones dispares de 97-93, 96-94 y 92-98, daban la victoria por decisión dividida a la visitante Melissa «Mighty» McMorrow 10(1KO)-5-3, que se proclamaba campeona mundial WBO del peso mosca. Tanto la puntuación de 97-93 como la de 92-98 resultan excesivas, ya que no reflejan de ningún modo lo igualado del combate, encuentro que si bien mostró a una McMorrow luchadora que hizo todo lo que estuvo en su mano para ganar, debió de haber sido contabilizado como victoria para Enríquez. La mexicana llegó de forma más clara y en momentos más decisivos que su rival, utilizando además buenas esquivas y bloqueos que ayudaban a decantar a su favor asaltos igualados. Así, después de que en sus dos últimas visitas a México contra «Barbie» Juárez y «Kika» Chávez consiguiese dos controvertidas derrotas por decisión unánime, McMorrow se hacía con una victoria pero también controvertida, y es que su tendencia a enredar los combates dificulta la puntuación de los jueces.
En cualquier caso, aunque Kenia Enríquez 13(6KO)-1 haya perdido su título y su record de invicta, no debe desmoralizarse puesto que tiene por delante un futuro sumamente prometedor.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios