Luís Carlos Abregu – Sadam Ali (8/11/2014)

Boardwalk Hall, Atlantic City, Estados Unidos.

En juego el título WBO Intercontinental del peso welter.

Durante los primeros 4 asaltos Ali consiguió imponer su boxeo de manera clara, y pese a su poca frecuencia de golpeo se llevaba los asaltos sin demasiado esfuerzo. Esto era así gracias a su boxeo de desplazamiento, que además de evitar la presión de Abregu con pasos laterales le permitía realizar ofensivas eventuales entrando y saliendo con su 1-2. Esta situación era facilitada por la falta de actividad de «El Potro» que debería haber acortado la distancia con un medio paso, limitándose por contra a perseguir a Ali lanzando algún directo, croché o hook aislado.

A partir del quinto el púgil argentino aumento su presión, consiguiendo llegar a una distancia más corta donde poder lanzar directos y crochés, aunque de manera poco resolutiva debido a la falta de precisión de los mismos. La mayor actividad de Abregu obligaba a Ali a recurrir más al contraataque, basado principalmente en el hook de izquierda y el directo. Este mismo golpe sería el causante de la primera caída del combate:


Cuando Abregu iba a entrar Ali lanzó por sorpresa una derecha recta que impactó en el mentón de su adversario derribándolo. En la reanudación «El Potro» tuvo que recurrir al desplazamiento para aguantar en pie el resto del asalto, viéndosele un tanto tocado. Al comenzar el séptimo round, gracias a su estupendas condiciones, se le veía considerablemente recuperado, pasando al ataque, pero una contra con uppercut de mano derecha de «World Kid» le volvía a dejar sentido, pasando Ali a perseguirlo para buscar el KO. Nuevamente Abregu se recuperaría e incluso alcanzaría la distancia corta lanzando bastantes golpes, aunque la falta de precisión y las buenas esquivas de su rival le impedían sacar demasiado beneficio de estas acciones.

En el octavo asalto y en el noveno Abregu siguió con una actividad ascendente, pasando a presionar fuerte, obligando a que su rival se quedase en algunos momentos parado en las cuerdas. Incluso en el noveno llegaba a conectar repetidamente buenas derechas rectas, pasando su adversario algunos apuros. Justo en este momento de crisis el púgil norteamericano impactaba un hook de izquierdas a la contra que hacía retroceder a Abregu, siendo nuevamente hostigado por una repetida derecha recta y finalmente derribado con un combo directo-croché de izquierda.

Después del conteo del árbitro (Abregu se levantaría a tiempo) Ali se lanzaba a buscar el KO golpeando con su derecha directa y el árbitro, súbitamente, se ponía de por medio y detenía la pelea dando la victoria por KO Técnico al boxeador local.

La detención del combate parece bastante precipitada, ya que Abregu 36(29)-2(1) estaba activo, con los brazos en alto y no había recibido muchos golpes sin respuesta, siendo además un púgil que nunca antes había perdido por knockout. Aunque esta decisión nos priva de un último asalto que podía haber sido muy emocionante, y que podía haber compensado lo tedioso de la primera parte de la pelea, lo cierto es que la victoria de Sadam «World Kid» Ali 21(13KO)-0 fue muy clara, dando una gran actuación en cuanto a boxeo dinámico. Pero hay que reprochar la poca frecuencia de golpeo de Ali, que en algunos asaltos se limitaba a realizar 3 combinaciones de 1-2 en todo el round, lo suficiente, por otro lado, para anotarse el episodio. Además mostró muchos mayores recursos con sus piernas que con sus manos, ya que sus ágiles movimientos no se correspondían con una variedad en las trayectorias de golpeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *