Adrián Estrella – Eden Sonsona (16/5/2015)

Auditorio Miguel Barragán, San Luís Potosí, México.
En juego el título vacante WBC Internacional del peso superpluma.

El que se esperaba fuese un combate para que el prospecto Estrella adquiriese notable experiencia y se preparase para los grandes retos se convirtió en un inesperado tropiezo. El filipino Sonsona mostraría su peligro desde los primeros instantes de la pelea, cuando lanzando heterodoxos pero velocísimos hooks con ambas manos alcanzaría con claridad a un desprevenido Estrella. De todas formas el invicto mexicano no tardó en frenar el peligroso y desordenado inicio de su oponente con su sólido boxeo. Jabeando con firmeza para abrir la puerta a la derecha directa y a su hook diestro al rostro, el «Diamante» recuperaría el dominio de la situación, aunque Sonsona todavía dejaría muestras del nivel de su amenaza antes de que terminase el round inicial con sus peculiares ganchos (giraba sobre si mismo en exceso al lanzarlos) y con el directo zurdo.


En principio parecía que el boxeador local había enfriado el combate y se había hecho con el control, pero súbitamente todo terminaría. Tras atacar Estrella, al inicio del segundo round, con un 1-2-hook al cuerpo, éste quedaba detenido muy próximo a Sonsona que sorprendentemente conectaba un durísimo hook de mano diestra al rostro que tumbaba al joven prospecto. Estrella se alzó, pero tenía problemas para mantenerse equilibrado, por lo que el árbitro acertadamente detenía la pelea para no poner en riesgos innecesarios al púgil.


Así, un exultante Eden Sonsona 34(12KO)-6(2)-2, que siempre había tropezado en los grandes combates, conseguía su mejor victoria como boxeador, mientras que Adrián Estrella 22(20KO)-1 sumaba una por casi nadie esperada primera derrota. Que un boxeador de tanta proyección cayese derrotado en dos asaltos por un púgil casi desconocido puede resultar extraño, por lo que son muchos los que se preguntan cual ha podido ser la causa. Se podría argumentar una mala preparación, que no parece una buena respuesta, estando el mexicano aparentemente muy bien preparado. Se podría argumentar un exceso de confianza, pero no pareció que Estrella se dejase llevar por su condición de favorito, boxeando con firmeza aunque quizás con un exceso de agresividad y toma de riesgos. Por ello la respuesta más evidente parece la más acertada: en un deporte como el boxeo hasta el púgil más asequible puede girar las tornas de una pelea contra un campeón con una sola y certera mano, por lo que tras este desenlace Estrella deberá centrarse nuevamente y pasar página de la siempre dolorosa y desconcertante primera derrota, puesto que su futuro sigue pareciendo brillante.


De todas formas, no es Sonsona en absoluto un mal púgil, sino más bien uno desafortunado. Con casi 11 años como boxeador profesional, habiendo debutado antes de cumplir los 16, se ha batido con rivales de notable nivel viajando en varias ocasiones fuera de su país, obteniendo así la mayoría de sus derrotas, algunas de ellas muy ajustadas, como la cosechada ante el actual campeón mundial supermosca WBA Kohei Kono por decisión dividida. En cualquier caso en esta ocasión apostó fuerte y el riesgo dio sus frutos, puesto que si antes no aparecía ranqueado en la parte alta de ninguno de los organismos, tras esta victoria Sonsona podría llegar a entrar directamente al top 15 de la WBC, abriéndose ante él oportunidades inesperadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *