Ahmed El Mousaoui – Junior Witter (17/4/2015)

La Palestre, Le Cannet, Francia.

En juego el título de la Unión Europea del peso welter.

El combate se inició igualado, con ambos boxeadores alternándose en el control del centro del ring en base a ataques desde atrás con golpes que solían errar su objetivo. Pese a esta paridad en las acciones y falta de acierto, a partir del segundo asalto El Mousaoui comenzaría a centrar su boxeo y a encontrar el camino para su derecha directa, tanto a la ofensiva como al contragolpe, y con estos y unos pocos golpes aislados más en croché de izquierda se iría anotando los siguientes asaltos y comenzaría a distanciarse en las cartulinas. Con todo, el enfrentamiento se seguía desarrollando un tanto deslucido, con constantes entradas en clinch forzadas por un Witter que se precipitaba en sus arremetidas y tenía que recurrir de forma constante a los agarres, momentos en los que aprovechaba para dar repetidos golpes al cuerpo, los pocos puños mínimamente claros que conseguía conectar junto algún croché de derecha desde la larga.
 

En estas circunstancias El Mousaoui aprovechaba su mayor altura para seguir contragolpeando con su directo de mano diestra las entradas de su oponente. En una de estas acciones, en el quinto asalto, el púgil francés conectaría un 1-2 que desestabilizaría a Witter, que pese a intentar agarrarse a la desesperada terminaría por caer, recibiendo la correspondiente cuenta de protección. Estando tan por detrás en las puntuaciones, del sexto asalto en adelante «The Hitter» variaría su táctica e intentaría buscar un golpe decisivo tendiendo una trampa a su oponente: varió su guardia diestra a guardia zurda y bajo los brazos esperando alcanzar con un cruzado de izquierda una entrada con directos del boxeador local. Aunque El Mousaoui no caería en el engaño, manteniéndose cauteloso, Witter se haría con un par de asaltos, más que por acierto de su táctica por haber dejado de arrojarse al ataque de forma patentemente precipitada.

De todas formas los golpes de Witter eran muy aislados, pudiendo contar tan solo algunos hooks de derecha al cuerpo y crochés de izquierda, por lo que después del séptimo asalto no ganó ningún otro más hasta el décimo, episodio de muy poca actividad en el que trabajó con el jab e hizo un tanto más que El Mousaoui. Con esta excepción el boxeador local se haría con el control nuevamente de los asaltos hasta el final, impactando su croché de izquierda, el hook de derecha a la contra y, en el penúltimo asalto, algunas claras derechas rectas. Además de una mayor claridad de El Mousaoui en el golpeo en esta última parte de la pelea hay que señalar que Witter finalmente recibiría el descuento de un punto en el noveno asalto por sus constantes agarrones, entradas en clinch en las cuales el británico por su menor altura en ocasiones empujaba con su cabeza, cosa que terminó abriendo una brecha en la barbilla del francés.

Con este desarrollo del combate, terminados los doce asaltos, era obvio quien iba a hacerse con la victoria, puesto que el boxeador local había impactado más golpes claros, se había anotado una caída y su rival había recibido el descuento de un punto. Por ello la puntuación de Bastión Boxeo era de 116-110 a favor de El Mousaoui. Pero los jueces dieron un resultado de decisión dividida, ya que dos de ellos dieron unos plausibles 118-109 y 116-110 en favor del boxeador francés, mientras que el tercer juez optó por una difícilmente justificable puntuación de 115-112 a favor de Witter, púgil que erró la mayoría de sus puños, que llegó con muy pocos golpes claros durante la pelea y que prácticamente se limitó a golpear el cuerpo de su rival en las incesantes entradas en clinch que forzaba.

En cualquier caso, dejando de lado las cartulinas, Ahmed El Mousaoui 22(5KO)-1 defendía por primera vez su título de la Unión Europea consiguiendo además una victoria que le debería situar cercano a la disputa del título EBU. Con todo, pese a la victoria en este embarrado combate, el boxeador francés deberá ofrecer una mayor frecuencia de golpeo e intensidad ofensiva, puesto que en caso contrario podría ser vencido en los combates cruciales que está cerca de alcanzar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *