Amnat Ruenroeng – Zou Shiming (7/3/2015)

Venetian Resort, Macao, China.

En juego el título mundial IBF del peso mosca.

El duelo entre estos dos boxeadores de destacada carrera amateur, además de un resultado controvertido, dejó una pelea de golpes aislados y carente en gran medida de continuidad táctica.

Ruenroeng ofrecería un buen primer asalto, neutralizando a su oponente con veloces ataques con la combinación directo de derechas-croché de izquierdas o con contragolpes con el directo o el hook, saliéndose del alcance siempre que estaba amenazado. Pese a este buen arranque, en el segundo asalto Shiming se anotaba una caída después de impactar un hook de mano derecha al rostro de su rival, aunque si bien el tailandés tocaría la lona en gran parte por un mal posicionamiento de piernas. En la reanudación el púgil chino perseguiría y anotaría algunas manos con directo y croché, pero el campeón no se mostró tocado o presionado, eludiendo los ataques del local con su buen juego de piernas.
 

Aún así el amplio dominio del round inicial del boxeador tailandés no se volvería repetir a lo largo del combate, pues si bien en algunos momentos se anotaba un asalto con algunos golpes claros en la larga, no controlaba totalmente el combate, pudiendo también Shiming conectar sus manos en croché o directo. Dado que ambos no lanzaban un gran volumen de manos y que basaban su combate en los golpes aislados, algunos de ellos nada claros, los asaltos se tornaron igualados y muy difíciles de puntuar. En algunos de ellos Ruenroeng decantaba la balanza a su favor por sus mejores acciones defensivas, ya que caminaba bien el ring y de forma escurridiza realizaba esquivas o salía de la presión, pero en otros Shiming con su iniciativa y con un mayor número de puños que su adversario se llevaba el round. Por ello el combate se desarrolló parejo, sin que ninguno de ambos pudiese decantar con una mayor acción el combate, movidos por la cautela y centrados en realizar constantes amagos para forzar el error del contrario.

Cuando en la parte final del encuentro Ruenroeng empezó a boxear con más sentido y constancia, apoyándose repetidamente en el jab mientras caminaba el ring y buscaba los ángulos, pudo decantar las igualadas puntuaciones de los jueces a su favor. Estos optaron por puntuaciones idénticas de 116-111, dando el triunfo al tailandés Amnat Ruenroeng 15(5KO)-0 que defendía por tercera vez su cinturón IBF del peso mosca. En nada satisfizo este resultado al púgil local, que protestó por lo que consideraba unas puntuaciones injustas, cartulinas que frustraron su proyecto y el de su promotora de convertirlo en campeón mundial y en una referencia para el boxeo chino. Hay que señalar que aunque la victoria de Ruenroeng no fue muy brillante, basada en un boxeo efectista y de carácter mayoritariamente defensivo, suyas solieron ser las mejores manos, mientras que Shiming, como aspirante y apoyado por su público, debió de mostrar una mucho mayor iniciativa, agresividad y ambición de victoria.

En cualquier caso ambos deben mirar a su futuro y si bien Ruernroeng deberá empezar a prepararse para una defensa mandatoria contra el excampeón mundial minimosca filipino John Riel Casimero, Shiming 6(1KO)-1 probablemente regresará a los rings en julio para volver a buscar una nueva oportunidad mundial.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios