Julio César Chávez Jr. vs. Andrzej Fonfara (18/4/2015)

StubHub Center, Carson, Estados Unidos.

En juego el título vacante WBC Internacional del peso semipesado.

De forma progresiva el combate fue pasando de una pelea con espacios a un enfrentamiento de intensos intercambios de golpes cabeza con cabeza, ya que durante los primeros asaltos, como era de esperar, Fonfara utilizaría su mayor altura y envergadura para establecer el jab y probar suerte con el 1-2, aunque pronto comenzaría a trabajar con el gancho en corta. Por su parte el arranque de Chávez estuvo marcado por el lanzamiento de golpes aislados con el croché de derecha y el directo tratando de sobrepasar los largos brazos de su rival. En cualquier caso tan tempranamente como en el segundo episodio ambos boxeadores empezarían a acortar la distancia y a sucederse en los ataques, aunque todavía pelearían en la media con el 1-2 y sobre todo con el hook de mano adelantada.

A partir del cuarto asalto el combate se asentaría en la distancia corta en la que se cruzaban golpes de forma muy frecuente, destacando los hooks de mano izquierda y los uppercuts de derecha de Fonfara y los ganchos de derecha de Chávez así como sus hooks de izquierda al cuerpo. El púgil polaco, aunque no suele ser este su boxeo, aceptaría el intercambios de golpes y lejos de verse arrollado respondería con un número de puños superior al de su adversario, golpes que eran rápidos pero parecían faltos del suficiente recorrido como para ser adecuadamente potentes.
 

Afianzado el combate en la distancia cerrada Chávez presionaría, llegando a empujar a las cuerdas a un Fonfara que con un paso lateral y medio giro pudo eludir el arrinconamiento e incluso salir golpeando con el gancho, acción que repitió varias veces durante la pelea y que tendría un papel decisivo en el desenlace final. Con todo, el combate seguía igualado en torno a la mitad de la pelea, con Fonfara golpeando con uppercut y ganchos de poco recorrido la cabeza de un Chávez que se agachaba constantemente y con el púgil mexicano variando en alturas y trayectorias sus ganchos de ambas manos.

Pero alcanzado el sexto asalto un nuevo gancho de izquierda de Fonfara estremecería ligeramente a Chávez, evidenciándose que los golpes del polaco llevaban mas poder del aparente y estaban castigando al excampeón mundial del peso medio. Dado que Chávez avanzaba constantemente sobre él, en muchas ocasiones empujando con su cabeza, Fonfara en algunos momentos empujaría con su hombro para hacerse el suficiente espacio como para que pasaran sus golpes ascendentes. Esta acción repetida en el séptimo asalto le costó un punto al boxeador polaco, ya que en lugar de hacerse hueco golpearía el rostro de un Chávez que estaba agachado. De todas formas este descuento de un punto no tendría mayores consecuencias, puesto que en el noveno asalto Fonfara volvía a realizar su medio giro para salirse de las cuerdas, impactando seguidamente un hook zurdo a la sien de Chávez, que caería a la lona por primera vez en su carrera.

Fonfara no se arrojaría con gran intensidad a la búsqueda de un knockout, mientras que Chávez un tanto a la desesperada respondería con ganchos, pudiendo terminar este noveno y último episodio. Y es que sería el asalto final, dado que Chávez no saldría al décimo round, abandonando la pelea y dando la victoria a Andrzej Fonfara 27(16KO)-3(1). Con ella el púgil polaco conseguía la mayor victoria de su carrera y se sentía con la suficiente capacidad para encarar un nuevo enfrentamiento ante el campeón WBC Adonis Stevenson, a quien se enfrentó el pasado mayo ofreciendo un disputado combate.

Para Julio César Chávez Jr. 48(32KO)-2(1) las siempre presentes dudas se vuelven a cernir sobre su carrera, aunque en esta ocasión los fallos van más allá de este combate, puesto que no ofreció una mala pelea, respondiendo a los golpes de un boxeador peligroso, más grande y asentado en el peso. Las preguntas que deberían hacerse quienes conducen su carrera son cómo ha podido subir de la división superwelter a la del semipesado en menos de seis años y si su combate de debut en esta división debía de ser contra uno de los 5 mejores retadores. Chávez demandó un combate de revancha ante Fonfara, pero esto no parece su mejor opción, ya que si todavía quiere tener éxito en el boxeo su futuro pasa por bajar tantas divisiones de peso como un entrenamiento estricto y una vida disciplinada le permitan.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios