Adrien Broner – John Molina Jr. (7/3/2015)

MGM Grand, Las Vegas, Estados Unidos. Peso Superligero.


Si la promotora de Broner esperaba que enfrentándole al coprotagonista de uno de los mejores combates del año pasado se iba a producir un magnífico duelo que iba a realzar la imagen del excampeón mundial se equivocaron, puesto que se produjo un insulso combate de boxeo en el que los abucheos se iniciarían en el primer asalto.

Bastante ejemplificador del transcurso del combate sería el round inicial, en el que ambos sumamente cautelosos apenas se lanzaron golpes, salvo algunos jabs de Broner y un intento de derecha directa. Molina durante la primera parte del combate se mostraría un tanto falto de recursos y de frecuencia, tratando de impactar algunas largas derechas que sólo en parte eran efectivas, siendo sus mejores manos algunos hooks repetidos al rostro con su mano diestra. Por su parte Broner se apoyaría mucho más en el uso del jab arriba y abajo y en el manejo de los crochés de ambas manos a la contra o en el ataque, aunque tampoco poseía un ritmo de combate lo suficientemente elevado como para parecer abrumador su dominio.

Pero pasado el ecuador de la pelea Molina espaciaría aún más sus golpes, consumiendo los asaltos sin mucho más que perseguir a su oponente. Esto permitiría que «The Problem» se anotase los rounds con muy poco, caminando ahora mucho más el ring y buscando los ángulos, conectando con mayor claridad y facilidad sus golpes en croché, uppercut o en la combinación directo de derecha-croché de izquierda. Así, pese a que Broner tenía la oportunidad de ofrecer un buen espectáculo conectando sus manos ante un rival que no le amenazaba, prefirió mantener su inactividad, su manejo de la distancia con el jab y sus escasos cruzados. Ante los abucheos esporádicos del público que pedían a ambos boxeadores que ofreciesen algo más, Broner sólo sabía o quería dar espectáculo haciendo algunas de sus habituales fanfarronadas o aprovechando las entradas en clinch para hablar con su rival.

Para poner el punto y final a este decepcionante combate, Broner gastaría más de la mitad del doceavo asalto corriendo por el ring, eludiendo a su oponente y sin lanzar golpe alguno, mientras era acompañado en su desplazamiento por las protestas del público. Con la lectura de cartulinas, que dieron puntuaciones de doble 120-108 y un 118-110, Adrien «The Problem» Broner 30(22KO)-1 se hacía con su trigésima victoria, triunfo que poco contribuye a la tantas veces denostada imagen de un púgil que pese a su habilidad y efectividad no muestra la misma superioridad en el ring que pretende con sus palabras. Pese a que tenía la oportunidad de brillar y no la utilizó, gran parte de culpa de este mal encuentro también la posee un Molina que a penas mostró combatividad ni intensidad en sus acciones y que ni siquiera cuando estaba muy próximo a su rival se atrevía a lanzar una mano.

 Se espera que Broner se vuelva a subir a un ensogado en verano, con un rival todavía por determinar, no siendo descartable que sea por una oportunidad mundialista. Lo que es más seguro es que Broner mantendrá su poco espectacular boxeo, pues según dijo al acabar el combate la ultima vez que peleó pensando en el público perdió.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios