Matthew Macklin – Jorge Sebastián Heiland (15/11/2014)

3Arena, Dublín, Irlanda. En juego el título WBC Internacional del peso medio.

El local Macklin enardecido por el apoyo del público comenzó fuerte la pelea, atacando con su 1-2 y con el hook buscando el plexo y el rostro. Heiland replicaba en este primer asalto con no demasiada intensidad, pero amenazando con un largo directo de izquierdas (Heiland es zurdo). Este mismo golpe destacaría entre los combos de golpes largos que le valieron el segundo round, anotándoselo con la oposición de Macklin, que realizaba combinaciones de jab-hook de derechas.

Pero a partir del tercer episodio la paridad de la pelea dejó paso al dominio del visitante Heiland, que desplegaría una y otra vez el 1-2 o el directo de izquierdas aislado, golpe con el que martillearía repetidamente a «Mack the Knife». Éste buscaría la distancia corta para poder trabajar con su hook, pero empezó a entreverse que podría complicársele el combate al encajar algunas manos muy duras y por la falta de continuidad en sus acciones. Aunque sólo acababa de comenzar el descalabro.

En el cuarto y quinto episodio Macklin fue primero mostrándose desgastado y después definitivamente desdibujado, siendo arrinconado por las ofensivas del argentino con series 1-2-hook abajo y combos de rectos. En el sexto asalto el británico reaccionó un tanto, utilizando su derecha directa y su hook para frenar los ataques de Heiland, recurriendo además a acortar la distancia y entrar en clinch para no permitir a su rival golpear en la larga, desde donde controlaba el combate. Pero está ligera reacción fue diluida en el séptimo episodio en el que «El Gaucho de Pigüé» conectó un duro hook de mano izquierda al rostro que dejo un tanto lastimado a Macklin. Éste, como suele ser habitual en sus combates, alzaba el brazo al terminar el round pretendiendo demostrar que había sido un asalto dominado por él, pero era al contrario, ya que incluso el árbitro se aproximaba cada vez más comenzando a sopesar una detención de la pelea.


Macklin sacó lo que le quedaba y quemando su último cartucho ofrecería un buen octavo asalto, aprovechado un apreciable cansancio en Heiland, comprensible por su constante presión y buena cantidad de manos. De este modo el británico contragolpeaba a su rival con croché de izquierdas y pasaba al ataque con el directo de derechas. Pese a esta reacción de su adversario Heiland se lanzó al ataque definitivamente en el noveno round, impactando con combos de rectos y curvos contra un Macklin apoyado en las cuerdas, pero que con coraje contragolpeaba con dos hooks al rostro, uno de los cuales tambaleó un poco a Heiland. De todas formas el combate estaba ya decidido con un MacKlin muy desgastado. El punto y final de la dura pelea llegaría con un brutal KO en el décimo asalto producido por un terriblemente preciso croché de derechas de Heiland, que alcanzaba a Macklin en el mentón.

Aunque todo estaba preparado para que el local Macklin 31(20KO)-6(4) se hiciese con una victoria que le catapultase de nuevo a los grandes combates, el visitante Jorge Sebastián «El Gaucho de Pigüé» Heiland 25(13KO)-4-2 dio la sorpresa de la jornada, siendo él quién ha llegado a los grandes combates estando cuarto en la lista de la WBC. Además, está inesperada victoria no fue fruto del azar, sino que fue duramente trabajada y ganada por Heiland, que puso todo lo que tenía en sus puños para ganar cada round.

Suscríbete
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios