Evgeny Gradovich – Lee Selby (30/5/2015)

O2 Arena, Londres, Reino Unido.

En juego el título mundial IBF del peso pluma.


El público congregado en el O2 Arena esperaba con impaciencia el combate entre el local Selby y el campeón Gradovich para ver culminar el auge de una nueva estrella del panorama boxístico del país, algo que no terminó de materializarse con brillantez pero que convenció a la mayoría.


Los planteamientos estratégicos de ambos púgiles antes del inicio de la pelea eran obvios y conforme a estos desarrollaron el combate. Si bien Selby no detendría su desplazamiento a penas un instante durante toda la pelea, Gradovich no le dejaría tampoco un margen de disminución en la presión. El británico abriría al máximo posible el ring y apoyándose en su buen juego de piernas se desplazaría lateralmente o de espaldas a la vez que atacaba o contragolpeaba con el jab o el directo diestro. Gradovich tenía muchos problemas para entrar, pero no por ello dejaba de anotar manos en directo y sobre todo en gancho de izquierda. Aun así el aspirante podía contar a su favor las mejores acciones, golpeando con claridad por dentro de la guardia de su rival y evitando los peores momentos de peligro. 

Cuando Gradovich empezaba a entrar en la pelea y a conseguir conectar sus ganchos, con más tenacidad que buen posicionamiento, la brillantez técnica de Selby aparecería dejando magníficos uppercuts a la contra, ganchos en ángulo mientras salía de la línea de ataque o combinaciones directo-hook también a la vez que se desplazaba. De todas formas, pese a unos primeros tres asaltos en los cuales Selby pudo marcar la diferencia con su claro golpeo, Gradovich aceleraría un tanto el ritmo de sus acciones y comenzaría a fijar más al británico, que por primera vez en la pelea era arrinconado en el cuarto episodio. Junto a este round, el campeón Gradovich se anotaría el quinto asalto, el mejor del combate para él, en el cual impactaría con dureza y de forma repetida el gancho al rostro con su mano diestra acompañado de algunos directos.


Cuando Gradovich amenazaba con empatar las cartulinas, el constante martilleo de derecha rectas de Selby se cobró su precio y con un nuevo directo en el sexto asalto desestabilizaba al persistente Gradovich, que incluso se vería obligado a retroceder durante breves instantes. Un Selby sorprendido y acelerado no sabría sacar partido a este mal momento y Gradovich se recuperaría, aunque el ruso volvería a verse desestabilizado en el mismo episodio por un gancho zurdo. Finalmente, en el séptimo asalto los cortes hicieron aparición, pues en este round se agravó una profunda brecha en la ceja derecha de Gradovich, pero sería un nuevo corte en la ceja izquierda el que en el octavo asalto llevaría al árbitro a consultar al médico y este a detener el encuentro. El combate se resolvería por decisión técnica y lectura de cartulinas, ya que el corte fue provocado por un cabezazo involuntario. Al saber que se recurriría a las tarjetas un Selby sobreconfiado se pondría de pie sobre una de las esquinas celebrando antes de tiempo lo que el consideraba su victoria.


Con todo, la celebración anticipada tuvo sus motivos, puesto que los jueces le dieron la victoria con puntuaciones de 80-72 y doble 79-73, proclamándose Lee Selby 21(8KO)-1 campeón mundial IBF del peso pluma, el primer título en su carrera profesional. El británico ofreció un buen combate y aunque no tomó riesgos ni ofreció demasiado de su repertorio habitual de brillante boxeo, consiguió una clara victoria en la que supo no ofrecer planos y manejar la distancia de combate y los tiempos de ataque para anular las ofensivas del campeón manteniéndose la mayoría del tiempo fuera del alcance. Gradovich 19(9KO)-1-1, que sufre la primera derrota de su carrera, lo intentó y llegó con manos peligrosas, en acciones llenas de coraje y de decisión, pero su esquivo rival solía anotar más y sin dejar dudas a la vez que se marchaba, recurriendo en ocasiones a detalles de gran técnica. La puntuación de Bastión Boxeo es de 78-74 a favor de Lee Selby.


Dicho esto, cabe decir que Selby maneja mucho mejor una distancia media de combate que una corta, sufriendo algunas dificultades en este tipo de pelea, por lo que este es uno de sus puntos débiles que deberán aprovechar sus próximos retadores. De momento los boxeadores situados más arriba en la clasificación son Abner Mares y Jayson Vélez y aunque el primero parece tener otros planes, el segundo si podría acabar enfrentándose al nuevo campeón, quizás después de una eliminatoria ante Eric Hunter. Aún así, parece que los mayores retos para el británico pasan por Vasyl Lomachenko, que ha afirmado que quiere enfrentarse a cualquiera que tenga un cinturón en la división.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios