Amir Mansour – Joey Dawejko (8/5/2015)

2300 Arena, Philadelphia, Estados Unidos. Peso Pesado.

El combate, dividido en dos diferentes partes de dominio, fue un interesante duelo de pesos pesados que, igualado en líneas generales, se decidiría finalmente por un bajón físico de uno de los contendientes.

En la primera parte de la pelea, hasta el quinto episodio, el joven Dawejko mostró que había elegido la táctica adecuada para vencer a un púgil zurdo. Escogiendo mucho sus golpes y mostrándose cauteloso ante un muy peligroso Mansour, Dawejko neutralizaría las entradas de su oponente con el croché de mano izquierda y con el hook al cuerpo con esta misma mano, golpes que además de anotar con claridad le permitían detener el avance de su oponente, dándole la oportunidad de alcanzarlo con la derecha directa. Viendo que en la distancia larga y media estaba siendo vencido por los golpes de poder de «Tank» Dawejko, Mansour realizaría sus potentes y características arremetidas en corta aunque de forma poco frecuente, con las cuales, si bien ponía de manifiesto su peligro, tan solo pudo anotar unos pocos hooks de mano diestra sin demasiado recorrido y directos poco claros. Estas ofensivas produjeron arriesgados acercamientos de cabezas, que finalmente se tradujeron en choques y en dos profundos cortes, uno en cada uno de los boxeadores. 
 

De todas formas estos ataques, aunque desordenados, motivaron que su adversario realizase un cambio de guardia diestra a zurda. Este cambio pareció descolocar un tanto a Mansour, que no podía evitar encajar la directa zurda y durísimos hooks al rostro también de mano izquierda. Pese a que «Hardcore» caminó el ring buscando los ángulos, no encontró la forma de responder ante un boxeador posicionado como zurdo, por lo que a consecuencia de uno de los ganchos de izquierda de Dawejko, Mansour estuvo a punto de recibir una cuenta, pero, aunque muy desestabilizado, de forma sorprendente tan solo rozó con sus guantes la lona.

Pasado el quinto asalto Mansour estaba muy por detrás en las tarjetas, pero a partir del sexto comenzaría a reaccionar. Dawejko no mostraba ya su audacia para contragolpear ni su velocidad anterior, mostrándose progresivamente más cansado. Por su parte Mansour por fin pudo encontrar el camino para impactar su mano adelantada en hook a la cabeza y en croché, sin recibir a penas respuesta por parte de su rival. Así, del sexto asalto hasta el final Mansour se fue haciendo con cada round, pese a haber hecho muy poco en algunos de ellos, mientras que Dawejko, que disputaba su primer combate a diez asaltos, terminó tan cansado que en la parte final se vio apurado y obligado a entrar en clinch.

Aunque el combate había sido muy igualado, evaluándolo de forma global, la sensación final, por los malos momentos de Dawejko en los últimos asaltos, era de que Amir «Hardcore» Mansour 22(16KO)-1 se había impuesto por estrecho margen. Así lo reflejaron las cartulinas de los jueces que por decisión unánime y con puntuaciones de 96-94, 97-93 y 98-92 le dieron el triunfo a Mansour. Perfectamente es aceptable la puntuación del juez que dio 96-94, ya que finalmente Mansour pudo hacer algo más para merecer ganar. En cualquier caso no es adecuada la puntuación de 98-92 que parece muy excesiva, siendo tres de los asaltos muy claros para Dawejko.

Con esta victoria Mansour podría acercarse notablemente al top 15 WBC del peso pesado y, por la obtención del título USBA Pennsylvania, ranquearse bien en las listas estadounidenses. Así podría disputar algún buen combate contra uno de sus compatriotas, que podría ser al igual que el disputado ante Cunningham por el título USBA, crucial para su futuro. Por su parte Dawejko, cuya técnica y táctica demuestra su buena trayectoria amateur, con tan solo 24 años puede realizar todavía muchos buenos combates y conseguir grandes victorias, pudiendo obtenerlas de forma más clara con una mucho más intensa preparación física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *