Emanuel López – Carlos Padilla (21/3/2015)

Palenque de la Feria Mesoamericana, Tapachula, México.

En juego el título interino WBA del peso superpluma.

La pelea arrancaría con el colombiano Padilla situado en el centro del ring lanzando el jab con rapidez y de forma repetida ante un López que conseguía sobrepasar eventualmente esta barrera de izquierdas con el croché de derecha o con ganchos de mano zurda aislados. Pero a partir del segundo episodio los dos púgiles aceptarían frecuentes intercambios de golpes en corta, a consecuencia de los cuales ambos se alcanzaban de forma clara con combinaciones de dos y tres golpes curvos, destacando los uppercuts del colombiano y los hooks del mexicano. Así después de un intenso e igualado segundo y tercer episodio, llegados al cuarto round el «Pollo» López decantaría a su favor la balanza llegado de forma más contundente y más clara con el gancho de mano izquierda arriba y abajo y con un muy duro croché de mano derecha.
 

Así, «Batey» Padilla comenzó a mostrar signos de creciente desgaste, disminuyendo notablemente el volumen de sus puños lanzados y la potencia de los mismos. Por ello en el quinto asalto López aprovecharía el mal momento de Padilla para llegar con gran dureza con la combinación uppercut de izquierda-hook de derecha y posteriormente con un croché de mano diestra que tambaleaba al púgil visitante, golpe que fue seguido por nuevos cruzados del boxeador local en busca de un knockdown que no llegó a producirse por el tañido de la campana. En cualquier caso Padilla estaba muy tocado y en los siguientes asaltos con prácticamente cualquier mano que le impactaba con claridad se veía puesto en notables apuros, llegando incluso a quedar en cuclillas tras encajar alguno de los ganchos de su rival pero evitando tocar la lona. 

López siguió presionando con fuerza e impactando combinaciones de uppercuts, hooks y su peligrosísimo croché de derecha, puños que acumularon castigo hasta que en el séptimo asalto un nuevo uppercut de derecha del mexicano tumbaba a Padilla. Aunque «Batey» se levantaría y aguantaría varios minutos más y en una gran muestra de valentía todavía respondería con lo poco que le quedaba en forma de uppercut o hook con mano adelantada, el combate estaba roto y en el noveno asalto el «Pollo» se anotaría un segundo knockdown a consecuencia de un hook de mano diestra al cuerpo. En la reanudación López seguiría de forma intensificada castigando con sus ganchos de ambas manos arriba y abajo, llevando al árbitro, después de una dura derecha directa, a detener la pelea.

Por ello el cetro interino WBA del peso superpluma iba a parar a manos del mexicano Emanuel «Pollo» López 18(7KO)-4(1) que conseguía su primer título, cinturón que debería situarle como número 1 en las listas de este organismo y muy cerca de una oportunidad mundialista a medio plazo. De todas formas hay que señalar que esta victoria fue fruto más de su tesón, capacidad de encaje y fortaleza física que a un planteamiento táctico acertado, aspecto en el que de cara a sus próximos y cruciales enfrentamientos deberá pulir, puesto que lo necesitaría tanto si se midiese al supercampeón Uchiyama, al campeón salido del combate Bryan Vásquez-Javier Fortuna o en defensa de su título interino.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios