Shindo Go – Arely Muciño (6/12/2014)

Arena José Sulaimán, Monterrey, México.


En juego el título WBC femenino del peso mosca.

Después de las magníficas batallas femeninas de los últimos meses, tan buenas peleas que era difícil quedarse con tan sólo una como la mejor, el Muciño-Go se une a ellas como un formidable combate que demuestra que el boxeo femenino esta en una clara y constante línea ascendente en cuanto a nivel y espectáculo.

Tras breves instantes en que ambas boxeadoras se mantuvieron ordenadas y en distancia, enseguida Muciño se lanzaba a la ofensiva yendo a por su rival con un gran volumen de puñetazos en 1-2 y, una vez acortada la distancia, con combinaciones de hooks con ambas manos, aumentando todavía más su ritmo en el segundo episodio. En este la presión de la «Ametralladora» era tal y llegaba de forma tan clara con crochés que había prácticamente anulado el boxeo de su rival, pese a contragolpear a duras penas con algunos golpes rectos. En el tercer episodio Go reaccionó y aceptó el intercambio, produciéndose así un igualado cruce de golpes en que ambas se alcanzaban con hook arriba y abajo, uppercuts y directos, siendo quizás la japonesa la que más claro llegaba aunque por cortísimo margen. 


Llegados al cuarto episodio ambas disminuyeron el ritmo del combate, boxeando en la larga, distancia que favorecía a la campeona Go, pero esta lejos de imponerse (aunque llegaba con su derecha recta) era ágilmente contragolpeada por la mexicana con su mano adelantada en curvo y directo. Este asalto de momentánea «tregua» fue sólo un paréntesis en el combate, ya que en el quinto asalto regresaban al intercambio de golpes, en el cual Muciño se mostraba intratable, llegando de forma brutal con croché de izquierdas, gancho con ambas manos y uppercut de mano derecha. Go era consciente de que su cinturón se le estaba alejando por lo que en el sexto y séptimo round se hacía con la iniciativa, presionando a la aspirante, alcanzándola de forma no demasiado precisa ni contundente, defendiéndose bien la local al contragolpe.

Pero el octavo asalto, con Muciño hasta ese momento imponiéndose claramente a los puntos, daría un sorprendente vuelco a la situación: Shindo Go impactaba una durísima derecha que hacía tambalearse terriblemente a la boxeadora mexicana, que a duras penas podía aguantarse en pie después de este golpe, teniendo que resistir el resto del round de la mejor manera que podía, recibiendo nuevas derechas y hooks de una Go que buscaba el knockout. Finalmente, a base de coraje Muciño resistió, pero se la vería afectada durante el resto de contienda, disminuyendo su frecuente y férreo golpeo. La japonesa no estaba mucho mejor por lo que en el noveno y décimo asalto, con ambas muy cansadas pero ambicionando la victoria, intercambiaron golpes en la corta con lo que les quedaba, destacando un hook de izquierda arriba de Muciño y un uppercut de mano derecha de Go.

Tras el combate ambas mostraban en su rostro los estragos de tan dura y magnifica batalla, encuentro cuyo resultado fue decidido por las puntuaciones de los jueces. Estos por decisión unánime dieron el triunfo a Arely «Ametralladora» Muciño 21(10KO)-2(1)-2, que se hacía con el título mundial WBC. Las cartulinas fueron de 96-93, 96-94 y 99-91, siendo está última puntuación muy excesiva.

La formidable actuación de Muciño le permite hacerse con un título mundial nuevamente tras perder hace tres años su cinto IBF, dando una lección del empuje que debe tener un aspirante a título mundial. Una mención merece Go 14(9KO)-3 cuya valentía y tenacidad le permitieron estar cerca de la victoria en el octavo episodio y pese a no alcanzarla ofrecer un espléndido trabajo.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios