Amir Khan – Chris Algieri (29/5/2015)

Barclays Center, Nueva York, Estados Unidos.

En juego el título WBC plata del peso welter.

El combate entre Khan y Algieri fue un duelo muy disputado en el cual Khan trató de imponer su boxeo técnico ante un púgil que quería mostrar con agresividad una mejor versión de la ofrecida en su última pelea.

Durante los dos primeros rounds Khan realizaría un buen boxeo en la distancia media-larga, controlando la separación con su rival mediante un buen uso del jab y del directo, conectando también veloces combinaciones de golpes rectos que neutralizaban las entradas de Algieri. De todas formas el boxeador estadounidense, pese a las dificultades para encontrar un desarrollo de pelea en una distancia más corta, no cedía en su presión ante los golpes de su rival, sino que trataba de cortar el ring y abrir camino a sus ofensivas con el jab y con el gancho de izquierda. Aún así Khan conseguía entrar en clinch para evitar peligrosos intercambios o salía de la presión apoyado en sus directos junto a pasos laterales, aunque no pudo evitar una durísima derecha directa que le hizo tambalear.

Este golpe de Algieri, la derecha recta aislada, fue uno de los principales problemas para Khan, que no lograba evitar dicho golpe por más veces que lo recibiese. Así, después de un tercer asalto igualado en el que se produjeron algunos duros intercambios, Algieri conseguiría anotarse un cuarto episodio en el que su directo alcanzó repetidamente a un Khan que a penas lograba intuir el golpe. Quizás afectado por la dureza de estos puños, el británico se detendría más en el quinto episodio, permitiendo que Algieri descargase un gran volumen de ganchos al cuerpo, buscados insistentemente para desgastar a su dinámico oponente. Pareció que alguno de estos hooks eran encajados con cierta dificultad por Khan, por lo que a partir de ese momento evitaría casi totalmente la pelea en corta, para gestionar su ventaja a los puntos con el manejo de sus rectos.

Por ello el visitante, llegado al ecuador del enfrentamiento y ya hasta el final, utilizaría nuevamente su efectivo manejo de la distancia larga para, con un certero jab, un fugaz 1-2 y combinaciones de directos tan rápidas como poco potentes, anotarse los asaltos a la vez que mantenía a distancia la mayoría del tiempo a su oponente. Con todo, Algieri no estaba tocado, puesto que con su buena guardia evitaba que las series de rectos de Khan le impactasen con dureza, aunque no se mostró tan efectivo para detener el contragolpeo con ganchos de su móvil rival. Las mejores oportunidades de Algieri en esta última parte del combate llegarían nuevamente con los golpes aislados en recto o gancho de izquierda tanto al ataque como a la contra, que le permitieron hacerse con un par de asaltos más a la vez que tambaleaba a un Khan que pareció con dificultades para encajar los golpes de mayor dureza.

En cualquier caso el habitual impacto de los directos del británico, pese a que muchos de ellos eran bloqueados, y la falta de continuidad en el golpeo de un Algieri que contaba bastantes puños de poder pero muy separados entre si, terminaron por dar la victoria a los puntos por decisión unánime a Amir «King Khan» Khan 31(19KO)-3(2) por tarjetas de doble 117-111 y 115-113. La puntuación de Bastión Boxeo es de 116-112 a favor de Khan.

Después de una muy amplia victoria sobre Devon Alexander, Khan experimentó muchas mayores dificultades para imponerse a una buena versión de Algieri. Sus rapidísimos combos de rectos le otorgaban a Khan la mayoría de los asaltos, mientras que claros puños a la contra terminaban por decantar a su favor los rounds dudosos. De todas formas Algieri impactó buenas manos en casi todos los episodios, destacando una estupenda derecha aislada que cerraba semiagachado y que fue un punto débil de Khan. Así, si bien Khan pudo imponerse con cierto margen aunque trabajando mucho, Algieri no pudo conseguirlo, pero mejoró en gran forma la imagen dada en su última actuación. Por ello Algieri, pese a la derrota, seguirá recibiendo en el futuro próximo buenas oportunidades y posibles cruces con rivales de la élite, mientras que para Khan, según muchos, es dudoso si esta victoria le servirá para alzarse a un combate con Mayweather, o lo que es lo mismo si el público le ve con suficientes oportunidades después de esta disputada pelea como para pagar el precio de un elevado pago por visión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *